Sesión 3

La lectura para el martes 15 de febrero es Ibarra (2003).

Acerca de Manuel Bautista-González

I am a doctoral candidate in United States History at Columbia University in the City of New York. I specialize in American economic, business, entrepreneurial, financial, banking and monetary history. For my dissertation at Columbia, I study the concurrent use of domestic and foreign currencies as means of payment and their relationship with interregional and external trade circuits and financial markets in antebellum New Orleans. I am also interested in Mexican and Latin American history, global history, the history of economic thought, the history of economics as discipline and profession, the methodology of economics and economic history, as well as the broader relationship between history, economics and other social sciences.
Esta entrada fue publicada en Sesiones y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

36 respuestas a Sesión 3

  1. Ana Laura García González dijo:

    La historiografía toma un nuevo rumbo a partir de la década de 1990 fusionando partes de la teoría convencional con distintos enfoques e instrumentos de análisis, además se ha despertado un mayor interés por estudiar la economía desde la perspectiva histórica puesto que anteriormente la historiografía era de corte político y jurídico dejando huecos en lo que a economía se refiere, la nueva adopción de teorías y perspectivas ha permitido que varios sucesos económicos logren evaluarse a partir de su trayectoria a lo largo del tiempo, tal evaluación es respaldada también por crecientes datos basados en métodos de cuantificación utilizados en economía todo esto da como resultado explicaciones cada vez más certeras , sin embargo, la historia económica se enfrenta en este punto a un obstáculo: la falta de datos confiables y continuos provenientes de las instituciones; de esta manera se vuelve a abordar en la importancia que tienen las instituciones eficientes pues también su desorganización da paso a errores o falta de información que obstaculizan la investigación y su conclusión, por otro lado es también desde la perspectiva de las instituciones donde se ha logrado explicar acontecimientos económicos que no tendrían sentido con la sola explicación de la intervención de la mano invisible; de esta forma en la investigación actual se han integrado la ciencia política, la economía y la historia para explicar los fenómenos con mayor detalle.

    Opinión: Resulta poco útil estudiar la historia como una serie de sucesos cronológicos que tienen una consecución en el largo plazo pues es en estos casos donde no es posible apreciar gran parte del impacto que tiene el pasado sobre el presente, por ello el nuevo giro que ha dado la historiografía económica resulta fundamental para comprobar que es el estudio de la historia lo que también permite a la economía avanzar como ciencia y no sólo la creación de teorías inaplicables a la realidad que provocan una serie de errores graves dado que la economía “experimenta” con seres humanos y con su entorno; este paso en la investigación es por supuesto importante y es también necesario que no sólo se logren obtener perspectivas de largo plazo si no también conclusiones que nos permitan modificar el rumbo de nuestro presente.

  2. Rodrigo Aliphat Rodriguez dijo:

    Es interesante ver la evolución que ha tenido el estudio de la historia económica y en este caso la mexicana, a lo largo del tiempo, al inicio el estudio y el análisis de la historia era marcado por corrientes de pensamiento que impedían el pleno análisis de la historia. Es en la década de los noventa donde se da una apertura hacia nuevas formas de análisis de la historia y principalmente la historia de las instituciones partiendo de una metodología que compartiera características del marxismo y estructuralismo dependentista pero también de la teoría económica; una “criometría mexicana”. Bajo esta premisa se da un nuevo análisis de la historia económica mexicana que permite poder entender de una manera mas clara distintos sucesos económicos y de igual manera poder interrelacionarlos. Sin duda alguna dentro de este nuevo análisis ha saltado a la luz la importancia de las instituciones en la historia económica, debido a que a dado respuestas cualitativas a problemas que solo habían sido estudiados de manera cuantitativa. La nueva historiografía ha dado lugar a cuatro nuevos campos de estudio que son: nueva historia financiera, historia fiscal, nueva historia industrial y nueva historia empresarial.
    La nueva historia económica se ha vuelto una historia interdisciplinaria donde para poder tener un análisis correcto, es necesaria tomar en cuenta otras variables aparte de la económica.
    En mi opinión es una lectura que nos reafirma la importancia de la historia dentro del análisis económico actual, pero que es necesario analizar la historia con una metodología que nos permita incorporar distintas corrientes de pensamiento económico y de igual forma que dentro de este análisis se incluyan a las instituciones como un actor determinante.

  3. Villegas Sandoval Julio Adrián dijo:

    Antonio Ibarra plantea que en la década de los noventa hubo un gran avance en la forma de hacer historiografía económica, ya que había fuentes mejor sistematizadas y una mayor capacidad analítica, que fue impulsada por una reorientación de la economía al análisis histórico. Asimismo, gracias al neoinstitucionalismo se pudo lograr una nueva revisión de la historia económica mexicana (en especial en temas como la historia fiscal, financiera, industrial y empresarial), a la luz de nuevos enfoques, del empleo de nuevos instrumentos para mejorar el análisis y a través de evidencia cuantitativa.
    Cabe señalar, que la nueva historia institucional mencionada por el autor, ha ayudado a interpretar de manera distinta la conducta económica, así como a desarrollar de manera mas fundamentada el papel de las instituciones y de las organizaciones en el comportamiento del mercado y de los actores económicos. Como resultado se ha reforzado la metodología de investigación de la disciplina económica, que se ha reflejado en la calidad de esta, por lo que podemos suponer, que la década de los noventa marca una nueva era en la interpretación del pasado económico mexicano. Este nuevo despertar por la historia en conjunto con las herramientas brindadas por la teoría económica, forman parte de esta nueva forma de hacer análisis económico.

  4. Yañez Macias Nadia Alexandra dijo:

    La lectura abarca el cómo ha cambiado la investigación histórica, enfocada a la historiografía económica, inicialmente se hace alusión a Enrique Flores Toscano que ofrece diversas versiones sobre la historiografía mexicana en específico, resaltando a la institucionalización de la disciplina, la profesionalización y el protagonismo de las ciencias sociales en el conocimiento histórico. Se pone como incógnita si se podrá leer la historia de una manera objetiva, levantando una reconstrucción histórica y vinculándola a las corrientes que hoy transforman el pensamiento económico; en específico se alude a la historiografía económica de los años noventa, que alcanza un punto de madurez gracias a un tipo de fuentes mejor sistematizadas, una mayor capacidad analítica y a la información cuantitativa. Todo se dirige a una nueva estrategia de investigación, a la evolución de la historiografía mexicana (también gracias a la evolución de las temáticas de investigación); el empirismo y las teorías modernas también han tenido mucho que ver. Se habla de la evolución de la historiografía mexicana gracias a la evidencia e información con la que se cuenta, que provee de nuevos elementos de reflexión, aún se enfrenta con muchos retos pero sin duda alguna se ha tenido un avance muy importante.

    Sin duda alguna nuestras condiciones informativas hoy en dìa nos permiten una reconstrucciòn del pasado màs objetiva y con un enfoque basado en evidencia significativa, con el desarrollo de nuevas tecnologìas es impresionante lo que puede lograrse, en la lectura se menciona algunos aspectos de la colonia (històricamente hablado) que carecìa de evidencia seriada, hoy en dìa es posible. De esta manera, con informaciòn mas consisa realmente se puede ver a la historia de una forma objetiva, tambièn muchs aspectos radican en la interpretaciòn de esa informaciòn y en Mèxico como lo menciona la lectura ha representado un avance intelectual apoyado del avance tecnològico, ha sido muy importante el quitar algunos prejuicios apoyados en teorìas un tanto arraigadas para dar paso a las teorìas modernas, la innovaciòn en la investigaciòn, las temàticas, etc; se le ha dado un nuevo giro a la historiografìa mexicana en todos los aspectos y aunque aùn falta mucho por hacer, debemos de abrirnos hacia nuevas posibilidades de pensamiento, de metodologìa para la investigaciòn y de nuevas fuentes de informaciòn precisa que abren un nuevo panorama.

  5. Murrieta Roque Nidia Karen dijo:

    El texto expresa que durante la década de los noventa la historiografía mexicanista sufre un gran cambio esto se debe a la importancia que adquiere la escuela neoinstitucionalista y por tanto la influencia que esta tiene en los historiadores; lo que trae como consecuencia que se haga una revisión del estudio de la historia económica mexicana en especial el de la época colonial para que existan avances que nos permitan conocer cómo es que realmente la economía colonial se ve afectada por el desarrollo de las reglas formales e informales . Este nuevo enfoque neoinstitucionalista da la pauta para que surjan nuevas historias en el ámbito fiscal, financiero, industrial y empresarial; una vez desarrolladas se llega a la conclusión de que la falta de un marco institucional se presenta como un obstáculo para que el cambio económico se lleve a cabo de una manera correcta. De esta forma se trata de que con las herramientas que nos proporciona el presente se realice un estudio de la historia para un entendimiento mejor del pasado.

    Coincido con la idea de que se deben usar las herramientas que nos dan las mejoras en el estudio de la historia económica para que de esa manera existan mejoras en el estudio y la comprensión del pasado. De esta forma con el paso del tiempo se da la pauta para que exista una mejor comprensión del pasado económico no solo de una nación sino del mundo entero para encontrar el por qué algunas naciones están más desarrolladas que otras y el por qué si implementas las mismas estrategias no se obtiene el mismo resultado.

  6. Nava Jiménez Diana dijo:

    En esta lectura lo que principalmente se aborda es la forma en la que se ha estudiado la historia económica del país, y se hace hincapié en que el siglo XIX ha sido complicado su estudio dada la poca información con la que se creía contar, para esto Hacienda ha sido de gran utilidad y hace que el estudio se enfoque en la historia monetaria de ese tiempo.
    Con la influencia de la historiografía estadounidense y española se han integrado nuevas herramientas para el estudio de la historia económica del país, como la combinación de de datos cualitativos y cuantitativos, dejando un poco de lado a la teoría económica.
    Con el desarrollo de la historiografía institucional, y posteriormente neoinstitucional, gracias a nuevas herramientas para estudiar la historia y la importancia que tiene el marco institucional, fue posible dar una “explicación política desde el análisis económico”, por lo que se da una mayor integración disciplinaria que posibilita tener una mayor visión del pasado.
    Esta lectura amplia nuestra visión acerca de cómo es que el institucionalismo y el neoinstitucionalismo llego para hacer un estudio de la historia más amplio, y en el caso específico del país para usar datos que antes se tenían y que se creía no eran tan útiles.

  7. Scarlet Allison Ruiz Ortiz dijo:

    La lectura que pudimos leer con anterioridad: “La historia mexicana de los noventa, una apreciación general”, de Antonio Ibarra, interpreta el cambio tan grande que vivió la historia económica en la década de los noventa. Esto fue por el cambio a la teoría neoclásica que necesitaba de un análisis cuantitativo para explicarse. En esa década nos encontramos con un estudio más profundo de la historia fiscal, la financiera, la industrial y la empresarial. Por último podemos resaltar el institucionalismo como medio para explicar la historia económica que vivimos en la actualidad.
    OPINIÓN
    Como podemos observar, en esa década encontramos diferentes enfoques que van ayudando a tener un mejor entendimiento de la Economía en su conjunto. Considero importante que las instituciones nos ayuden a interpretar lo que estamos viviendo actualmente, ya que básicamente nos regimos con sus reglas. Las diversas opiniones de los autores, en las diferentes áreas de estudio que se dan en la Economía, nos dan un panorama muy amplio del cual podemos elegir a nuestro gusto lo que más nos interese. El problema de las décadas pasadas era la información incompleta de la que se contaba, hoy en día podemos entender varios fenómenos pues los medios de comunicación y las instituciones nos han proporcionado esa ventaja.

  8. José Pablo Monzón Garcia dijo:

    • La lectura habla de cómo el estudio de la historia económica en México se ha ido modificando el en trascurso del tiempo, debido a las diversas necesidades que se tienen de esclarecer ciertas cosas del pasado económico de nuestro país. Dicho cambio de método se comenzó a emplear en la década de los 90´s , en la cual se comenzaron a utilizar diversos tipos de métodos de análisis del pasado económico del país.

    La historiografía económica aborda ciertos temas los cuales se habían dejado de estudiar ya que al emplear en ellos de las diferentes formas de investigación histórica que se utilizaban en tiempos pasados no se llegaba a nada concreto o se llegaba al mismo punto de partida, pero gracias a la historiografía económica la cual comenzó a utilizar herramientas como la estadística, datos ofrecidos por algunas instituciones de la época se logra llegar a dar una perspectiva de lo que era México en tiempos pasados de una manera más exacta.
    Desde mi punto de vista es bueno tener una idea de cómo son la instituciones en nuestro país y estas como han ido cambiando a lo largo de nuestra historia de acuerdo a las necesidades que se han ido presentando.

  9. Hamdan Camargo Enid Daniela dijo:

    En los años noventa, la historiografía mexicana dio un gran cambio pues se le dio un nuevo enfoque al auxiliarse de la teoría económica, al acreditar el análisis cuantitativo en investigaciones, al adaptar la investigación empírica, al influenciarse de modelos de otras disciplinas, al abandonar la cultura polémica y al desacreditar a la teoría como recurso metodológico; y con esto el conocimiento del pasado económico mexicano se ha ido ampliando significativamente y se han retomado temas que ya se tenían en el olvido por falta de evidencia empírica y de instrumentos de medición.
    Ha surgido una nueva historia financiera, fiscal, industrial y empresarial, en donde el marco institucional tiene una gran importancia y sirve como un instrumento muy útil para la explicación histórica.
    Opinión: La historia económica es un instrumento muy útil para la economía ya que sirve para conocer cómo es que han sido las cosas en el pasado y así poder implementar políticas económicas eficientes para el presente y futuro en temas referentes al funcionamiento de los mercados y al comportamiento de los agentes económicos; temas que se estudian con mayor detalle en el presente gracias al conocimiento del marco institucional, cuestión que en el pasado estaba olvidada.

  10. Rubén Hernández Cordero dijo:

    En los años 90´s tenemos ese parte aguas, ese cambio metodológico en la historiografía mexicana, ya que proporcionó al historiador económico una serie de nuevas herramientas para analizar el pasado. Proporcionó nuevos utensilios para poder diseccionar las complejidades y adentrarse a temas como la historia fiscal, monetaria, inflacionaria de la época colonial tardía, que no se conocía a detalle. Entonces con ayuda de nuevas disciplinas se pueden recoger datos de “instituciones” y así clarificar el panorama para el historiador. Vemos como se incorporan estos elementos de análisis en el mismo marxismo, que pasó de ser una doctrina meramente retórica a una ideología que investiga con instrumentos de análisis contemporáneos.
    En mi opinión, me parece que sumado al análisis desde el punto de vista de las instituciones, tenemos con este desarrollo interdisciplinario, más elementos para hacer un detallado recorrido por nuestro pasado (Económico que es lo que nos compete), entendiendo así porque estamos parados donde estamos. Es decir, entendemos mejor nuestra realidad con el minucioso estudio del pasado para así, poder tomar decisiones en la modificación de nuestro presente y quizá sobre el porvenir.

  11. Eduardo Hernàndez Pinto dijo:

    En un principio el autor cita a Enrique Florescano quien pudo ofrecer una versión de los cambios de la historiografía mexicana de la 2° mitad del siglo XX y advirtió que la generación presente debería ser capaz de levantarse de los fracasos y poder desarrollar generaciones creativas y productivas.
    La historiografía mexicana de la década de los noventa se desarrolló a un punto de madurez con mayor capacidad analítica y un análisis histórico que reflejó resultados visibles y que pusieron a México en un notable grado de desarrollo. A través de este cambio historiográfico se dieron 2 hechos importantes, el abandono de la cultura polémica (marxismo) y la desacreditación de la teoría como recurso metodológico, por otra parte la creciente influencia de la teoría neoclásica hicieron que la historia del pensamiento económico recurriera al análisis económico aplicado al pasado.
    Me parece un texto que reconoce la importancia que tiene el estudio de la historia económica en el desarrollo de un país y sobretodo la evolución e influencia que ha tenido dicha corriente en México.

  12. Muñoz Soto Jair Rodrigo dijo:

    La idea principal del autor (Antonio Ibarra) es introducirnos en la evolución del conocimiento histórico de México en la década de los noventa principalmente. En ese lapso, apunta el autor, la historiografía económica de México ha logrado avances significativos, entre otros, abordar los temas de antaño mediante una perspectiva actual. Asimismo, grandes influencias han coadyuvado en este desarrollo historiográfico -estadounidenses y españolas-. De esta manera los conocimientos en la materia se vieron favorecidos en calidad y cantidad. A su vez, la parte cuantitativa de la economía, así como la teoría neoclásica, también formaron parte del desarrollo, no sólo de la investigación sino también en los modos de enseñar la historia económica.

    Como economistas, para poder comprender la situación presente y generar una nueva perspectiva a futuro tenemos que darnos a la tarea de investigar y entender la historia económica, analizarla mediante métodos cuantitativos y generar así una visión más amplia y desarrollada del contexto actual, nacional e internacional. Es de esta forma que la historiografía seguirá fomentándose y, a su vez, desarrollándose con el único fin de hacer entrever el futuro. “Con los ojos críticos posados sobre el pasado, pero con los pies en el presente”.

  13. Jaimes Cabrera Pedro dijo:

    En esta lectura, el autor busca darnos los avances dentro del estudio de la Historia Económica, con el desarrollo mayor del eclecticismo firme y argumentativo en el estudio, que en las posturas ideologicas establecidas en el planteamiento teorico. En este tipo de analisis del desarrollo mexicano en tiempos más precarios resulta ser incipiente, dónde los nuevos marcos han revolucionado el estudio durante los años noventa y el punto de inflexión que representa. En este nuevo analisis se ha echo una gran profundidad sobre el aspecto financiero y bancario que ha tenido dificultades en analisis más remotos.

    En mi oponión personal destacan la revolución neoinstitucionalista, acerca de sus alcances dentro del desarrollo del estudio de la historia económica, pero creo que a pesar de que se ha buscado dar un mayor eclectiscimo con el objetivo de dar una mayor uniformidad al analisis económico, siento que todavía no ha logrado tal alcance, esto es debido a que las fuentes todavía llevan consigo elementos de perspectiva ideologica, así como también la separación que se busca al aplicar la teoría económica en el tiempo.

  14. Alma Daniela Martínez Aguilar dijo:

    El autor en general nos habla sobre la importancia de unir la historia, es particular el pasado de la economía mexicana, con las teorías, pero en particular con las teorías modernas y dejar atrás los dogmas que se tenían. Nos menciona que es mejor una investigación regional sobre el pasado de la economía mexicana para poder entender mejor la situación actual y retomar aquellas acciones que contribuían al país.

    En mi opinión si es importante que estudiemos el pasado económico de México para entender la actualidad, pero difiero con retomar cosas del pasado, creo que son siglos de historia lo que han llevado a este país como está y no podemos culpar únicamente a los últimos gobiernos; para mi es importante saber sobre el pasado mexicano pero para retomar las cosas buenas que le dieron un levantamiento al país, pero no es necesario profundizar, y sería mejor ver otras alternativas o comprar con otras economías para tomar las cosas buenas de ellas. También difiero en lo que el autor menciona que la cultura no es parte de la historiografía, al contrario, creo que el desarrollo de un país y en particular de México está muy afectado por la cultura que tenemos todos, porque todos jugamos un papel importante en el desarrollo del país y para mí, desde ahí es donde se puede comenzar a estudiar la historia, refiriéndome al ámbito de desarrollo económico como se podría comprender la situación que estamos viviendo.

  15. Rodríguez Muñoz Lesly Jamileth dijo:

    Podemos percatarnos de la evolución en el desarrollo de México tomando como referencia principalmente a las corrientes que se han ido instaurando con el paso del tiempo, el autor analiza la historiografía en los años noventa, donde se dan grandes cambios significativos en el funcionamiento de la economía, menciona en especial cuatro nuevas historias: fiscal, financiera, industrial y empresarial, además de los instrumentos para su análisis. Sin embargo tenemos que tener en cuenta que el cambio entre finales del siglo XIX y XX no ha sido muy significativo en la cuantificación. Por otro lado nos brinda una alternativa enfocada a restaurar nuestras instituciones con el marco jurídico correcto y un funcionamiento eficaz basándose en el neoinstitucionalismo con la ayuda pertinente del estado. El análisis que nos presenta el autor me ha parecido una gama de opciones aplicables actualmente con la cual podríamos buscar la restructuración del mismo país tomando en cuenta la historiografía de la misma y las herramientas necesarias para poder hacerlo.

  16. Coto Tur Aldrin Luis dijo:

    En el texto, se ilustra el cambio ocurrido en la década de los noventa, debido a la existencia de una mayor capacidad analítica y a un giro historiográfico considerable hacia una economía aplicada al análisis histórico. En dicha década se desempeña una nueva estrategia de investigación a favor del desarrollo, lo cual posibilitó un salto de conocimientos en cantidad y en calidad; mucho de esto debido a las influencias de teorías modernas, pero lo que posibilitó todo este cambio y a su vez produjo un efecto convergente fue el declive del marxismo y del pensamiento estructuralista latinoamericano. Importante mencionar la aplicación del análisis cuantitativo en la investigación histórica y la influencia de la teoría económica neoclásica. Todo esto trajo un cambio en la manera de entender, investigar y enseñar la historia económica.

    Opinión:
    La lectura nos guía de forma muy clara hacia cada eslabón que fue trascendental en dicha década por lo cual se considera de gran importancia en la historiografía mexicana. Se nota con claridad como punto tras punto el autor nos hace ver con firmeza la certeza en los enfoques que son más logrados profesionalmente hablando, debido mucho de eso a la unión de los economistas y los historicistas. Se nota como se cambia de raíz, la calidad de la historiografía económica mexicana lo que trae como consecuencia favorable una ampliación del conocimiento y del desarrollo. El texto me pareció muy interesante.

  17. Monroy Gómez Franco Luis Angel dijo:

    En el texto se aborda la situación de la historiografía económica mexicana hacia finales de los noventa. Por un lado se habla del retorno a viejas temáticas bajo la luz de nuevas fuentes, lo que ha permitido avanzar en temas que anteriormente se habían clausurado, como es el caso del tema de la historia de las finanzas y de la hacienda pública. Por otro lado, esta focalización en el análisis empírico en muchos casos trajo consigo un abandono de la teoría como cuerpo explicativo y estructurador de los diferentes resultados empíricos. Esto se debió al debilitamiento de los cuerpos teóricos hegemónicos dentro de la historiografía mexicana: el marxismo y el estructuralismo. Este debilitamiento trajo consigo que otras corrientes también adquirieran importancia como son el neoinstitucionalismo y la cliometría, que conviven con las anteriormente señaladas. Dentro de las nuevas escuelas de pensamiento, el autor recalca la importancia que ha tenido el estudio de las instituciones para explicar el desarrollo histórico de algunos aspectos de la economía mexicana a partir de la cual han surgido la “nueva historia fiscal”, la “nueva historia financiera”, la “nueva historia industrial” y la “nueva historia empresarial” Todas estas nuevas ramas de estudio han sido abiertas por el enfoque neoinstitucional que se ha ido consolidando dentro de la academia mexicana.

    Estoy de acuerdo con el autor en la importancia que tiene la revitalización del estudio de la historia económica de México basándose primordialmente en fuentes tanto cualitativas como cuantitativas. Si bien el análisis cuantitativo no describe completamente que sucedió en un momento histórico dado, sí brinda la capacidad de describir que sucedió con algunos factores y a partir de ellos y del conocimiento teórico tratar de explicar el cuadro completo. En ese sentido considero remarcable el que más de un historiador y economista en la actualidad se avoque a la construcción de series estadísticas de periodos de tiempo poco estudiados, pues sienta las bases para su estudio a profundidad de estos periodos en un futuro. Sin embargo considero extraño el que no se haya dado un debate entre las diversas corrientes que existen actualmente en la academia mexicana, creo que se debe en gran medida a que salvo el neoinstitucionalismo que se ha ido consolidando, el resto de escuelas aún se encuentra atravesando por procesos de construcción o de reconstrucción interna. Creo que es necesario que ocurran estos debates pues mediante ellos las diversas escuelas de pensamiento pueden revisar sus premisas y hacer una autocrítica que impulse su desarrollo.

  18. Manuel Bautista dijo:

    García Ana: Tus oraciones son muy largas y difíciles de entender: tu primer párrafo

    es una gran oración! Utiliza puntos en vez de comas… Buena opinión personal. (9)

    Aliphat Rodrigo: Se escribe “cliometría” y no “criometría”. ¿Son las instituciones

    “reglas” o “actores”? (9)

    Villegas Julio: Buen resumen. Faltó opinión personal (8.5)

    Yáñez Nadia: Revisa tu texto con el corrector de Word antes de enviarlo: los acentos graves (`) no se utilizan en castellano. Se escribe “concisa” y no “consisa”. Escribe oraciones más cortas. (8.5).

    Murrieta Nidia: Muy buen comentario. Intenta redactar con oraciones más cortas. (10)

    Nava Diana: Escribe un comentario de sólo dos párrafos. Si vas a citar entre comillas, menciona la página a la que haces referencia. (9)

    Ruiz Scarlet: Muy buen comentario (10).

    Monzón José: Faltó opinión personal (8.5).

    Hamdan Enid: Muy buen comentario (10).

    Hernández Rubén: Se escribe “noventa” en vez de “90’s” y “parteaguas” en vez de “parte aguas”. (10).

    Hernández Eduardo: Buen comentario (9).

    Muñoz Jair: Muy buen comentario (10).

    Jaimes Pedro: Se escribe “hecho” en “ha echo” y “opinión” en “oponión”. Buen comentario (9).

    Martínez Alma: ¿Qué tanto debe profundizarse en el pasado, entonces? Estupendo comentario (10).

    Rodríguez Lesly: ¿Es pertinente la historia económica para los tomadores de decisiones en materia de política económica? (9.5).

    Coto Aldrin: Muy buen comentario. ¿Qué quieres decir con “historicistas”? (10).

    Monroy Luis: ¿Es factible comprender la realidad a partir de modelos simplificadores? (10).

  19. Pamela Valdivia Bolaños dijo:

    El texto habla de la evolución del pensamiento histórico económico en México, desde los años 90´s, se ha mostrado un gran avance ya que se cambio la manera de ver los hechos económicos con una estadística aplicada a la economía. Esta nueva forma de narrar la historia económica regresa a las fuentes, es decir ver de dónde salen los hechos y estadísticas para analizar algún suceso. Claro que se analizan varias etapas de la economía pero una de las que se analiza y de la que menos se tenía información es de la época de la colonia, y con esta nueva forma de analizar la historia económica, se sacaron nuevas fuentes para investigar precios, inflación, bancos, mercados y demás información económica en la colonia. Gracias a este cambio de analizar la historia dejando atrás al marxismo y el estructuralismo independentista, se llega a conocer más a fondo la historia de nuestro país.
    Conocer más a fondo la historia económica de nuestro país me parece realmente importante ya que es necesaria para saber las razones de cómo y porque estamos aquí, la parte de la colonia es muy interesante porque no se tienen datos como tal que demuestren el PIB o exportaciones o importaciones, ni siquiera una evolución de la banca ya que no había una banca mexicana. Y como dice al final del texto que la economía también depende de su historia, y cada vez esta área de la economía toma importancia, es necesario seguir investigando a cerca de temas de los que no se tengan total conocimiento.

  20. María Teresa Santos Ramón dijo:

    Ibarra sitúa en la década de los noventa el surgimiento de una cliometría en México, dejando atrás visiones ortodoxas con un estudio historiográfico apoyado en el empirismo y datos estadísticos, gracias a esto se abrieron nuevamente temas de debate, cerrados hasta entonces por falta de información. En éste nuevo giro dado por la historia económica se cuenta con estadística fiscal y económica diversa permitiendo grandes avances en cuanto a historia fiscal y financiera. Ibarra subraya la importancia de un enfoque institucional contra un enfoque cultural, ya que si bien este último influye en la conducta de los agentes económicos, no deja de ser subjetivo. Por lo tanto, la historia económica actual tiende a mayor integración disciplinaria permitiendo un encuentro entre economía, ciencia política e historia.
    En mi opinión, es esencial un estudio historiográfico de la economía que integre la política con la historia ya que a lo largo del tiempo la sociedad y su organización no han sido idénticas sin embargo, las instituciones aunque no inmutables han prevalecido a lo largo del tiempo, por ende el enfoque institucional me parece interesante y revolucionario para el estudio de la economía a través del tiempo. Por otro lado, yo pensaba que la información estadística económica actual era más rica que en otras etapas de la historia ahora veo que no.

  21. Andrea Ponce Nava dijo:

    El argumento central del autor es que la historiografía económica mexicano ha presentado una transformación abismal en los noventa. Dichos cambios se debieron a la introducción de enfoques que conciliaron doctrinas mejores y más verosímiles. Además el análisis ocurrió con nuevos instrumentos analíticos. Las modificaciones se han presentado en historia fiscal y financiera, industrial, empresarial y regional.
    Me parece pertinente que se hayan presentado los cambios en la historia económica gracias a la cooperación entre investigadores aunque se debe reconocer que estos fueron tardíos. Lo que me parece muy interesante que los investigadores contemporáneos estén interesados en un nuevo marco analítico que permita entender en entorno social y ayude a entender el cambio económico en el transcurso del tiempo. Pues resulta inadecuado no analizar las coyunturas de periodo a periodo.

  22. Vera Rodriguez Jonathan N. dijo:

    Ibarra nos centra en los principales problemas de la historiografía de hoy día en cuanto a que los análisis climatéricos están dependientes de las informaciones estadísticas a la historia y la econometría, y en la mayoría de estas se sufre una serie de problemas como el “anacronismo” o falta de información estadística es interesante observar la manera en que la historia mexicana ha sentado unas bases en la historiografía fiscal la empresarial y industrial y empresarial nos han dado una perspectiva a partir de los 90 más analítica cualitativamente y cuantitativamente.
    Esto nos va permitir una nueva forma de analizar y entender los aspectos pasados traídos a la luz con nuevas herramientas de análisis este nuevo método cuantitativo de análisis en la historia económica nos a llevado a llevar acabo mejor y más eficientes análisis “La vuelta a las fuentes, con los ojos críticos posados sobre el pasado, pero con los pies en el presente” aunque este análisis se enfrenta a los problemas de información desorganización institucional.

  23. Muñoz López David dijo:

    El autor sostiene que en la década de los noventa ocurrió una evolución en el desarrollo de la historiografía económica mexicana debido a la influencia de teorías modernas que llevan consigo un análisis económico más riguroso, nuevas metodologías, conciliación de historia y economía. Ibarra también explica como gracias al avance historiográfico es posible entender ciertas transiciones de periodos de la historia como la quiebra del estado financiera del Estado colonia.
    Desde mi punto de vista la década de los 90 es una década en, la cual, las historiografía mexicana cambia debido a que la década previa fue un parte aguas pues se modificaron las políticas económicas al cambiar de modelo benefactor a modelo neoliberal. Al ocurrir este punto de inflexión las relaciones entre los agentes económicos cambiaron y eso obligo a economistas e historiadores a realizar otro tipo de análisis, por eso es natural que hayan aparecido nuevos campos de conocimientos como historia fiscal, industrial e empresarial entre otras. Es evidente que el autor introduzca el institucionalismo, pues ayuda al marco analítico que se adapta a los cambios económicos.

  24. Héctor David Espinosa Rodriguez dijo:

    Es sin duda una reflexion sobre los procesos ideológicos que ha tenido la Historia
    Económica durante los últimos siglos, al pasar de analizar con la teoría económica, ha tratar de dar una explicación con uso de fuentes y más fuentes, para que le de un sentido objetivo a la argumentación. Cada vez toma ruta nuevas ramas de la Historia Económica como la Historia Empresaria, Historia Financiera y La Historia Fiscal. Cada Historiador trata de hacerlo objetivamente buscar el entendimiento de México a lo largo de los siglos.
    La Historia de México ha tenido dificultades para conocer veridicamente los sucesos que ha tenido a lo largo de época colonial al tratar de identificar y recolectar datos suficientes de las verdaderas fuentes que le den el sentido a la evolución del proceso.
    Sin duda el Dr Ibarra trata de Instruirnos al campo del desarollo de la Historia Económica y las situaciones que ha tenido y los retos que esta ciencia tiene para darle a México el entendimiento de lo que es hoy.

  25. Cachú Martínez Ana María dijo:

    A lo largo de la lectura titulada: “La historia mexicana de los noventa, una apreciación general” fue posible apreciar la trascendencia e importancia que tiene el cambio de concepción historiografía mexicana, es decir, la visión bajo la cual se habían estado interpretando las cuestiones económicas y por tanto el desarrollo del país. De tal manera que se incluyen tanto en importancia como en trascendencia cuestiones como las financieras, empresariales, fiscales, entre otras. El cambio de historiografía económica durante los noventa se debe en gran parte al desarrollo e importancia que fueron adquiriendo diferentes ámbitos económicos, como lo son las finanzas, pero también era necesario una base bajo la cual se apoyaran, es decir, era necesaria una recolección de datos que permitiera establecer la importancia de estos “nuevos” sectores económicos. Sin embargo es de vital importancia tomar en cuentas estas nuevas circunstancias, no solo para conocer el porqué de la situación actual del país, sino también para dirigirlo de la manera más adecuada a un desarrollo positivo.
    Opinión: es de vital importancia tomar en cuenta las aportaciones que nos brinda la historia económica, así mismo que se lleve a cabo una complementación entre ambas ciencias, que exista entre ambas una interacción que permita profundizar y comprender de mejor manera las bases que nos permitan llevar a cabo planes de desarrollo así como política o bien, cambios y/o reformas Institucionales que den pie a el mejoramiento de la situación mexicana.

  26. Raymundo ocampo alvarado dijo:

    El señor Antonio Ibarra con la lectura de su autoria, no habla que en los años 90’s hubo una mayor capacidad tanto de los historiadores económicos, que de los economistas, para estudiar la historiografía de México, por las diversos avances que hubo en esta época, por lo que con esto conlleva a un fortalecimiento de un mejor estudio acerca de cómo se ha ido constituyendo nuestro presente, y sobre todo permite tener un panorama mas amplio de lo que puede o no puede suceder.
    Las influencias de tipo españolas y estadounidenses han servido para el mejoramiento del estudio de gran parte y del gran avance que tuvo la historiografía mexicana, con lo cual se entenderán mejor los fenómenos económicos con una visión mas amplia.

  27. Edgar Domínguez dijo:

    El autor hace referencia a los cambios metodológicos de la historiografía, haciendo especial hincapié en la década de los noventa con el ejemplo de la historiografía mexicana. Donde estos cambios fueron un proceso de evolución en el que México tuvo un desarrollo importante. Esto dio como resultado que se empezara a utilizarla historia como un elemento de investigación.
    Me parece que el autor retoma muy buenos puntos para probar su teoría de la importancia de la aplicación de la historia y observar el desarrollo que ha tenido un país, en este caso, México.

  28. Lidia Bonilla Zarrazaga dijo:

    El estudio de la historia tuvo un cambio drástico en la forma de ser investigada a partir de los años noventa. En este periodo se retomaron temas que habían dejado de discutirse debido a que se habían quedado sin conclusión alguna, esto, debido al método que se tenía en el estudio de la historia. Se integró la teoría neoclásica a la forma de investigación y de igual forma las instituciones tomaron importancia para la explicación de los sucesos económicos a lo largo del tiempo. Entraron en los nuevos campos de investigación la historia fiscal y financiea, indutrial y empresarial.
    Me parece que el cambio en el estudio de la historia económica era necesario pues no sólo se trata de recopilar sucesos a lo largo del tiempo, sino que es importante analizarlos y saber las causas y consecuencias principales de los problemas o logros de una economía. Dentro de las causas se encontrarían las instituciones y para el análisis de las consecuencias entraría la teoría neoclásica. Actualmente, no es posible dejar de lado todas las cosas que han pasado a lo largo del tiempo y cómo han cambiado la forma de pensar de las personas.

  29. Becerra Cruz Luis Alberto dijo:

    La esquematización de la historia económica ha sido un problema para la historia económica mexicana dada en principio la carencia de datos que puedan revelar una estructura sólida de la historia económica. La crítica en la historia económica era el punto de partida para la estructura de la historia económica, tal como el Marxismo. Son las teorías liberales que le empiezan a dar un enfoque más estructurado a la historia económica, resaltado por las influencias francesas y estadounidenses. Estas se basan mayormente en conocimientos estadísticos que en conocimientos empíricos y críticos o de polémica como era el Marxismo. En resumen se han eliminado algunas barreras respecto a corrientes o ideologías para hacer una historia económica más objetiva.
    Las fuentes renovaron notablemente la historia económica. Claro está las fuentes hasta antes de los años noventa estaban marcadas por documentos de la iglesia y unos cuantos del estado, lo cual nos conducía hacia callejones sin salida. Sin embargo hacia el siglo XX las fuentes fueron cambiando y teniendo mayor formalidad. También se empezó a tener interés en problemas como la inflación, la historia monetaria, la producción minera, etc. Estas áreas de la economía ofrecieron datos que permitían hacer estudios medibles sobre la problemática económica. Sin embargo, a este propósito ha resaltado la problemática de la revisión y problemas políticos de la información.
    La nueva historiografía económica se ve profundamente influida por el institucionalismo. Pues este relaciona y explica muchos acontecimientos de la historia económica lo cual ayuda a la interpretación y repercusión de dichos acontecimientos hasta nuestros días.
    Las historiografías fiscales y financieras son un buen ejemplo de la renovación de la historia económica, pues si bien antes de la nueva república estos rubros estaban directamente ligados sobre todo con la iglesia. Posteriormente en el siglo XIX el crédito no tomo partido importante en el desarrollo económico del país, irónicamente basado en un sistema liberal. Pero los datos que se han recaudado nos dan este tipo de información que nos da un panorama más real acerca de la economía del ese siglo y poder explicar mejor el atraso en la economía mexicana. Y es el enfoque institucionalista el que ha permitido avances hacia el estudio económico formalizado.
    Como conclusión, la historia económica ha tenido grandes avances en su relación con la teoría económica, pues estas se relacionan más fuertemente a partir del institucionalismo como forma de estudio de la historia económica, dándole elementos empíricos a la teoría económica para el estudio y convergencia de sus puntos.

  30. Sanchez Loza Armando dijo:

    Esta lectura nos ofrece una visión de la situación de la historia económica mexicana en la década de los noventa la cual es resultados de un proceso que inicio desde mediados del siglo XX y que tuvo como procesos más relevantes la institucionalización de la disciplina, el intercambio con otras ciencias sociales así como la influencia de la historiografía extranjera. Todo ello permitió alcanzar un punto de madurez se manifestó en una mejor estructura analítica y una sistematización de las fuentes. Por otro lado la historiografía actual también se ha visto enriquecida por la influencia de enfoques provenientes tanto de corrientes históricas internacionales como de otras ciencias. Sobre las fuentes habrá que mencionar que los avances recientes en cuanto a su análisis se refiere han permitido avanzar en ciertos temas cuya investigación se había detenido debido a la ausencia de evidencia o bien de elementos para su análisis. Entre los campos de conocimiento que han tenido un mayor desarrollo destacan las nuevas historias financiera, fiscal, industrial y empresarial. En común tienen la importancia que otorgan al marco institucional en el proceso de cambio económico.
    Finalmente se destaca el proceso de reintegración académica entre la historia y la economía basada en una nueva forma de cooperación la cual deberá de respetar la pluralidad de enfoques dentro de la historiografía al tiempo que se aprovechan los recursos metodológicos para el manejo de fuentes cuantitativas.

    La vuelta a las fuentes, los avances en lo que se refiere a su análisis e interpretación siempre será algo positivo pues como menciona la lectura esto permite mejorar el entendimiento sobre cuestiones cuyo estudio se había quedado empantanado por falta de evidencia o de elementos para su análisis. Si a esto se le une una mayor apertura hacia otros enfoques historiográficos y una mayor colaboración con otras ciencias, se obtiene una historiografía con buenas expectativas hacia el futuro.

  31. SANCHEZ DOMINGUEZ ANA KAREN dijo:

    En la lectura podemos notar el papel de la historiografía a partir de 1990 y el papel que tiene su estudio como una forma no cronológica, además nos habla de la evolución que ha tenido el estudio de la historia a lo largo del tiempo por medio de una estrategia de investigación que incluye también a la tecnología y la forma en que se interpretan los resultados de experimentos tanto empíricos como teóricos o científicos, además de la influencia de otros países como Estados Unidos.
    Nos dice que el neoinstitucionalismo es una parte fundamental para el cambio en la forma de concebir e interpretar los resultados, en particular se habla de unir el estudio de la historia con la economía mexicana, para que de este modo podamos comprender el avance que podemos lograr si tomamos en cuenta eventos pasados y de esta manera poder entender y mejorar las situaciones presentes y futuras.

  32. ROJAS MORENO ARTURO dijo:

    La interpretación de la historiografía dejo de estar en manos de los filósofos y paso a los historiadores que son los que realmente hacen Historia. Utilizaron los métodos estadísticos, económicos y de cualquier otra ciencia que les sirviera. La economía y la sociedad pasaron a ser el objeto de estudio de la Historia por encima del Estado, las instituciones, los personajes y las guerras. Se cambia el objeto de estudio, que pasa a ser el ser humano que vive en sociedad. Todos estos cambios son los que dan lugar a una Historia cuantificada, con series de precios, salarios, producción, etc.
    La posibilidad de un enfoque sistémico para la explicación de los hechos sociales es un enfoque histórico y tecnicista, iniciador de soluciones a los problemas mediante la utilización de modelos y de dispositivos mecánicos, si bien ha dado magníficos resultados en algunos campos. Con estos conceptos se empieza a realizar una historia económica que realmente sirve de forma lúdica para un análisis más técnico y con resultados concretos.
    La historia económica llega a ser una disciplina que se fundamenta en la posibilidad de suministrar teorías y explicaciones acerca del pasado material y su evolución, es una confrontación metodológica, puesto que en la base de ésta se encuentra, la posibilidad de hacer una interpretación del pasado enriquecida por enfoques renovados y creativos. La nueva historia económica ha venido evolucionando en una dirección que supone una percepción mucho más consciente de las limitaciones que encierran explicaciones lineales y deterministas de los fenómenos históricos, sean estos de naturaleza económica o social.

  33. Jaramillo Arenas Martín dijo:

    La nueva historia económica se ha vuelto una historia interdisciplinaria donde para poder tener un análisis correcto, es necesaria tomar en cuenta otras variables aparte de la económica.
    Cada vez toma ruta nuevas ramas de la Historia Económica como la Historia Empresaria, Historia Financiera y La Historia Fiscal. Cada Historiador trata de hacerlo objetivamente buscar el entendimiento de México a lo largo de los siglos.
    La Historia de México ha tenido dificultades para conocer veridicamente los sucesos que ha tenido a lo largo de época colonial al tratar de identificar y recolectar datos suficientes de las verdaderas fuentes que le den el sentido a la evolución del proceso.
    omo economistas, para poder comprender la situación presente y generar una nueva perspectiva a futuro tenemos que darnos a la tarea de investigar y entender la historia económica, analizarla mediante métodos cuantitativos y generar así una visión más amplia y desarrollada del contexto actual, nacional e internacional.

  34. Elena Hernández Vázquez dijo:

    En la lectura Antonio Ibarra da un panorama de la labor que tiene el investigador historiográfico actual, que consiste en leer de con objetividad la historia inconsistente y los fracasos de la investigación reciente para levantar vincularse con las corrientes que están transformando el pensamiento económico.

    Para el autor, la perspectiva historiográfica cambió en los inicios de los 90s cuando se llegó a un punto de madurez en esta materia, con mejores fuentes, mayor capacidad de análisis, así como una economía mejor aplicada a la historia.
    Superados los esquemas marxistas y estructuralistas, Ibarra señala que la historia ha podido abandonar una cultura polémica.

    El panorama que plantea Ibarra sobre la historiografía actual va sobre una con mayor profesionalización, más ecléctica, interdisciplinaria y con fuentes más empíricas.
    Además de que hay que advertir el nacimiento de la cliometría mexicana. Y en resumen un abandono a las corrientes cerradas de pensamiento para apostar más por un eclecticismo metodológico más rico.

    Es aquí donde Ibarra reconoce el parteaguas que representó Douglass North al incorporar intensamente el análisis económico al histórico y sobre todo por el surgimiento de la corriente neoinstitucionalista. Así Ibarra señala la necesidad de revisar la historia de la época colonial, reconociendo de paso los pasos que han dado importantes historiadores como Romano, Coatsworth, Carmagnani y otros por echar luz sobre como las instituciones y normas afectaron el desarrollo en este periodo.

    Así mismo dentro de los nuevos campos de conocimiento Ibarra resalta cuatro: la nueva historia fiscal, la financiera, la industrial y la empresarial, ante los cuales subraya una conclusión común: necesidad de modificar el actual marco institucional.

    Me agrada el panorama de la historia actual, en cuanto al eclecticismo que propone, sin embargo me parece que nunca debe perderse de vista que se trata de una ciencia social y no de economía positiva, sino normativa. También considero que el marco institucional debe reformarse, pero no para fortalecer las relaciones capitalistas actuales, sino para aumentar el desarrollo humano y superar las contradicciones sociales que el aumento cuantitativo de la producción ha arrastrado.
    El estudio del pasado con una base crítica filosófica a la par de una cuantitativa es el único que puede llevarnos hacia la resolución de las contradicciones sociales actuales

  35. rodrigo olvera gonzalez dijo:

    para el estudio de la historia se han usado diversos metodos alo largo de la misma, en el año de 1990 en andelante dicha metodologia sufre un enorme cambio, ya que se hacen presentes el estudio de la historia desde distintos puntos de vista, como lo son el economico, el politico, entre otros varios. Asi pues la historia se utilizo desde entonces, mas que como un metodo de tan solo revisar lo que habia aocntesido , sino como un metodo de investigacion para poder se creadores denuestra misma historia sin depender de aquello que en unpasado nos pudo haber afectado.
    El cambio en el estudio de la misma se encuentra mas que necesario ya que sin esto no se llegarian a comprender tantos acontecimientos q suceden hoy dia y mucho menos lo que nos espera en un futuro.

  36. Raúl Grostieta Rivera dijo:

    En la presente lectura se aborda la situación de la historiografía económica mexicana hacia el final de la década de los noventa; por historiografía se explica la forma de estudiar temas que se habían dejado de investigar debido a las técnicas empleadas anteriormente y que no arrojaban resultados concretos, sin embargo, al utilizar herramientas como la estadística y datos de algunas instituciones contemporáneas de la época de estudio (la combinación de de datos cualitativos y cuantitativos), es posible interpretar una perspectiva del pasado económico de México de forma muy precisa. Se hace hincapié en que el siglo XIX había sido particularmente complicado en su estudio debido a la poca información con la que se creía contar. Con la influencia de la historiografía estadounidense y española se han integrado nuevas herramientas para el estudio de la historia económica del país, como la combinación de datos cualitativos y cuantitativos, dejando un poco de lado a la teoría económica. Dado el debilitamiento de teorías hegemónicas en la historiografía mexicana, sea marxismo y estructuralismo en el análisis empírico, nuevas escuelas de pensamiento adquirieron importancia como son el neoinstitucionalismo y la cliometría, así, las investigaciones y análisis acerca del desarrollo histórico tuvieron nuevas vertientes que permitieron explicar mejor el comportamiento en determinadas épocas.
    Opinión
    Al analizar los resultados en retrospectiva considero que a partir del desarrollo de la historiografía institucional y neoinstitucional, así como la incorporación de herramientas para estudiar la historia y redimensionar la importancia que tiene el marco institucional, fue posible dar una mayor integración interdisciplinaria que posibilita ampliar la visión del pasado, de la dinámica económica, del peso de las instituciones y permitió brindar una explicación política desde el análisis económico, así como enriquecer el estudio de la historia. En ese sentido el que los historiadores y economistas se apoyen en series estadísticas de periodos de tiempo poco estudiados, amplia a profundidad el estudio de estos periodos.
    Si bien el análisis cuantitativo no describe completamente que sucedió en un momento histórico dado, sí brinda un estudio más integral de ciertos sucesos siempre y cuando éste análisis se complemente con el conocimiento teórico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s