Sesión 8

La lectura para el martes 1 de marzo es

MENEGUS, Margarita y Alejandro TORTOLERO
1999 “Introducción“, en Agricultura mexicana: crecimiento e innovaciones. México: Serie Lecturas de Historia Económica Mexicana, Instituto Mora – El Colegio de Michoacán – El Colegio de México – Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM, 7-32.

Acerca de Manuel Bautista-González

I am a doctoral candidate in United States History at Columbia University in the City of New York. I specialize in American economic, business, entrepreneurial, financial, banking and monetary history. For my dissertation at Columbia, I study the concurrent use of domestic and foreign currencies as means of payment and their relationship with interregional and external trade circuits and financial markets in antebellum New Orleans. I am also interested in Mexican and Latin American history, global history, the history of economic thought, the history of economics as discipline and profession, the methodology of economics and economic history, as well as the broader relationship between history, economics and other social sciences.
Esta entrada fue publicada en Sesiones y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

34 respuestas a Sesión 8

  1. Villegas Sandoval Julio Adrián dijo:

    Los cambios experimentados por la agricultura en el siglo XVIII se relacionan con el crecimiento demográfico de la época, asimismo, las reformas borbónicas jugaron un papel importante en este sentido, ya que por primera vez se establece una política enfocada a la exportación de algunos productos agrícolas, que servían de materias primas a industrias manufactureras españolas. Con el fin de modernizar la agricultura para obtener mayores rendimientos se formó en 1770 la Sociedad Vascongada de Amigos del País, además se emprendió una política de distribución de tierras baldías. Este crecimiento de la producción fue inducido por la expansión de la demanda de consumo directo y por la cada vez mayor demanda de insumos por parte del sector minero (por el auge de la plata) y del imperio.
    La región más dinámica de la economía colonial era la zona del bajío, en especial Michoacán y Guadalajara, donde el rápido crecimiento de estas zonas se tradujo en un crecimiento acelerado de la población. Esto, en suma con el crecimiento de la minería, provocó que se introdujeran nuevos sistemas de riego en las haciendas. Por otra parte, el efecto de las reformas borbónicas en Veracruz y Yucatán fue más directo, ya que, la apertura al libre comercio permitió la vinculación de la agricultura de la costa con los mercados del Caribe. La agricultura novohispana vivió un reordenamiento de sus cultivos en función del crecimiento económico del norte del país y también debido a la mayor exportación de materias primas a España.
    En el siglo XIX la agricultura se caracterizó por su carácter dual, por una parte estaba la agricultura de autoconsumo practicada por los pueblos, minifundios y pequeñas propiedades, y por el otro, una agricultura comercial practicada en las haciendas, los ranchos y las plantaciones comerciales. Las principales transformaciones en estas agriculturas se originan por el crecimiento del mercado, de la población y la intervención del Estado en la agricultura. El comportamiento de la agricultura en este siglo parece dominado por las permanencias debido a que lo producido en un sector agrícola se consumía de forma inmediata en el mismo sector. Pero cabe señalar, que durante este siglo en México se tomaron importantes medidas para eliminar los obstáculos institucionales al desarrollo capitalista moderno, como por ejemplo: la eliminación de la propiedad corporativa, la eliminación de los diezmos y de los fueros eclesiásticos y militares.
    Comentario personal:
    El desarrollo agrícola en los siglos XVIII y XIX estudiados en esta lectura nos muestran que hubo un excedente en la producción en este sector, por lo que podemos deducir que la demanda interna de alimentos era satisfecha por completo, es decir, había soberanía alimentaria. Como es posible que en hoy en día esa soberanía alimentaria haya desaparecido, hay datos que indican que el 96% del trigo consumido en nuestro país actualmente, es importado, siendo un alimento básico en la alimentación. El que México haya abierto las fronteras a la libre circulación de productos agrícolas ha sido catastrófica para el campo mexicano, ya que este no fue capaza de competir vía precios con la gran tecnificación de los países desarrollados. Cabe señalar, que con el establecimiento del modelo Neoliberal, México no da ningún tipo de subsidio a la industria agraria, y Estados Unidos siendo el principal promotor de este modelo si subsidia con grandes presupuestos. El que México dependa alimentariamente del exterior trae g potenciales riesgos en caso de crisis productivas en el Mundo, ya que, podría causar grandes inflaciones en los precios de los productos agrícolas más necesarios, asimismo, la soberanía alimentaria es muy importante en un marco de cambios climáticos y calentamiento global, que hoy se presentan en el mundo.

  2. Ruiz Ortiz Scarlet Allison dijo:

    En la Introducción se habla acerca de “El paisaje agrario: regiones y producción en el siglo XVIII” de Margarita Menegus y Alejandro Tortolero se da una visión general de las políticas orientadas al agro, desde la época de la colonia hasta el Porfiriato. Se busco principalmente una expansión y un crecimiento importante de éste sector, que se dinamizó más con la entrada del ferrocarril, además se buscaron innovaciones tecnológicas que ayudaran al proceso de apertura y de rotación de tierras. Mucha de la estructura del agro cambió por el crecimiento del mercado, de la población y por la intervención del Estado en la agricultura. Se buscó por otra parte, aumentar la oferta de los factores de producción y su explotación.
    Conclusiones: considero ésta lectura un panorama general de lo que se hizo en éste sector, además de que se definen las diferencias entre cada zona geográfica de México, y cómo se desarrollo la agricultura en cada una. Es importante recalcar que cada periodo histórico que se define, se caracteriza por innovaciones en el campo, y por la búsqueda de su intensificación, debido principalmente al aumento de la población y del mercado, y después, del comercio exterior.

  3. Jaimes Cabrera Pedro dijo:

    En esta sencilla introducción del libro, Agricultura mexicana: crecimiento e innovaciones, se hace una reseña sobre las visiones de las principales reformas efectuadas con el objetivo de incentivar este sector una vez llegado el México independiente hasta llegar a la época dónde gobernaba Porfirio Díaz, esto buscaba llevar un incremento de la base productiva nacional, con el objetivo de elevar la productividad de la época.

    También resalta la importancia que tiene el ferrocarril cuando se incorpo entre la gama de posibilidades de transporte dentro de la comercialización de los productos agrícolas, esto incremento los mercados en donde podían incertarse los diversos productos agrícolas, lo que elevó el crecimiento de la población, así como un aumento considerable de la oferta entregada por los diversos productores. Esta breve introducción solo presenta un panorame general de la transición efectuada y de la relevancia de los espacios de comercialización agrícola gracias a las comunicaciones.

  4. Becerra Cruz Luis Alberto dijo:

    La agricultura en el siglo XVIII ha sido muy poco estudiada según el autor, aunque, existen ciertos estudios que nos pueden dar cuenta de los que puede haber pasado en la Nueva España de ese siglo. La minería como se ha estudiado anteriormente, presentaba una fuente de trabajo muy fuerte, pues los requerimientos de la corona por los minerales eran grandes. Esto conllevo a que el mercado interno se fortaleciera. Es importante estudiar así mismo, de que forma la agricultura tuvo su crecimiento, pues si esta fue proporcional al crecimiento de la población, no puede representar un crecimiento real.
    Se estima, que si bien si pudo ser eso cierto, el crecimiento de la agricultura fue un hecho, la población migraba hacia otros lugares del país para trabajar precisamente en este rubro, la agricultura. De hecho ciertamente se dio un desplazamiento de la ciudad hacia el campo. Así mismo la ganadería vio reducida su producción, pues el consumo de cerdo y res se vio reducido y substituido.
    A lo largo del siglo XVIII la agricultura experimento crecimientos, pero estos se vieron interrumpidos a principios del siglo XIX con la guerra de Independencia, donde los criollos y otro tipo de organizaciones tuvieron la posesión de las tierras, al igual que la Iglesia.
    A lo largo del siglo XIX se dieron cambios relativamente importantes en la agricultura, pues se intentaba cambiar la estructura económica establecida durante la Nueva España por una economía más liberal. De hecho la Hacienda fue un factor importante, datos revelan que el Hacendado estaba preocupado por la productividad. También se muestra un interés por parte de estos en la construcción de ferrocarriles.
    Es Porfirio Díaz el que da un vuelco a el grado de desarrollo que teníamos hasta entonces, pues el desarrollo tecnológico estaba en pésimas condiciones en comparación con nuestro vecino del norte, sin embargo durante su gestión hubo cierta problemática que conllevo a la Revolución de 1910.
    Como conclusión podemos decir que la agricultura ha sufrido grandes transformaciones a lo largo de nuestra historia, algunas buenas otras malas, el Porfiriato trajo grandes avances a nuestro país sin embargo, creo que olvido quizás un poco el aspecto agrario, produciendo esto que en carácter social el Porfiriato pareciera negativo. También cabe destacar que el problema agrario representa hasta nuestros días una situación a la cual hay que prestar atención, y no descuidarse, tanto económicamente, así como el carácter social que este tiene.

  5. SANCHEZ DOMINGUEZ ANA KAREN dijo:

    Esta introducción como su nombre lo dice nos introduce a los temas que se abordaran, en este caso es la agricultura la cual se verá desde 2 enfoques el de Carlos Sempat y el de Enrique Florescano principalmente; en ambos se analizan los precios de los cereales especialmente así como de las semillas plantadas y los impactos que estas tienen en la población.
    Habla a grandes rasgos de las zonas más dinámicas agricultoramente de la economía colonial, así como de la ganadería; se toma en cuenta el crecimiento de la población y la demanda de alimentos y productos tanto agrícolas como ganaderos que esto generó. Se hace mención de dos propósitos de la agricultura que son el autoconsumo y el comercio; en este último se observa la participación activa del Estado.
    OPINION:
    De acuerdo a lo que el autor nos menciona podemos notar tan solo con leer la introducción que existe cierta complejidad y variedad dependiendo de las regiones y su localización geográfica, así como de la cultura / tradiciones que se tienen en esos lugares, y de la situación histórica que presentan.

  6. Eduardo Pinto dijo:

    En el siglo XVIII la agricultura en México experimento cambios relacionados al crecimiento demográfico y a las reformas borbónicas que establecieron por primera vez una política dirigida a la exportación de ciertos productos agrícolas y que también permitieron la vinculación de la agricultura de la costa con los mercados del Caribe. La agricultura vivió un reordenamiento de sus cultivos en función a la exportación de materias primas a España. El crecimiento de la producción se aludió a la mayor demanda de insumos por parte del sector minero y del imperio. Esta producción satisfizo por completo a la demanda interna, de tal manera que podemos deducir que en ese tiempo se vivió un crecimiento sostenido y que se podría calificar de bueno hasta cierto punto.

  7. Yáñex Macias Nadia Alexandra dijo:

    En la lectura se trata principalmente de dar un panorama de los cambios que experimenta la agricultura novohispana debido principalmente a dos factores: el crecimiento económico y el crecimiento demográfico, en respuesta a esto se pretende modernizar la agricultura mediante diversos mecanismos comenzando con las políticas que adoptarían los Borbones las cuales ayudarían a orientar las exportaciones de productos agrícolas, al igual de hace promoción de nuevos cultivos ante la creciente demanda principalmente española. También se toman otras medidas como la distribución de tierras baldías con la finalidad de poder aumentar la producción agrícola, la población aumenta y se distribuye principalmente en los centros urbanos más desarrollados que normalmente se inclinaban al norte del país; al igual se mencionan autores que hacen un análisis comparando los precios de productos como el maíz, en contraparte las zonas más dinámicas pueden considerarse las del bajío (Michoacán y Guadalajara), la ganadería por tanto va desplazándose a zonas como el Pacífico, las relaciones mercantiles entre ganadería, agricultura y productos manufacturados van agilizándose.

    Podemos decir que la producción agrícola se dinamiza acorde al crecimiento del norte del país, mencionándose diverso productos de estados como Veracruz, Tabasco y Yucatán tanto en alimentos como en otro tipo de productos, después de eso se da un panorama de cómo eran trabajadas las tierras en distintas zonas, respondiendo a necesidades distintas como entre Oaxaca y Yucatán. Se destaca el carácter dual de la agricultura, por un lado se emplea para el autoconsumo y por el otro para un fin comercial, en este aspecto las regiones donde ocurren estas diferencias son muy marcadas. Es muy importante recalcar la parte del autoconsumo ya que desde ese factor podemos darnos cuenta como en México a pesar de haberse intentado dinamizar la agricultura, en el presente la hemos dejado muy olvidada, aún existen regiones donde la agricultura es para autoconsumo meramente, no hemos avanzado mucho en ello. Es muy interesante conocer como se dan los primeros lazos comerciales-mercantiles al exterior y cómo eso sabiéndose usar plenamente puede servir para una modernización y dinamización de la lectura; un punto importante para ponernos a reflexionar en qué debemos hacer y cómo aprovechar nuestras regiones económicas principales.

  8. Ana Maria Cachu Martinez dijo:

    Durante el siglo XVIII el desarrollo de la agricultura tuvo fue influenciado en gran parte debido a la intervención estatal de esta época, destacándose las reformas borbónicas, así como la creación de instituciones que pretendían incentivar a dicho sector con la finalidad de incrementar sus rendimientos y que fuera capaz de abastecer no solo la demanda de alimentos de la Nueva España, sino también de producir excedentes que serian destinados a España y al abastecimiento de su nueva industria manufacturera. Sin embargo, debe destacarse que lo que más incentivo el aumento de la producción agrícola fue la propia demanda interna, la cual se debió a la concentración de la población así como al crecimiento de la misma, sin dejarse de lado que la incorporación de nuevas tierras a la producción agrícola, así como la integración de nuevos productos.
    Opinión:
    Si bien las reformas borbónicas fueron importantes para la integración de nuevas tierras a la agricultura y con ello incentivaron el desarrollo de este sector, debe destacarse que también propiciaron inconformidad, tal como se menciona en el caso del monopolio del tabaco así como la producción de aguardiente, donde si bien éste era de consumo tradicional en la Nueva España, al ser fabricado en España implicaba no solo la insatisfacción de la demanda, sino pagar un precio más alto por el bien. Queda claro que los beneficios obtenidos del desarrollo en este sector quedaban en manos de españoles.

  9. ARTURO ROJAS MORENO dijo:

    el gobierno promulgo una serie de leyes por medio de las cuales ponía a disposición de compradores privados, y a precias muy bajos, las tierras consideradas como baldías.la producción agrícola estuvo encaminada mas a satisfacer la demanda de materia prima y bienes de consumo del mercado exterior, que a cubrir las necesidades del mercado interno. En la segunda mitad del porfiriato, la agricultura destinada al mercado nacional tuvo un relativo crecimiento debido a la construcción de la red ferroviaria que mejoro las comunicaciones, y al aumento de la población tanto en los centros urbanos como en las zonas de producción para el mercado externo. En primer lugar figura el maíz, el trigo, el fríjol, el chicle, el arroz, la cebada, que junto con la avena y el centeno se uso como forraje en aquel tiempo.
    la etapa porfirista coincide con el momento de expansión mundial del intercambio comercial, de productos básicos de consumo como de materias primas, agropecuarias y forestales. Tal expansión obedecía al crecimiento demográfico y al desarrollo industrial en las potencias político-económicas.
    Las medidas para alcanzar el desarrollo económico propuesto por el régimen de Díaz iban encaminadas a aprovechar el interés de las economías imperialistas por explotar los recursos humanos y naturales de México, y cubrir la creciente demanda de los productos que necesitaban.

  10. Yáñez Macias Nadia Alexandra dijo:

    Se abarca prácticamente, los cambios que existieron en la agricultura novohispana principalmente por la introducción de nuevos cultivos que antes nos e tenían, se toman como factores principales el crecimiento demográfico (la producción agrícola creció ante el aumento de la población), crecimiento económico y las políticas que fueron tomando los Borbones en cuanto a ese tema, se fomentaron las exportaciones de productos agrícolas y materias primas hacia las manufacturas españolas; existe una real preocupación por la productividad del campo tomándose medidas como el reparto de terrenos baldíos, todo esto con la finalidad de satisfacer la demanda de alimentos y materias primas. También se denota el cambio un tanto desigual en cuanto a las tierras que existieron a lo largo del país, en el norte se llevó a cabo una apertura, mientras en otras zonas se incorporaron tierras “incultas”; las zonas del Bajío: Michoacán y Guadalajara fueron las más dinámicas (relacionadas al abastecimiento de minas) de esta manera se da un intercambio mercantil a lo largo de todo el país, esto generó un gran crecimiento económico y como consecuencia tenemos el aumento de la población, como respuesta también se vio una necesidad de modernizar la agricultura mediante nuevos sistemas de riego en las haciendas. La agricultura se va incorporando aún más al mercado, seguido de esto se hace un comparativo entre zonas en cuanto a cómo afectaron las reformas borbónicas, en cuanto al cambio de cultivos por zona y su relación en el mercado; un punto a destacar es la mención del carácter dual de la agricultura, la que era destinada para comercializar y la que aún era para el autoconsumo.

    En mi opinión el carácter dual de la agricultura aún se sigue preservando aunque en menor medida, a pesar de que la mayoría de nuestra agricultura es para un fin comercial, aún hay zonas en las cuales existe el autoconsumo, esto nos denota como no se ha tenido una total incorporación al mercado; en el caso de la situación actual con las políticas neoliberales aún tenemos que la agricultura y más que nada la soberanía alimentaria se ha mermado severamente, si en el caso de nuestro país tomamos como indicador a la agricultura nos daremos cuenta del atraso, tanto en el aspecto comercial como en el tecnológico. Hoy en día la agricultura no crece a la par de la población, nos hemos convertido en un país importador de alimentos que bien podemos producir, las técnicas innovadoras de cultivos no se han modernizado y ni siquiera se han dado apoyos contundentes a este rubro y como consecuencia hemos abierto demasiado la brecha entre nuestras regiones económicas, las zonas que están al norte del país tienen situaciones mercantiles (por costos de transporte) más favorables, mientras distintas zonas del sur a pesar de tener condiciones climáticas favorables quedan rezagadas. Quizá todavía más en la época novohispana se le tenía una mayor prioridad a la agricultura y era vista como un modo de satisfacer la demanda del alimentos internamente, hoy en día no podemos decir eso, nos hemos estancado aún más se ha abierto la brecha entre nosotros y los países vecinos que se acentúa con el Tratado de Libre Comercio.

  11. José David Muñoz López dijo:


    El texto de Margarita Menegus y Alejandro Tortolero plantea las diferentes modificaciones y transformaciones que ha sufrido el campo mexicano, en función de los distintos circuitos económicos, para el desarrollo del país. Explican la manera en que factores como el crecimiento demográfico, la llegada del ferrocarril, la desigual distribución de la tierra y población o las reformas políticas orientadas al campo crearon las condiciones que impulsaron el desarrollo del país. Son por estas razones que los autores enfatizan la importancia que ha tenido la intervención del Estado para el desarrollo de la agricultura.

    Comentario:

    Desde mi punto de vista, la falta de estudios de regionalización ha sido de los problemas que siempre ha quejado a México. Desde esta época, que es el siglo XVII y XVIII, los autores hacen evidente la falta de información y estadística para conocer las condiciones de los distintos mercados del país, la incidencia de ellos para el desarrollo tanto del sector, como impulsor del desarrollo del mercado interno.
    Actualmente el desconocimiento del gobierno mexicano se debe a la falta de estudios regionales para conocer las reales necesidades de la población ya sea de comunidades en los municipios de un estado o de los estados de la República. Son por estas razones que la desigual distribución del ingreso se refleja en que 5 estados de República generan aproximadamente el 50% del PIB Nacional.

  12. ALDRIN LUIS COTO TUR dijo:

    Los cambios ocurridos en la actividad agraria están relacionados con la actividad económica y el aumento de la población. El aumento de la población crea una preocupación en el sector agrario, aumentar la productividad. Para aumentar la productividad se crearon instituciones para fomentar el crecimiento e innovación de este sector. Es menester decir, la región mas activa en la época colonial fue el Bajío (Michoacán y Guadalajara), esta abastecían la zona norte del país que se dedico principalmente a la ganadería y la minería. Estas dos zonas se convirtieron en el económico del la Nueva España, y como tal, fue atractiva para la población de modo que hubo contingentes que iban de las zonas mas deprimidas de la Nueva España a estos nuevos centros económicos. La producción agraria como hemos dicho, es sensible a las variaciones del mercado. La demanda fue evolucionando y se diversificó de tal manera que presionó al sector a que se abrieran tierras de cultivo para nuevos productos. El ejemplo más claro fue la aparición de Haciendas pulqueras. El mercado llego a demandar cerca de 500 000 litros de esta bebida al día. Una nueva estructura de producción tenía que ser puesta en marcha porque para que el agua miel se formara tenían que pasar siete años. Una combinación de magueyes maduros y jóvenes fue una solución. Para el siglo XIX se comenzó a observar cada vez más la dualidad del sector agrícola, por una parte, una agricultura de autoconsumo con profundas costumbres arraigadas y por otra parte, una agricultura comercial representada por Haciendas, Ranchos y plantaciones comerciales. La primera no es sensible a las variaciones de la demanda, de modo que se comenzaron a hacer cambios institucionales para integrar la economía precapitalista a la economía capitalista. Durante 3 décadas la economía experimento un crecimiento casi ininterrumpido del sector agrícola y para 1910 la economía mexicana era el vivo ejemplo del subdesarrollo.
    La economía mexicana a lo largo de la colonia y posterior a la colonia sufrió un largo y turbulento proceso de modificación estructural, con el objetivo de comenzar la llamada acumulación originaria. El sector dinamizador de la economía fue el sector agrícola, la demanda interna empujo a la agricultura a desarrollarse y al mismo tiempo a diversificarse. Las formas pre capitalistas debían ser destruidas y durante la segunda mitad del siglo XIX se comenzaron a introducir modificaciones institucionales con el objetivo de darle un impulso al desarrollo capitalista. México debía entrar en la inercia internacional de industrialización. Desde finales del siglo XIX comenzamos a sentar las bases para una vez entrado el siglo XX el modelo exportador primario se consolide como el motor de toda la economía. Un problema que observo es la falta de una burguesía nacional, la inversión que comenzó a industrializar la economía fue básicamente externa, quizá una hipótesis que explique la dependencia de la balanza comercial sea justamente el enorme porcentaje de inversión extranjera que llego a México en las 3 décadas de desarrollo económico que va de 1877 a 1910.

  13. Rubén Hernández Cordero dijo:

    La lectura de Menegus y Tortolero, trata sobre el cambio que sufrió la Agricultura a final de la Colonia, con las reformas Borbónicas, cambios que vendrían a moldear la estructura y el desempeño de esta actividad en el México independiente. Y es que se pasó de una agricultura meramente para el consumo interno, a una orientada a las exportaciones. La agricultura se volvió intensiva, ya que no se podían agregar más factores de producción, se perfeccionaron las técnicas de producción para hacer frente al aumento de la población y al aumento de la actividad minera. Así nació un interés por parte de las autoridades, en los rendimientos de la tierra. Sin embargo se toparon con una Agricultura muy tradicional que prefería la producción para la comunidad y del otro lado de la moneda, la Hacienda como unidad económica que competía por mercados y que atraía mano de obra. Entonces, ya en el siglo XIX, nos dicen los autores “el incremento poblacional y el ensanchamiento del mercado originan modificaciones importantes en la agricultura” y si hay una “agricultura bajo fuertes condiciones de competencia, puede servir…como impulsora del desarrollo”. También la lectura toca el punto de la Instituciones, que jugaron un papel clave, ya que el cambio de ellas serviría para el cambio de la economía.
    A manera de conclusión, sabemos que para llegar a ser un país industrializado, se necesitaba tener un moderno sector agrícola. Y como Jean Meyer en sus trabajos demuestra, México ya tenía un sistema agrícola moderno, dado que se incorporaban técnicas y procedimientos innovadores, dado que no se podía incorporar factores. Entonces, podríamos decir que México tenía bases muy solidas para lograr caminar de una economía agrícola a una industrial mucho antes del Porfiriato, como se vió en clase, incluso el ferrocarril hubiera llegado muchas décadas antes a nuestro país, pero no hubo la voluntad política de concretarlo. A pesar de las estructuras tradicionales, México ya contaba con un esquema competitivo y si a eso se le hubiera sumado el desarrollo del ferrocarril, el mercado interno se hubiera desarrollado más rápido y las consecuencias positivas, los encadenamientos hubieran tenido un impacto muy positivo en la economía nacional. Sin embargo, una vez más nos topamos con la falta de visión de largo plazo.

  14. José Pablo Monzón Garcia dijo:

    La lectura nos muestra cómo era la agricultura en el siglo XVIII la cual fue cambiando a lo largo de este periodo, los principales cambios en la agricultura se debieron al gran crecimiento demográfico y las denominadas reformas “Borbonicas” las cuales ayudaron a que hubiera una apertura comercial lo cual permitió la exportación de algunos productos agrícolas los cuales sirvieron de materias primas para las industrias españolas y también permitieron la conexión de la agricultura de la costa con los mercados del Caribe.
    Conclusiones: la lectura muestra cómo fue que la agricultura se fue desarrollando y transformando dicha área en las distintas partes del país.

  15. Ocampo Alvarado Raymundo dijo:

    “El paisaje agrario: regiones y producción en el siglo XVIII”, esta lectura trata acerca de el aumento de la producción agrícola de México y de su población. Y de las especializaciones de las regiones, ya que con el tiempo se fueron abocando a cada producto o materia prima, ya que España, había implementado una política, la cual consistía en extraer las materias primas de la nueva España y que la nueva España comprara las manufacturas producidas en España. En primer instancia la agricultura en México aumento no debido a la implementación de nuevas tecnologías, sino a la expansión de las tierras de cultivos, hacia el norte que no se habían descubierto por así decirlo, a excepción de Chalco, ya que en esta región si se implementaron nuevas técnicas y abonos para aumentar la producción.
    España impuso restricciones para la producción de ciertos productos a México, porque afectaba principalmente a los productores de la España, y así establecía que se producía en cada región, debido a la anarquía política que se implementaba, por lo que con la independencia se establecieron nuevas políticas, por así decirlo que permitían una mejora en aspectos tanto de producción como de mejoramiento para transportar los productos, por lo que este mejoramiento tuvo sus índices mas alto, en el Porfiriato, ya que se construyo el ferrocarril y todas estas políticas ya estaban en funcionamiento.

  16. Pamela Valdivia Bolaños dijo:

    Margarita Menegus y Alejandro Tortolero
    Introducción
    Los autores dan una introducción de cómo se comporto la agricultura en el siglo XVIII, que cambios hizo para mejorar la productividad del campo y cuanto se logro en crecimiento económico. El texto señala que el aumento la población ayudo a que aumentara la productividad de la agricultura. La población debió su aumento al crecimiento natural pero también a la migración, los lugares donde se concentro la población fueron donde hubo crecimiento económico y trabajo, como los centros mineros.
    Se analiza la agricultura desde las reformas borbónicas hasta el Porfiriato, y se ve como la introducción del ferrocarril afecta positivamente a esta, incluso la apertura al libre comercio que se dio en 1770 fue muy favorable para la diversificación de técnicas de cultivo, ya que, se introdujo un régimen de comercio libre y algunos productos se convirtieron de exportación.
    No hay que olvidar que gracias a las reformas que se hicieron en la agricultura, el comercio exterior se abrió y empezó un mercado interno mas fuerte, los pobladores del centro podían consumir alimentos del sur y viceversa. Fue un cambio positivo para darle un impulso a la economía. Es interesante ver el porqué ciudades como Monterrey son actualmente tan pobladas, y como poco a poco se fue perdiendo ese sector agrícola que fue tan importante. Actualmente como lo dice el libro de “cosechas de ira” los campesinos buscan un apoyo que no se les da como se les dio en un pasado, ya que en la revolución se pedía por defender las tierras y en nuestra era se nos olvidan las tierras que se defendieron.

  17. Enid Daniela Hamdan Camargo dijo:

    Durante el siglo XVIII en la Nueva España se implemetó una política orientada hacia la exportación de productos agrícolas para proveer de materias primas a la industria manufacturera española y para abastecer otros territorios americanos, que junto con el aumento de la demanda urbana de alimentos y de la demanda de insumos para la minería se hizo necesario aumentar la productividad del campo, lográndose así una expansión y un crecimiento del sector ligado al crecimiento de la población, lo que a su vez provocó una migración hacia las ciudades. Este crecimiento de la demanda de alimentos llevó a la especialización regional, a la intriducción de sistemas de riego y a que se intensificaran los arrendamientos en las haciendas para aumentar la superficie cultivada. En las haciendas se dejó de cultivar el maíz para empezar a cultivar productos destinados a la exportación como el algodón, el azúcar, la vainilla, la pimienta y el arroz.
    En el siglo XIX, la dualidad existente en la agricultura se acentuó debido a que por una parte se encontraba el cultivo en pueblos, minifundios y pequeñas propiedades, destinado a abastecer a las comunidades, y por otra parte, el cultivo comercial innovador realizado en las haciendas, ranchos y plantaciones comerciales, en donde las haciendas controlaban los mercados, la mayor parte de la producción, los precios y el acceso a créditos. A finales del siglo, el crecimiento de la agricultura se logró aumentando la oferta de los factores de la producción e implementando técnicas y mejoras al sistema de trabajo. La mayor parte de este siglo se caracterizó porque lo que se producía en un sector agrícola se consumía inmediatamente en el mismo, por la rstricción de los circuitos comerciales y porque había crisis de manera recurrente; a lo que se le añade el peso mayoritario de la población rural que estaba distribuida desigualmente. En los últimos años surgieron intentos por impulsar el desarrollo agrícola, lográndose transformaciones como la creación de un excedente de alimentos para el mercado interno, producción de materias para actividades de transformación, se transfirieron factores de la producción hacia otros sectores, pero no se logró la formación de un mercado ni el abastecimiento de alimentos.
    Opinión: La agricultura en México, desde la época colonial hasta nuestros días, no ha sido una actividad económica tan productiva como se desearía, sin embargo, ésta ha presentado periodos de auge que han venido acompañados del crecimiento poblacional y que han provocado una mayor dualidad en el sector. Esta dualidad hoy en día se ve muy marcada, pues mientras el norte del país se caracteriza por el predominio de la agricultura intensiva con el uso de maquinaria y técnicas modernas, la cual está destinada a los grandes mercados y a la exportación; en la zona sur se práctica la agricultura extensiva destinada sólo a abastecer los pueblos y comunidades cercanas.

  18. Alma Daniela Martínez Aguilar dijo:

    La introducción de este texto, nos habla sobre el trabajo de los autores por describir la producción generada durante el siglo XIX, citando a autores como Coatsworth, que hemos revisado a lo largo del curso, y cuyos trabajos demuestra el crecimiento que se dio mediante la agricultura durante este periodo.
    Los autores describen que para esta época, y un rasgo de gran importancia como respuesta al crecimiento de producción, se debió a la expansión de tierras dedicadas para la agricultura, y que fue un crecimiento casi a la par del de la población. Los autores nos mencionan la situación de los principales productos cosechados como el maíz, el henequén, la grana cochinilla, el pulque, y la caña de azúcar; así mismo se resalta la ideología monopólica ésta época, al mencionar las zonas que tenían libertad de comercio, y otras que eran controladas por la corona española.

    En mi opinión, es difícil saber con claridad la situación en la que se encontraba la producción del país en esa época, ya que los datos que hay no son claros, como se puede ver en la lectura de Coatsworth (COATSWORTH, John H.1990 Los orígenes del atraso. Nueve ensayos de historia económica de México en los siglos XVIII y XIX. México: Alianza, 162-177.), en donde menciona, que la recopilación de datos en las “estadísticas” que utilizan muchos historiadores para explicar éste periodo, son incorrectos y tomados de informes inventados.

  19. Edgar Domínguez dijo:

    Los cambios en la agricultura se ven relacionados con el crecimiento demográfico, las reformas borbónicas, la política de distribución de tierras baldías con el fin de aumentar la producción, la apertura de libre comercio en Veracruz y Yucatán permitió la apretura a mercados del Caribe, así como la eliminación de propiedad corporativa, eliminación de diezmos, fueros eclesiásticos y militares. Hubo un excedente en la producción agrícola entre el siglo XVIII y XIX, lo que provocó una soberanía alimentaria en el país. La población comenzó a desplazarse de la ciudad al campo para trabajar, principalmente al norte del territorio mexicano. Durante el gobierno de Díaz se buscó la expansión de éste sector, que se vio favorecido debido a la creación de redes ferroviarias, que ayudó al proceso de apertura de tierras. Durante éste tiempo se encaminó a satisfacer la demanda de materias primas y cubrir las necesidades del mercado nacional.
    Las diversas modificaciones en la producción agrícola han dependido de la enorme importancia de la influencia del estado, el crecimiento demográfico, la situación geográfica aunque el factor más importante fue la introducción del ferrocarril a nuestro país.

  20. Lesly Jamileth Rodríguez Muñoz dijo:

    En la época de la colonia el papel que desempeño la Nueva España con la metropolis (España) y el resto del mundo era muy pobre debido a que sólo consistió en proveer insumos a la naciente industria manufacturera de España y a la vez consumir aquellos productos. Durante el siglo XVIII se experimentaron una serie de cambios en la agricultura y en la economía en general ya que surge una política de exportación de bienes agricolas que repercutiío principalmente en la diversificacion de la producción, por ello muchas de las haciendas, ranchherias y campos transformaron sus cultivos nacionales hacia la exportación al mismo tiempo el crecimiento de la mineria tuvo una relacion directa con la demanda de los bienes agrícolas lo cual propicio un aumento en la produccion por medio de dos vias: la primera de menaera intesnsiva donde se buscaba el aumento de la productividad del campo pese a esto debido a las condiciones de grandes cantidades de tierra sin cultivar se vió necesariamente desplazada por la segunda manera de modo extensiva que consistió en aumentar la producción de la misma manera, por lo cual nos menciona el autor que hubo un aumento en la producción de granos de consumo sin embargo este se vio encaminado hacia el mercado externo ya que no iba en funcion con el aumento en la población. Es importante mencionar que el crecimiento de la Nueva España no se dio en forma uniforme sino que se acento en regiones prosperas del país siendo el centro,Veracruz, Acapulco, la zona del Bajío, Guadalajara y Monterrey centros de atracción.

  21. María Teresa Santos Ramón dijo:

    Sesión 8
    Esta introducción muestra un panorama general de la agricultura novohispana en el s. XVIII. Mencionando trabajos o ensayos y las temáticas que tratan como por ejemplo:
    • Jose A. Alzate y Jose I. Bartoloche, sobre métodos de cultivo donde argumentan que la introducción de nuevas tierras de cultivo como baldíos permitió un incremento en la producción agrícola.
    • Carlos Sempat Assadourin; analiza la relación entre precio y producción en las haciendas.
    • EnriwqueFlorescano; sobre los precios del maíz.
    • Claude Morin; correlaciona producción, población y reforma fiscal para determinar cuando se produjo un mayor crecimiento económico.
    • J. Antonio Yermo, sobre la política fiscal que introdujo la corona.
    Menegusa y Tortolero definen la especialización regional agrícola en México, donde Veracruz producía algodón; Yucatán, algodón, azúcar y henequén; La Región central (Valle de México, Tlaxcala, etc.), magueyes para abastecer a ls haciendas pulqueras; Cuernavaca, caña de azúcar; Mientras Toluca, Chalco y puebla producían principalmente trigo.
    Bajo este panorama atribuyen los cambios (como reordenamiento de cultivos en la agricultura del s. XIX) al crecimiento demográfico y económico, además a la política adoptada por los Borbones. Para 1910 con la introducción del ferrocarril y 30 años de crecimiento nuevamente México ya no era u país atrasado y se observan una serie de transformaciones en el mundo rural como :
    “…se crea un excedente de alimentos para el mercado interno, se producen( materias primas para actividades de transformación; se libera mano de obra para sectores no agrícolas de la economía; se transfieren capitales para otros sectores, pero la formación de un mercado y el abastecimiento tienen serias dificultades”(p.p.26)
    Menengus y Tortolero concluyen que la Hacienda “Experimento grandes transformaciones durante el siglo pasado que propiciaron la desigualdad en la propiedad de tierras, pasando del campesino y el pequeño propietario al hacendado, el cacique y a veces el ranchero. Además los salarios reales delos trabajadores rurales y las condiciones delos campesinos, arrendatarios y aparceros tendieron a deteriorarse” (p.p.27)
    En mi opinión la Hacienda funcionó eficientemente como entidad económica y aunque propicio desigualdades sociales, lo único que considero realmente perjudicial para la sociedad fue que propició la separación de la tierra de manos de los trabajadores y la concentró en unas cuantas manos que llegado un punto no pudieron administrarla eficientemente por más tiempo y por tanto esto perjudicó a la economía nacional.

  22. García González Ana Laura dijo:

    El crecimiento que experimentó México en el siglo XIX, tanto económico como poblacional, llevó a la agricultura a experimentar grandes cambios. Por un principio esta actividad se redistribuyó geográficamente, es decir, surgieron nuevos centros de producción y además cada región se especializó en cierto tipo de producción. Ante estos cambios la modernización en la agricultura resultó totalmente necesaria para aumentar los rendimientos agrícolas y lograr abastecer la demanda creciente. En apariencia y sostenido por muchos historiadores la revolución agraria no se dio en ésta época pues los aumentos en la oferta agrícola se debieron a la intensificación de la explotación de nuevas tierras más que a la implantación de nuevas tecnologías. Sin embargo la realidad de esa época refleja algo muy diferente. Por poner ejemplos, Veracruz se coloca como principal productor de algodón para la manufactura, Tabasco como productor azucarero, la región del Bajío es la más dinámica, en cuanto a agricultura, en la época colonial y el Norte del país también se desarrolla rápidamente. Estos casos bien nos indican que el aumento de la oferta agrícola no pudo deberse únicamente al aumento de las tierras de cultivo sino de nuevas formas de organización lo cual implica técnica. Lo que es cierto es que surge una dualidad en la agricultura mexicana para esa época, al lado de los pequeños productores que se dedicaban a producir para el autoconsumo también existen grandes haciendas dedicadas a la agricultura comercial. En estas últimas es donde se dan los cambios más importantes. Ahí la agricultura fue fuente de innovación en cuanto a la organización del trabajo y tecnología como respuesta a las necesidades del mercado. Así contrario a muchas tesis los hacendados sí se preocupaban por aumentar la rentabilidad de sus tierras y participaron en diversas actividades que les permitiera lograrlo. Para esa época no sólo la ciudad se desarrolló sino también la agricultura.
    Comentario: Me parece importante la conclusión que nos da esta parte sobre el papel de los hacendados en el siglo XIX pues muchas veces mantenemos la idea de que fueron ellos los encargados de mantener a una economía principalmente agraria estancada. Como ya vimos en otras lecturas, todos los productores de la época tuvieron siempre como objetivo aumentar la rentabilidad de sus actividades y el que los mercados o la producción no crecieran como se deseaba no se debía a una falta de visión por parte de ellos, sino a una serie de obstáculos institucionales que terminaban mermando el desarrollo. A pesar de tales obstáculos México logró crecer en esa época y de ello es muestra la modernización agrícola, históricamente la agricultura ha sido la base económica de un país, si tal vez no en la actualidad sí en sus inicios, y ella debe recibir también las ventajas del mejoramiento de las técnicas para después dispersarse a los demás sectores y lograr abastecer sus necesidades. Una agricultura rezagada no es compatible con el crecimiento en otros sectores puesto que no logra cubrir la creciente demanda que en estos se origina y es entonces cuando se recurre al sector externo de forma casi dependiente.

  23. Sánchez Carrasco Tania Karen dijo:

    Una de las zonas características de México durante el siglo XVIII debido a su dinámica, fue la región del bajío. Dicho crecimiento acelerado se vio reflejado en el incremento de la población. Por otro lado las reformas dadas en la zona del Golfo durante esa época, permitieron incrementar el comercio, conectando así los mercados internos con los externos, situación que resulto benéfica para el país.
    La agricultura del siglo XIX en su mayoría era una agricultura de autoconsumo practicada principalmente en los pueblos y pequeñas propiedades. Sin embargo, había otra parte de la agricultura, la comercial, practicada en los ranchos o haciendas. La primera de ellas, la agricultura de autoconsumo puede explicarse por el incremento considerable y constante de la población, mientras que la segunda, la comercial, se explica por el crecimiento del mercado y las relaciones comerciales.
    Comentario: En la lectura podemos ver que el crecimiento continuo de la población fue un factor que influyo de manera significante en la agricultura, de la misma manera, otro factor importante y de gran influencia en los experimentos sufridos de la agricultura fueron los acuerdos que se llevaron a cabo en el ámbito de las exportaciones con España.

  24. Aliphat Rodriguez Rodrigo dijo:

    Durante la época de la colonia la relación de la Nueva España con el resto del mundo era muy pobre, esto debido a que la política comercial de España hacia la Nueva España consistió que esta se redujera a proveedora de insumos y consumidora de sus productos; pero fue durante el siglo XVIII en la nueva España que se vivió un periodo de cambios en lo que respecta a la agricultura y en la economía en general, esto debido a que en primera instancia se crea un política de exportación de bienes agrícolas, lo que en que algunas haciendas, rancherías y campos de cultivo optaron por la producción de bienes agrícolas para la exportación, en lugar de sembrar bienes para el consumo interno. A la par del crecimiento de la minería se dio un crecimiento en la demanda de alimentos, lo que alentó al sector agrícola a aumentar los niveles de producción. Aunque si bien es cierto se hubo un aumento en la producción de granos de consumo, este aumento iba en relación con el aumento de la población. El crecimiento en la nueva España y posteriormente México, no se dio de la misma forma en todas las regiones, sino mas bien se dio solo en las regiones prosperas del país, que fueron, el centro, desde Veracruz, D.F, y Acapulco, la zona del bajío –debido a las minas– Guadalajara, y posteriormente Monterrey.
    Nos damos cuenta que el desarrollo de la agricultura en México, no se dio de la misma forma en todo el país, esta lectura nos permite ver que en cierta media la tamaño tan grande del territorio mexicano fue contraproducente, debido a que el crecimiento de la agricultura se dio de forma extensiva en lugar de intensivo. De nuevo vemos que el país era dependiente de forma casi total de la minería, y por lo tanto la estabilidad del país dependía de la demanda de la plata en el exterior; como ahora se depende del petróleo, y considero que el país más que depender de un recurso natural, debe diversificar su economía, para evitar estar sujeto a fluctuaciones del precio de un recurso natural; y si lo vemos de desde ese punto de vista nos damos cuenta que tras 200 años no ha cambiado nada, salvo el nombre del recurso natural usado.

  25. vera Rodriguez Jonathan N. dijo:

    La agricultura presento grnades transformaciones en el S. XIX ya que era el balance del pasado de la agricultura en México es altamente positivo por múltiples conceptos. En primer lugar, fue la base económica de la sociedad novo- hispana y mexicana de la Conquista a la Revolución. La mano de obra y la tecnología necesaria para operar y producir toda esta energía merece mención aparte; arrieros eran hombres de la aldea, mas la tecnología con que operaban y el equipo que usaban vino de hacienda.
    El gran crecimiento demografico las reformas de quitar bienes a la iglesi que esta ya percibia grnades intereses economicos, por un lado percibia ingresos en forma de diezmos, herencia de ciertas personas,capellanias, horizontes temporales, estos capitales osicios fueron despojados de la iglesia y puesto en manos productivas”” tierras que fueron puestas pra cultivos algunos en formas comunales o parcelarias para la produccion de alimentos basicos, las reformas politicas y la llegada del ferrocarril provocaron la transformacion de l agro mexicano.

  26. Cacheux Melendez José Antonio dijo:

    En la lectura podemos observar que una de las principales razones por la cual la agricultura sufrió experimentos fue por el crecimiento continuo de la población, así como los acuerdos que se llevaron a cabo en el ámbito de poder exportar algunos productos sobretodo con España ,una de las zonas en México que se caracterizó por tener una dinámica importante fue la región del bajío en el siglo XVIII, y el crecimiento rápido que tuvo esta región se pudo traducir en también un crecimiento constante de la población donde el rápido crecimiento de estas zonas se tradujo en un crecimiento acelerado de la población. Por otra parte en la zona del golfo, algunas reformas que se dieron en esa época ayudaron a que se pudiera incrementar el comercio lo que permitió conectar a los mercados del país con la de otras regiones y con esto beneficiar al país. La lectura también nos comenta que para el siglo XIX la agricultura se caracterizó por la agricultura de autoconsumo que se practicaba principalmente en los pueblos, y pequeñas propiedades y la otra versión de la agricultura, que era la comercial, la cual se practicaba en las zonas llamadas ranchos o haciendas. Esto podría explicarse por el crecimiento que tuvo tanto la población pero a la vez el mercado, y las relaciones comerciales, así como políticas económicas que permitieron que la influencia del capitalismo que llegaba al país pudiera tener una dinámica y evitar los obstáculos.

  27. Sanchez Loza Armando dijo:

    La agricultura novohispana sufrió una serie de transformaciones a lo largo del siglo XVIII las cuales fueron consecuencia del crecimiento demográfico y de las reformas borbónicas.
    El crecimiento de la población se manifestó en un aumento en la demanda de productos agrícolas lo cual propicio la reorganización de las actividades agrícolas así como la introducción de innovaciones como sistemas de riego con el fin de aumentar la productividad y así poder satisfacer la demanda. Mientras tanto la liberalización del comercio como consecuencia de las reformas de los Borbones se tradujo en cambios en la estructura agrícola en Yucatán y el sureste del país con el fin de vincularse con la demanda proveniente del Caribe.
    Hacia el siglo XVIII la estructura agrícola se sustentaba por un lado, en la agricultura de autoconsumo la cual era practicada en los pueblos y por pequeños propietarios mientras que por el otro se hallaban las grandes haciendas y ranchos que se especializaron cuya producción estaba orientada al mercado. Dos fueron los factores principales que determinaron la evolución de la agricultura durante este periodo. El primero tiene que ver con el crecimiento poblacional y su desigual distribución territorial, el grueso de la población se estableció en el centro del país, entorno a las ciudades, centros mineros y cualquier lugar donde el crecimiento económico generara fuentes de empleo, mientras tanto la llegada del ferrocarril permitió el desplazamiento por distancias mas grandes además impulsar de manera importante el crecimiento de los mercados así como la especialización regional. El otro factor fueron las reformas liberales iniciadas durante la segunda mitad del siglo XIX y las cuales tenían como objetivo la privatización de las propiedades públicas y comunales.

  28. Jair Rodrigo Muñoz Soto dijo:

    “Introducción“, en Agricultura mexicana: crecimiento e innovaciones.
    Los autores del texto abarcan el período que va de finales de la colonia a principios del Siglo XX, época en la cual la situación global de la Nueva España y posteriormente México era precaria y poco estable si lo observamos desde casi todos los ángulos. En efecto, existe un gran desfase de la industrialización en México respecto a países desarrollados, Estados Unidos y Gran Bretaña por ejemplo, sin embargo, en este período el sector primario – agropecuario – tiene un impacto importante en la economía de cada país. En México se busca expandir mediante mejoras tecnológicas, de forma directa o indirecta, la participación de este sector en la economía. A su vez, en la época Porfirista se reforman leyes que buscan elevar la productividad como conjunto con la finalidad de una mejora aparente de bienestar.
    Opinión: México ha sido desde sus inicios un país que en materia de economía y política está atrasado con respecto a otros países que incluso alcanzaron su independencia a la par de nuestra nación. Muchos factores pueden explicar lo anterior, sin embargo, desde mi punto de vista el factor clave es la enorme desigualdad que existía incluso en tiempos de la colonia. La desigualdad genera resentimientos, carencias, fragmentación de la sociedad, etc., causas que nos dividen como nación. En la misma lectura se observa que no todo nos muestra un panorama desolador, sin embargo, esto cambios, reformas e innovaciones que intentaron promover el sector primario fueron anticuados y su vigencia respecto al resto de los países industrializados fue corta.

  29. COTO TUR ALDRIN LUIS dijo:

    Los cambios ocurridos en la actividad agraria están relacionados con la actividad económica y el aumento de la población. El aumento de la población crea una preocupación en el sector agrario, aumentar la productividad. Para aumentar la productividad se crearon instituciones para fomentar el crecimiento e innovación de este sector. Es menester decir, la región mas activa en la época colonial fue el Bajío (Michoacán y Guadalajara), esta abastecían la zona norte del país que se dedico principalmente a la ganadería y la minería. Estas dos zonas se convirtieron en el económico del la Nueva España, y como tal, fue atractiva para la población de modo que hubo contingentes que iban de las zonas mas deprimidas de la Nueva España a estos nuevos centros económicos. La producción agraria como hemos dicho, es sensible a las variaciones del mercado. La demanda fue evolucionando y se diversificó de tal manera que presionó al sector a que se abrieran tierras de cultivo para nuevos productos. El ejemplo más claro fue la aparición de Haciendas pulqueras. El mercado llego a demandar cerca de 500 000 litros de esta bebida al día. Una nueva estructura de producción tenía que ser puesta en marcha porque para que el agua miel se formara tenían que pasar siete años. Una combinación de magueyes maduros y jóvenes fue una solución. Para el siglo XIX se comenzó a observar cada vez más la dualidad del sector agrícola, por una parte, una agricultura de autoconsumo con profundas costumbres arraigadas y por otra parte, una agricultura comercial representada por Haciendas, Ranchos y plantaciones comerciales. La primera no es sensible a las variaciones de la demanda, de modo que se comenzaron a hacer cambios institucionales para integrar la economía precapitalista a la economía capitalista. Durante 3 décadas la economía experimento un crecimiento casi ininterrumpido del sector agrícola y para 1910 la economía mexicana era el vivo ejemplo del subdesarrollo.
    La economía mexicana a lo largo de la colonia y posterior a la colonia sufrió un largo y turbulento proceso de modificación estructural, con el objetivo de comenzar la llamada acumulación originaria. El sector dinamizador de la economía fue el sector agrícola, la demanda interna empujo a la agricultura a desarrollarse y al mismo tiempo a diversificarse. Las formas pre capitalistas debían ser destruidas y durante la segunda mitad del siglo XIX se comenzaron a introducir modificaciones institucionales con el objetivo de darle un impulso al desarrollo capitalista. México debía entrar en la inercia internacional de industrialización. Desde finales del siglo XIX comenzamos a sentar las bases para una vez entrado el siglo XX el modelo exportador primario se consolide como el motor de toda la economía. Un problema que observo es la falta de una burguesía nacional, la inversión que comenzó a industrializar la economía fue básicamente externa, quizá una hipótesis que explique la dependencia de la balanza comercial sea justamente el enorme porcentaje de inversión extranjera que llego a México en las 3 décadas de desarrollo económico que va de 1877 a 1910.

  30. Andrea Ponce Nava dijo:

    Menegus y Tortolero explican que las modificaciones en la agricultura durante el siglo XVIII ocurrieron por el crecimiento demográfico y económico, además de las políticas adoptados por los Borbones.
    Se comenta también como estaban concentradas las actividades: Bajío; cultivo de cereales, Norte; explotaciones agro-ganaderas, Guadalajara; fábricas de puros y cigarrillos, Oaxaca; grana de cochinilla, Valle de Cuerna; producción de caña de azúcar.

    Considero que las medidas aceptadas por los Borbones fueron adecuadas para el desarrollo de la agricultura del periodo puesto que diversificaron las especies, hubo una política orientada a las exportaciones y hubo la preocupación por el incremento en rendimientos.
    Sin lugar a dudas los hacendados jugaron un papel importante en la reactivación económica ya que impulsaron la actividad agrícola a pesar de que esto perjudico a la agricultura de autoconsumo.

  31. Elena Hernández Vázquez dijo:

    En la lectura de Menegus y Tortolero se da cuenta a grandes rasgos de los cambios en la agricultura novohispana observados en el siglo XVIII y XIX. En su mayoría éstos se explican por el crecimiento económico debido a la minería, así como por el crecimiento demográfico responsable también de aumentar la demanda de alimentos. La política borbónica en la materia también empujó cambios en el sector agrario.

    La agricultura se reorientó geográficamente al incluir tierras baldías y realengas. Según los autores, el sector creció más en la primera mitad del siglo debido a las reformas económicas y fiscales de Carlos III, y lo hizo en general, en función a la creciente demanda que se suscitó por el aumento vertiginoso de la población sobre todo en las urbes. Los autores hablan también de evidencia de que se incorporaron avances tecnológicos como sistemas de riego.

    El territorio geográfico se modifico en muchas regiones: la ganadería de Guadalajara fue recorrida hacia el norte y el Pacífico, con lo que ésta urbe y Michoacán se vincularon directamente a abastecer directamente las regiones mineras de Zacatecas y Guanajuato y otros yacimientos.
    Debido a las reformas borbónicas de libre comercio, en Veracruz se incrementó la producción de algodón debido a su alta demanda para exportación, en el mismo sentido aumentó la producción de azúcar, vainilla y pimienta. Y debido al monopolio del tabaco establecido en 1764, el cultivo se limitó a zonas de Veracruz, afectando a zonas muy lucrativas de Guadalajara. En Yucatán con visos a la exportación se centró la producción en el palo de tinte, añil, grana y henequén.
    En Oaxaca por su parte el cambio más importante fue un aumento considerable en la extensión de tierras dedicadas al cultivo de la grana cochinilla. En el centro los autores reportan el surgimiento de las haciendas pulqueras como un factor que atacó la producción indígena tradicional.
    La región de Cuernavaca siguió concentrando su producción en el azúcar, que debido a la introducción del chocolate en la dieta nacional aumentó su demanda aunque el precio tuvo un nivel muy bajo.
    La producción de trigo del Bajío comenzó a dominar el mercado capitalino.

    En el siglo XIX se acentuó el carácter dual de la agricultura: por un lado el autoconsumo y por el otro la agricultura comercial.

    Una postura interesante en esta introducción es el posicionamiento acerca de que el sector rural no sufrió graves deterioros a causa de la guerra de Independencia y el dibujo que se hace sobre ella como un sector que sirvió de impulso al desarrollo durante algún tiempo y como un espacio de innovación lejano a la ciudad.
    Los autores detallan algunos factores que de 1833 a 1850 eliminaron los obstáculos institucionales al desarrollo capitalista moderno.

    Y se cita a Coatsworth para definir un parteaguas en la economía mexicana que dio un salto de no contar con medios de transporte, bancos, capital, tecnología y adiestramiento a en 1910 con 30 años de crecimiento casi ininterrumpido, ser un país que ya no podía llamarse atrasado.
    Las reformas liberales, son observados por los autores como positivos en la creación de de un república compuesta por pequeños propietarios privados. Incluso había una división en el Ministerio de Fomento sobre cuál debía ser el tipo de intervención del Estado en el sector, si a través de enseñanza de los métodos agrícolas, o del disfrute del ferrocarril, las obras de riego y otras obras de la modernidad.
    Debido a esta política se creó un excedente alimenticio, así como materias primas para las actividades de transformación, se liberó mano de obra para otros sectores aunque se sigue padeciendo por el incipiente mercado y abastecimiento dificultoso.
    Durante el periodo de estudio, también se dibujan cambios en la hacienda, que propiciaron desigualdad en la propiedad de las tierras, que se concentró en pocas manos en el siglo XIX.

  32. Lidia Bonilla Zarrazaga dijo:

    La agricultura sufrió muchos cambios durante el siglo XVIII, pues comenzó a tomar importancia en la economía de la Nueva España. Esto fue consecuencia en parte del crecimiento demográfico y de las políticas implementadas por el Gobierno como la de exportaciones.
    Ya que el objetivo era aumentar la productividad de la tierra, se crearon instituciones que lograran mejorar su rendimiento: se distribuyeron terrenos baldíos y tierras; todo esto para impulsar el desarrollo capitalista. La demanda urbana de alimentos, insumos para la minería y el abastecimiento de materias primas al imperio contribuyeron a la expansión del sector. Ya no sólo se trataba de agricultura para el autoconsumo, sino de un nuevo mercado. En 1910 México ya no estaba entre los países atrasados, sino que ahora tenía una estructura económica bastante fuerte.
    Comentario: a pesar de que el sector minero era lo que más apoyaba el gobierno durante la mayor parte de este periodo, no impidió el crecimiento y la expansión del sector agrario. La necesidad de la población por adquirir productos agrícolas era inevitable, fue el sector que más ayudó a que la Nueva España se integrara al sistema capitalista.

  33. Lesly Jamileth Rodriguez Muñoz dijo:

    Como hemos visto con anterioridad la importancia que han tenido los ferrocarriles en la historia ha estado anclado al fortalecimiento de esta red ferroviaria a través del tiempo en esta lectura Cerutti analiza las repercusiones de la inversión extranjera ya que este se ha señalado como aliado estructural de los grupos exportadores de materias primas entre 1880 y 1930. El capital extranjero equivalía a enclave (generador lazos con otros espacios económicos), es importante señalar que el sistema ferrovial porfiriano apunta cuatro ejes: a) sus tramos vertebrales apuntaron a la frontera norte, b) se fusionaron con redes que bajaban de EU, c) el acceso por cuatro puntos estratégicos: Paso del norte (Chihuahua), Piedras Negras, Nuevo Laredo y Matamoros; d) las líneas más extensas se conectaban hasta la capital del país lo cual fue aprovechado por EU. Después de tener en claro la articulación de la red ferroviaria en México el autor llega a estas conclusiones: primero nuestro país fue el único en buscar la salida hacia el Río Bravo en lugar de el mar como todos los países latinoamericanos, segundo por este medio se construyó el más grande mercado nacional creado por el sistema capitalista y por ultimo se facilitaron los vínculos con el área de mayor desarrollo del norte. La construcción de los rieles en la zona del Bajío se llevaron la tarea de unificación de las áreas productivas del norte donde la vinculación con Texas favoreció la exportación en las comarcas productoras de minerales, de carbón, algodón, madera, etc. Las dos líneas encargadas de esta unificación que atravesaban el norte centro-oriental las cuales formaron grandes callejones que desendían desde EU hasta nuestro país sin impostar sus funciones nacionales o internacionales fueron: el Ferrocarril del Golfo, que unía Monterrey y Tampico, y el Ferrocarril Internacional que tuvo un desarrollo mayor ya que bajaba desde Piedras Negras a Torreon llego a constar con 985.9 km en 1909. El autor llega a la conclusión de que la instalación de los ferrocarriles fuese resultado de inversiones extranjeras no autorizaría, por lo tanto a usar el concepto enclave para analizar el comportamiento de la economía mexicana durante los años previos a la Primera Guerra Mundial.

  34. Jaramillo Arenas Martín dijo:

    A través de la lectura se hace una breve reseña sobre las visiones de las principales reformas efectuadas con el objetivo de incentivar este sector una vez llegado el México independiente hasta llegar a la época dónde gobernaba Porfirio Díaz, esto buscaba llevar un incremento de la base productiva nacional, con el objetivo de elevar la productividad de la época.

    También resalta la importancia que tiene el ferrocarril cuando se incorpo entre la gama de posibilidades de transporte dentro de la comercialización de los productos agrícolas, esto incremento los mercados en donde podían incertarse los diversos productos agrícolas, lo que elevó el crecimiento de la población, así como un aumento considerable de la oferta entregada por los diversos productores. Esta breve introducción solo presenta un panorame general de la transición efectuada y de la relevancia de los espacios de comercialización agrícola gracias a las comunicaciones.

    Los cambios en la agricultura se ven relacionados con el crecimiento demográfico, las reformas borbónicas, la política de distribución de tierras baldías con el fin de aumentar la producción, la apertura de libre comercio en Veracruz y Yucatán permitió la apretura a mercados del Caribe, así como la eliminación de propiedad corporativa, eliminación de diezmos, fueros eclesiásticos y militares.
    Durante el gobierno de Díaz se buscó la expansión de éste sector, que se vio favorecido debido a la creación de redes ferroviarias, que ayudó al proceso de apertura de tierras. Durante éste tiempo se encaminó a satisfacer la demanda de materias primas y cubrir las necesidades del mercado nacional.
    Las diversas modificaciones en la producción agrícola han dependido de la enorme importancia de la influencia del estado, el crecimiento demográfico, la situación geográfica aunque el factor más importante fue la introducción del ferrocarril a nuestro país.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s