Sesión 15

La lectura para el jueves 7 de abril es

HABER, Stephen H.

1990 “La economía mexicana, 1830-1940: obstáculos a la industrialización”, Revista de Historia Económica 8, núm. 1, 81-93 y núm. 2, 335-361, disponible aquí.

Acerca de Manuel Bautista-González

I am a doctoral candidate in United States History at Columbia University in the City of New York. I specialize in American economic, business, entrepreneurial, financial, banking and monetary history. For my dissertation at Columbia, I study the concurrent use of domestic and foreign currencies as means of payment and their relationship with interregional and external trade circuits and financial markets in antebellum New Orleans. I am also interested in Mexican and Latin American history, global history, the history of economic thought, the history of economics as discipline and profession, the methodology of economics and economic history, as well as the broader relationship between history, economics and other social sciences.
Esta entrada fue publicada en Sesiones y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

26 respuestas a Sesión 15

  1. Ruiz Ortiz Scarlet Allison dijo:

    La lectura de Stephen H. Haber “La economía mexicana, 1930-1940: obstáculos a la industrialización” se divide en dos partes. En la primera se conocen los principales obstáculos en los que la industria se topó entre 1830 y 1880, que desfavorecieron su crecimiento, al igual que el crecimiento económico general: primeramente se encuentran los altos costes de transporte, y aunado a esto, encontramos un bandolerismo activo, aranceles internos, provincias con autonomía fiscal, poca participación de la población en la economía monetaria, un entorno legal e institucional deficiente, poca defensa a ataques externos y pérdida de territorio, entre otras. En la segunda parte de la lectura, se nos detalla que entre 1890 y 1910 se experimenta un crecimiento rápido, se da un desarrollo gracias a las inversiones extranjeras en transporte, minas, industria petrolífera, manufacturas y agricultura. El mercado se destino a Estados Unidos y no se pudieron desarrollar industrias de bienes de capital. Entre 1910 y 1917, con la revolución mexicana produjo incertidumbre en los inversores y financieros, provocando una disminución en la inversión industrial.
    Comentarios:
    Considero necesario analizar a fondo cada periodo anteriormente mencionado, ya que cada uno se caracteriza por desequilibrios económicos. En primer lugar podemos notar que gracias a estos periodos, se sentaron las bases de una industrialización que continuó 40 años más, y que favoreció el crecimiento económico. En lo que se refiere al desarrollo económico, se podría hacer un énfasis a que se buscaba beneficiar no a la población en general, sino a pequeños grupos limitados (Porfiriato), en donde el descontento general y la dictadura provocaron una revolución que conllevó grandes pérdidas de inversores externos.

  2. Villegas Sandoval Julio Adrián dijo:

    En las últimas décadas del siglo XIX desaparecieron los obstáculos institucionales y de transporte que habían evitado anteriormente el crecimiento económico. La agricultura campesina comenzó a dejar paso a una agricultura comercial con una productividad mas elevada; el sector minero, en decadencia a lo largo de todo el siglo XIX, comenzó a establecer nuevos records de producción y ventas, y nuevas industrias, como la del petróleo, se desarrollaron con gran rapidez. El resultado global fue que la economía comenzó a crecer: la ingreso nacional per cápita paso de 62 dólares (en dólares de 1950) en 1877 a 91 dólares en 1895 y a 132 dólares en 1910. Asimismo, la producción por fábrica se triplico en un periodo de 10 años, de 6.410 Kilos en 1898 a 19.819 en 1908.
    Durante los veinte años que van de 1890 a 1910, México experimento un rápido, aunque fallido, proceso de modernización y crecimiento económicos. Se estableció un mercado nacional al construir la red ferroviaria, se reactivo el sector minero, se creó una industria petrolífera, se desarrollo la agricultura comercial y la industria fabrico una amplia variedad de productos que no se habían producido nunca en México, haciendo desaparecer del mercado los bienes importados y poniendo a los artesanos del país entre la espada y la pared. Sin embargo, las contradicciones y obstáculos inherentes a la rápida industrialización de una economía como la de México impidieron que se produjera una industrialización autosostenida. El mercado seguía siendo demasiado pequeño para mantener industrias de bienes de capital, las industrias que existían eran incapaces de competir sin el apoyo y la protección del gobierno y un grupo de financieros, cuyo objetivo era la obtención de rentas, llego a controlar el sector manufacturero, evitando así una modernización real de la economía y la sociedad. Es decir, el pequeño sector financiero que rodeaba al régimen de Díaz y que poseía la mayor parte de los activos productivos de la nación solo estaba interesada en modernizar el Estado y la economía siempre que pudiera seguir manteniendo el control, obstaculizando, así, el proceso de industrialización.
    Comentario personal:
    Como pudimos observar a lo largo del texto, México no pudo adoptar de manera eficiente la introducción de nuevas tecnologías, debido a que su mercado interno era limitado, asimismo, las empresas fueron incapaces de mejorar la su organización para mejorar la productividad laboral. El que la industrialización haya sido fallida es causa directa del monopolizado sector financiero, que no hizo más que mermar la industrialización en algunos sectores de la economía.
    Lo curioso es que actualmente se cuenta con sistema financiero más desarrollado, donde podría decirse que existe competencia, pero extrañamente, México no es un país industrializado al 100%, ya que existe mucho desempleo, además, de que la mayor parte de las PEA se dedica a trabajar en el sector informal, y esto no indica un alto grado de industrialización, sino pone en evidencia el limitado aparato productivo que es incapaz de absorber mas fuerza de trabajo. Asimismo, no puede hablarse de industrialización en el sentido estricto, ya que la mayor parte de las industrias establecidas en el país son de maquila. El modelo neoliberal no hizo más que frenar el proceso de industrialización, además d convertir a la industria mexicana en maquila del mundo.

  3. Rubén Hernández Cordero dijo:

    El texto de Haber es muy interesante porque aporta más obstáculos con los que se topo el desarrollo de nuestro país, de hecho retoma obras de Coatsworth, dados sus preciso cálculos. Como bien decía Coatsworth, los obstáculos del desarrollo mexicano fueron las vías de comunicación y la ineficiencia del sistema que no permitía la libre empresa. A pesar de esto, durante el siglo XIX, nuestro país tuvo un desarrollo industrial muy por arriba de los países de América Latina. Sin embargo, se topo con un sistema judicial nada sofisticado, que no protegía a las empresas y que no respetaba la propiedad intelectual. Dando paso a los monopolios que lo único que buscaban eran mayores rentas. El alto costo del transporte jugó un papel desincentivador ya que la situación de las vías de comunicación y el tardío impulso al ferrocarril, hacía del transporte el costo más representativo. Esto sin lugar a dudas, generó una caída en la renta per cápita que Coatsworth calcula y que Haber interpreta. Muy interesante la mención del primer banco de desarrollo “Banco del Avío” que financiado por el Gobierno, logró en 12 años generar inversión, sobretodo en la industria algodonera, una de las primeras que aparecieron en México.
    En conclusión, una vez más la historia nos muestra como un mal marco institucional, combinado con una clase política que no prestó atención a la infraestructura, dañando así la productividad del país, sumado a la carencia de un mercado interno por la falta de conexión entre las unidades, y otras circunstancias más. Nos muestra el por qué México no pudo incorporarse hábilmente y tempranamente a la industrialización que comenzó en el siglo XIX. De haberse montado en la ola industrializadora cuidando todos los aspectos que se requerían para ello, se hubiera logrado trascender e incluso ser una potencia. Pero es la historia de avaricia en la clase política y empresarial, de falta de visión de largo plazo, de ausencia de desarrollo tecnológico que nos condena a repetir los mismos errores que los gobernantes de antaño. Basta ver la realidad, donde México pierde competitividad por la falta de circunstancias para montarse en la globalización, recordemos cuando los mercados se abrieron a la economía externa, nuestro país no tenía la capacidad productiva, ni los elementos institucionales para poder competir contra los bajos costos de las empresas extranjeras, que vieron en nuestro país un mercado potencial dado el precio bajo.

  4. Eduardo Hernández Pinto dijo:

    Los obstáculos que la industria encontró, y que impidieron el crecimiento tanto económico como del mismo sector, eran los altos costos de transporte y su ineficiencia, la poca estabilidad política provocó una constante intervención extranjera y a su vez la perdida de territorio, la independencia y poca relación de los pueblos alejados con el gobierno, la deficiencia institucional y administrativa, la poca participación del pueblo tanto política como económica y a esto encontramos un bandolerismo constante. Los inversionistas nacionales preferían llevar sus capitales a otros países entre ellos EUA, el único crecimiento industrial que se experimento en el país fue gracias a la inversión extranjera que se vivió antes de la revolución, al final la revolución provocó incertidumbre tanto política como financiera y una disminución constante en la inversión industrial. Es importante notar que estos fenómenos se repiten a lo largo de la historia de nuestro país, lo que me hace dar cuenta que nuestros problemas económicos políticos-sociales pudieran ser solucionados con el estudio de estos hechos.

  5. Luis Alberto Becerra Cruz dijo:

    Para los primeros momentos de un México independiente la industrialización parecía un sueño, pues en una nación donde la política y el poder eran demasiado volátiles, la atmosfera inversionista era prácticamente nula, a esto sumado el retraso económico que teníamos en comparación de cualquier país desarrollado. Durante el la primera y parte de la segunda mitad del siglo XIX la inversión continuo el mismo camino a excepción de unas cuantas enfocadas a la agricultura, minería, y otra actividades no del todo industriales. Durante este periodo hay poco que decir acerca de la industria que era prácticamente inexistente en nuestro país.
    No fue hasta el tercer cuarto del siglo XIX que la economía en el país empezó a tomar otro rumbo, pues la llegada del ferrocarril abría nuevas condiciones para el mercado interno y también en menor medida para la exportación. Esta alentó la inversión en ciertos sectores y también la concentración de capitales. Durante este mismo periodo se dio el crecimiento más grande de la economía industrial, pues se importó maquinaria extranjera y comenzó una nueva era de producción que aumento de forma vertiginosa, la cual se confronto con serios problemas.
    Una problemática a mi parecer muy importante era el sector financiero. El sector financiero en el país estaba muy poco desarrollado, con capitales muy bajos que no podían financiar las empresas de tal magnitud que se estaban creando en el país, de esta forma, las únicas empresas formadas pertenencia a unos cuantos que tenían liquidez en sus capitales, formando así en la mayoría de los casos monopolios poco competitivos que traían consecuencias nefastas para el desarrollo de la economía liberal que se proponía. Estos mismos monopolios creaban precios excesivamente altos, los cuales no podían ser pagados por la gran mayoría de la población, lo cual entraba en contradicción con el mercado interno que era el más desarrollado, pues el mercado exterior tenía un bajo nivel de desarrollo, lo cual provocaba que las mercancías producidas en el país no encontraran salida ni en el exterior ni en el interior del país.
    Esto provocaba a su vez otra problemática pues a pesar de la maquinaria importada del extranjero tenía un alto nivel de productividad, la mecánica del mercado y la baja productividad del obrero mexicano, conllevaban a una explotación de la maquinaria, es decir, de la capacidad productiva muy por debajo de su capacidad máxima. Lo cual originaba que las inversiones llevaran mucho tiempo recuperar sus costos fijos.
    En conclusión el porfiriato fue un régimen que si bien trajo avance y modernidad a el país, lo cual era muy necesario, este avance se vio frenado por condiciones sociales y políticas existentes en el país que el implemento de ideologías liberales no podían borrar. Así mismo este olvido por completo el sector financiero que para el funcionamiento del capitalismo es muy importante, y como lo refleja la lectura el sector financiero era prácticamente inexistente.

  6. Alma Daniela Martínez Aguilar dijo:

    El autor nos habla sobre las principales características que definieron la economía mexicana en el periodo de 19830-1940, enfatizando la importancia que tuvo el costoso transporte, un gobierno ineficiente y corrupto, tarifas arancelarias y alto desempleo, como los principales acontecimientos del atraso en México. Nos describe en síntesis la situación en la que se encontraba el país en ese momento, para entender el porqué del estancamiento que a mi parecer, desde ese entonces venimos arrastrando y no nos podemos recuperar totalmente.

    En mi opinión, si analizamos lo que el autor nos menciona en la lectura, no estamos muy distantes con la situación actual; seguimos teniendo un gobierno corrupto, inseguridad, desempleo, y los precios aún son altos; creo que es importante tener conocimiento de estos acontecimientos, para encontrar el error clave que arrastramos desde hace siglos, y que sigue sin dejar crecer a México. Tenemos un país con muchas riquezas naturales y mano de obra para dejar de ser país del tercer mundo, en mi opinión, no podemos culpar únicamente al gobierno de los problemas que tiene el país, el principal problema es la falta de amor nacional que tenemos todos, que a mi parecer data desde la conquista, un sentimiento de inferioridad respecto a otros países.

  7. Nava Jiménez Diana dijo:

    El análisis que hace el autor se centra, como el título lo dice, en los obstáculos que impidieron que México tuviera una industrialización autosostenida tras independizarse de España.
    Uno de los obstáculos para la integración del mercado a nivel nacional era el transporte, pues era costoso y existía poca infraestructura carretera, aunado a la inseguridad que acechaba en éstas, además de la segmentación del mercado mexicano por un sistema de aranceles internos. Sería hasta el gobierno de Porfirio Díaz cuando se logro canalizar la inversión extranjera en el desarrollo de una red ferroviaria que agilizará el movimiento de mercancías. Otro obstáculo fue la enorme desigualdad de la distribución de la renta, además por la falta de una economía desarrollada el Estado mexicano fue incapaz de defenderse de ataques tanto internos como externos. Los productores se encontraban ante a un mercado dividido y poco desarrollado, con un entorno institucional incierto y a una economía en decadencia. Pero fueron estas condiciones las que protegieron a los productores locales de bienes del exterior.
    A partir de la década de 1880, cuando se dio un mayor flujo de inversión extranjera, se canalizaron mayores recursos a los transportes, además del sector minero y petrolífero, provocando así un desarrollo de la agricultura por el incremento en la demanda de alimentos. Se dio un crecimiento global de la economía, se expandió el comercio interior y exterior, incrementándose la productividad. La industria mexicana se transformo, las empresas familiares se convertían en grandes empresas por un proceso de concentración de capital a partir de la década de 1890. El incremento en la producción no pudo ser absorbida por la gran mayoría de la población seguía en condiciones de pobreza, por lo que se genero una sobreproducción.
    Comentario.
    Puedo concluir que es claro porque durante el periodo resulto imposible una industrialización sostenida que permitiera el desarrollo de todos los sectores en el país pues, ya fueran internos o externos, siempre había algo que imposibilitaba que las industrias se desarrollaran. Considero que el papel que juega el Estado es fundamental ya que, si bien al principio del periodo de estudio era casi inexistente, posteriormente el interés por el desarrollo industrial descuido al sector mayoritario de la población, pues a la clase trabajadora le resulto imposible adquirir los bienes generados gracias al proceso de industrialización que tuvo un auge durante el Porfiriato. Además, aunque comparado con países de América Latina la industrialización en México fue de gran escala, comparado con naciones industrializadas los resultados del proceso de industrialización fueron bastante modestos.

  8. Lidia Bonilla Zarrazaga dijo:

    La industrialización en México fue un largo proceso que a pesar de que situó a México en el primer lugar de Latinoamérica, se encontraba muy por detrás de Europa y Estados Unidos. Este proceso tuvo diversos obstáculos que en un principio eran factores ajenos a las empresas, que impedían el desarrollo de estas: problemas en el transporte (altos costos, inseguridad), falta de orden legal que las protegiera y la distribución de la población y la riqueza pues esto impedía el creciemiento del mercado.
    Durante el gobierno de de Díaz, todos los obstáculos antes mencionados se eliminiaron lo que permitió la entrada de capitales extranjeros al país. El problema en esta parte del proceso de industrialización fue que, en pocas palabras las que mandaban eran las empresas (principalmente extranjeras, pues eran las que tenían mayor capital) dado que Porfirio Díaz tenía una política de “orden y progreso” en la que poco importaban las necesidades de los obreros y estos no tenían ningún derecho ni oportunidad a exigir mejores condiciones de vida, asimismo los beneficios para las grandes empresas ocasionaron la formación de monopolios extranjeros y el desbancamiento de los pequeños talleres artesanos cuyos dueños eran mexicanos. De igual forma la desigualdad social alcanzó su punto máximo lo que llevó a la revolución y una etapa de incertidumbre política en la que ya no era tan confiable invertir.
    Yo pienso que la aportación de Porfirio Díaz para el crecimiento económico del país difícilmente hubiera sido logrado con otro gobernante, el error en su política fue que era extremadamente conservadora y se centró únicamente en un desarrollo económico sin importarle que esto se lograra a costas de una justicia social en la que todos debían tener los mismos derechos.

  9. Yàñez Macias Nadia Alexandra dijo:

    En la lectura se habla de los obstáculos que se tuvo en México para industrializarse, se menciona el factor transporte el cual era muy costoso y que además no contaba con las condiciones necesarias para funcionar plenamente (ausencia de infraestructura), México siempre estuvo detrás de potencias como Estados Unidos y países europeos aunque en América Latina haya destacado como los principales, el autor hace mención que las deficiencias en la comunicación y que no se tenía un sistema de justicia desarrollado (principalmente en relación a lo que tenía que ver con las empresas) donde se propiciaba al surgimiento de monopolios , al igual esto se propicia gracias al cambio en diversas condiciones en varios sectores como en la agricultura y en el sector minero que dieron paso a necesidades comerciales, también se habla del surgimiento de nuevas industrias que a pesar de todo no satisfacen de lleno las necesidades de industrialización pensadas en un inicio. A pesar de que en el país se pretendió modernizar por medio de mecanismos como el ferrocarril en el porfiriato, las innovaciones en la agricultura y la industria comerciales y la innovación en cuanto a productos, no bastó para tener algo estable y autosostenido, además de la falta de una industria de bienes de capital (se importaba maquinaria del extranjero), con todas estas ausencias no se pudo competir con la falta de apoyo por parte del Estado; sumado a la falta de incentivos como el transporte, la ausencia y falta de financiamiento por parte de ciertos grupos también frena este proceso, además la desconfianza de traer capitales al país lo cual aún más desincentivó la generación de actividad industrial.

    Para el contexto de la lectura estamos hablando de condiciones no favorables para la creación de una industria, desde hace bastante tiempo que estamos rezagados en aspectos tecnológicos pero debemos tomar en cuenta que los procesos que atravesó el país (de inestabilidad política y social) jugaron un papel importante, el proceso de independencia y revolución hicieron un corte en cuanto a la entrada de capitales extranjeros, la inversión se vio mermada pero lo más importante es saber que después de esos procesos no existieron las condiciones o medidas necesarias para impulsar de nuevo el proceso de industrialización por parte del Estado, la desorganización fiscal, judicial, el control de los gastos no fue lo suficientemente organizado para poder pensar en competir con otras potencias o mirar a más a largo plazo y no sólo como una meta por gobierno.

  10. Enid Daniela Hamdan Camargo dijo:

    En la lectura se manejan 2 periodos entre los años de 1830 a 190, en donde el primero, comprendido entre los años de 1830 a 1880, se caracterizó porque se dio una industrialización en la mayoría de los países que ya poseían mercados grandes y bien integrados y que tenía capacidad para movilizar y acumular capital para financiar empresas; características que no existían en México, razón por la cual no empezó su proceso de industrialización en ese momento. Los principales obstáculos externos a las empresas fueron la falta de un mercado nacional por los altos costes de transporte que se tenían debido a que el territorio no contaba con caminos ni con medios de transporte eficientes; el bandolerismo y el bajo crecimiento per cápita, el cual equivalía a casi dos quintas partes del de Gran Bretaña.
    Por otra parte, el periodo comprendido entre 1880 y 1940 se caracterizó por presentar obstáculos internos a las empresas como la incapacidad de las empresas de conseguir economías a escala, los altos costos del capital fijo y la baja productividad laboral; a esto se le unierin los obstáculos externos como la Revolución, la incertidumbre política vivida en el periodo posrevolucionario y los comienzos de la Gran Depresión.
    Sin embargo, a mediados de la década de 1930, se llevó a cabo un crecimiento industrial bastante sorprendente, logrado gracias a que se creó un banco de financiación gubernamental, a que se protegió al mercado interno con altos aranceles y a que no existió una gran entrada de capitales extranjeros. La industria del algodón fue la que presentó un mayor auge, sin embargo también destacaron aunque en menor medida la industria siderúrgica y la del vidrio y otras más pequeñas como las del papel y la cerveza.
    Opinión: La tardía industrialización de México con respecto a los países europeos se debió a que se presentaron obstáculos tanto económicos, políticos, geográficos y sociales; sin embargo, cuando se alcanzó por fin un periodo de industrialización, los obstáculos se presentaron aunque en menor medida, lo que provocó que ésta no se llevara a cabo de manera eficiente. Todo esto se puede comprobar hoy en día cuando nos damos cuenta que la mayor parte de las industrias nacionales que destacan están dedicadas a producir bienes de consumo que no tienen un gran valor agregado, por lo que las empresas extranjeras son las que se encargan de producir los bienes intermedios y de capital; es decir, México no ha alcanzado aún una cierta independencia respecto a la producción y adquisición de estos bienes.

  11. Edgar Domínguez dijo:

    Los principales obstáculos enfrentados por la industrialización entre 1838 y 1888 fueron los altos costos del transporte además de su deficiencia, la poca estabilidad política que dio paso a constantes intervenciones extranjeras, la pérdida de territorio, la poca relación que había entre el Estado y los pueblos que eran lejanos a éste, las deficiencias administrativas y la poca participación política y económica por parte del pueblo. Los inversionistas al encontrarse en un mercado dividido y poco desarrollado con una economía en decadencia decidieron llevar su capital a otros países. El crecimiento industrial nacional se dio gracias a la inversión extranjera previa a la Revolución. La mayoría de los recursos fueron dirigidos al transporte, al sector minero y petrolífero. Con la llegada del ferrocarril se dieron mejores condiciones para el mercado interno, de éste modo se alentaron las inversiones en ciertos sectores y se dio una mayor concentración de capitales. El sector minero estableció nuevos récords en su producción y el petróleo, que era una industria naciente, se desarrolló rápidamente.
    El periodo que abarca el análisis del texto nos muestra un México poco estable, lo cual puede ser la causa del fracaso de las nuevas tecnologías que fueron introducidas al país, de igual forma, las empresas no fueron capaces de crear una buena organización para incrementar su productividad. Las circunstancias del país no eran las más óptimas para ingresar a un mundo globalizado ya que industrialización era totalmente dependiente del extranjero y el mercado nacional no estaba aún bien desarrollado.

  12. Lesly Jamileth Rodríguez Muñoz dijo:

    En la primera parte nos habla de que antes de la Segunda Guerra Mundial, México ya había logrado grandes avances industriales que lo colocaban muy por arriba del resto de los países Latinoamericanos. La industrialización mexicana logró su auge durante ésta época, sobretodo en la industria textil. Muchas de las empresas que se mantienen hasta la actualidad datan de éste periodo, pero México no logró mantener un desarrollo sostenido como lo tuvo Inglaterra o Estados Unidos, lo cual repercutió de manera negativa en el crecimiento económico de nuestro país.
    Los altos costos de transporte tuvieron que ver en éste atraso que México comenzó a tener, ya que debido a esto, no logró establecerse un mercado interno fuerte que interconectara la producción con el consumo favorablemente; la topografía mexicana incidió negativamente en éste aspecto, debido a que impedía el establecimiento de vías férreas y otro tipo de transporte que lograran la dinamización económica, además de que las políticas de inversión extranjera no lograban la incentivación necesaria para que México pudiera valerse de este capital para lograr la incorporación necesaria de transportes, ya que el capital federal no resultaba suficiente para poder establecer un sistema efectivo de traslado. La inseguridad que se respiraba en nuestro país, ahuyentaba cualquier propósito de inversión foránea.
    A excepción de la industria algodonera, ninguna industria logró mantenerse tan bien, ya que ésta lograba financiamiento principalmente del Banco de Avío; en la década de 1880, la mayoría de las industrias restantes tenía un tamaño reducido.
    En la segunda lectura nos muestra como a través de la inversión extranjera obtenida por nuestros vecinos del Norte y de Europa en la década de 1880, la economía mexicana tuvo un impulso tecnológico y mercantil que direccionó el dinamismo económico a través de la implementación de vías férreas y el resurgimiento de la minería, además del crecimiento de la agricultura comercial y el despertar y crecimiento de la industria petrolífera. Sin embargo, el crecimiento de las grandes empresas dedicadas a ámbitos específicos de la economía (como de algodón, la de alimentos, etc), implicaba la desaparición de los pequeños productores.
    Como es lógico, el desarrollo económico tardío de México no le permitía compararse con otras economías que habían logrado su dinamización mucho tiempo atrás. Después de 30 años de industrialización, en México la repartición desequilibrada de la riqueza contraía un rezago importante de las tres cuartas de la población en nuestro país, esto sin mencionar las complicaciones que aun existían en el mercado interno y la captación de tecnología complicada y cara que nuestros residentes no podían manejar al 100%.
    Las complicaciones más importantes tal vez, tuvieron que ver con las exportaciones, debido a que nuestro país no contaba con una marina mercante que le permitiera exportar las mercancías hacia el exterior, además de la carencia de instituciones que otorgaran crédito a los importadores, la fuerte y cohesionada competencia exterior y por si fuera poco las altas barreras arancelarias que manejaban los países latinoamericanos. Un segundo obstáculo hace referencia al bajo índice de productividad de nuestros trabajadores en comparación a la extranjera, lo cual incidía en los altos costes de producción y por lo tanto nos sacaba fácilmente de la competencia en el mercado internacional. La causa principal de ésta baja productividad se debía a que la mano de obra se estaba absorbiendo del campesinado, lo cual implicaba un rezago importante, porque los trabajadores trabajan al ritmo del campo no del proletariado industrial necesario para poder producir a gran escala como lo hacían las economías ya desarrolladas con anterioridad.
    A lo largo de los 20 años comprendidos en el periodo de 1890 a 1910, México logró un rápido (pero fallido) desarrollo económico; durante este lapso se logró la incorporación de las vías férreas y la creación y fortalecimiento de un mercado interno. Sin embargo, las contradicciones internas que México tenía respecto a la industrialización, impidieron el autosostenimiento de la misma. La inseguridad que existía en los derechos de propiedad derivados de un sistema legal premoderno, la corrupción en la justicia y la inestabilidad política, hicieron que los contratos fueran casi imposible de cumplirse y crearon un entorno institucional incierto. Por último, el bajo nivel de ingreso de la mayoría de las familias mexicanas, redujeron ampliamente las posibilidades del desarrollo de un mercado fuerte en nuestro país.

  13. Aliphat Rodriguez Rodrigo dijo:

    México fue el país que tuvo un proceso de industrialización más eficaz, la industria algodonera fue la actividad catalizadora de este boom industrial, este desarrollo que implico el inicio de las actuales compañías que aun existen permitió la evolución de otras actividades como la siderúrgica lana papel y cerveza , sin embargo este desarrollo no implico que el sector industrial se viera respaldado por una base solida a diferencia de la industria estadounidense , y esto se refleja en el carente sistema de transporte , aunado a esto la topografía del suelo mexicano implicaba que los costos de proyectos de transporte fueran realmente altos , los recursos públicos no permitían el desarrollo de vías ferroviarias , aunado a esto la inversión extranjera se abstuvo de intervenir.

    A partir de 1880 la inversión extranjera directa aumento significativamente en aquellas actividades económicas representativas como la industria el financiamiento de líneas férreas así como la agricultura comercial particularmente en la exportación de materias primas hacia economías avanzadas, la gran problemática que ataño fue la precaria industria de bienes de capital por lo cual la importación de estos bienes fue costosa Respecto a la evolución de la sociedad gran parte de la población todavía permanecía viviendo en pequeños pueblos se dedicaban a actividades agrícolas por lo cual el transe entre campesino y la mano de obra implico que esta fuerza de trabajo fuera deficiente y costos , aunado a esto el precario desarrollo del sector financiero mexicano permitió la colusión de algunos inversionistas y el estado

  14. Ocampo Alvarado Raymundo dijo:

    Como en las lecturas pasadas nos damos cuenta que el sector manufacturero estaba su situación muy similar al de los demás sectores, ya que antes del periodo de 1980 a 1910 es muy diferente a antes de este periodo y después de este. Antes de este periodo el sector manufacturero estaba muy atrasado con respecto a el de las potencias industrializadas, ya que se enfrentaba a diversos problemas como los enfrentaron la agricultura y la minería, estos fueron: los altos costes de transporte, un bandolerismo activo, aranceles internos, provincias con autonomía fiscal, poca participación de la población en la economía monetaria, un entorno legal e institucional deficiente, poca defensa a ataques externos y pérdida de territorio, entre otras.
    El periodo de 1890-1910 se distinguió por el aumento de las inversiones extranjeras, con lo que desencadeno la mejoría de los transportes el desarrollo de actividades manufactureras, petroleras, entre otras. Sin embargo se enfrentaba a un gran problema, el tamaño del mercado no era adecuado para el dinamismo que estaba teniendo México, y creo que ese fue de sus principales problemas, que no lo hacen de manera sustentable.
    Después de este periodo obviamente se tenía que empezar de una forma cercana al principio porque con la revolución mexicana de cierta forma, ahuyento a los capitales extranjeros y nacionales que estaban invirtiendo en el país, por lo que se tenia que revaluar la situación y plantearse nuevas políticas para atraer las inversiones que se habían ido.

  15. Jaimes Cabrera Pedro dijo:

    El proceso de industrialización durante el siglo XIX llevado a cabo dentro de México, fue un proceso que se enfrentó a grandes limitantes, esto debido al falta de desarrollo tecnologico en las comunicaciones, los grandes problemas legales y problemas en la distribución de la riqueza, limitantes importantes en la creación de un mercado de gran escala. A pesar de esta situación, México llegó a convertirse en el país de América Latina más avanzado en este rubro.

    El autor (S. Haber), señala la etapa del Profiriato, como el periodo de mayor auge dentro de este proceso de industrialización, esto fue evidente gracias a que la gran incertidumbre existente había finalizado, bajo el orden establecido por el gobierno de Díaz, que con la atracción de inversión extranjera buscaba modernizar el país. Esto dio lugar a que existiera un proceso de precarización debido a la aparición de grandes monopolios y que incrementaron las fuertes condiciones de desigualdad de la sociedad mexicana. Esto fue uno de los aspectos más significativos que dieron lugar al inicio de la Revolución Mexicana

  16. ROJAS MORENO ARTURO dijo:

    Los países que emprendieron con éxito el proceso de industrialización ya eran relativamente prósperos. Habían conseguido unas bajas tasas de crecimiento en su renta per capita durante algunas décadas, mucho antes de empezar a industrializarse, y habían logrado unos niveles bastante altos de renta nacional para unas sociedades preindustriales.
    México tenía un problema con el transporte ya que era ineficiente por que no contaba con las conexiones adecuadas al igual que e unos costos muy altos, las carreteras eran intransitables.
    Además el mercado mexicano estaba segmentado por un sistema de aranceles internos, similar al que existía en Alemania antes del Zollverein. Hasta finales del siglo xix, México estaba dividido en un gran número de provincias, cada una de las cuales funcionaba con un alto grado de autonomía frente al Gobierno central. Lo que era esencial para la autonomía política de estas provincias era la autonomía fiscal proporcionada por los impuestos estatales. Que este sistema impositivo sirviera de freno al desarrollo de un mercado nacional y de una economía nacional. De estas provincias era la autonomía fiscal proporcionada por los impuestos estatales. Que este sistema impositivo sirviera de freno al desarrollo de un mercado nacional y de una economía nacional.
    Como se menciona en la lectura el país tenía poca madurez para ser un país industrializado ya que le hacía falta ver sus defectos para empezar a cambiarlos, como era la situación del atraso en comunicaciones e instituciones, para impulsar el desarrollo económico del país, una mejor organización y planeación del territorio serian una buena oportunidad de inversión. Las capitales tendrían una proyección muy prometedora y los sectores en los cuales se invirtieran serian ampliados de forma positiva con una buena organización y planeación.

  17. La industrialización en México se llevó a cabo en dos grandes periodos, de 1830-1880 y después de 1880.
    En el primer periodo México es un país aislado, debido a los problemas de transporte y la inseguridad nacional que se vivió dado todos los movimientos políticos que paso el país. México era un país inestable políticamente no tenía instituciones bien formadas, y las políticas monetarias no se llevaban en acción.
    Después de 1880 con el ferrocarril se abrieron mercados, en la agricultura y en el comercio, el costo de transporte era menor y esto dio un incentivo para que la actividad industrial empezara despegar. Con capitales extranjeros en el país la industrialización empezó a aumentar. Y a pesar de que anteriormente México solo contaba con la agricultura, también hubo otro sector que diera trabajo.
    A partir del Pofiriato desaparecieron los obstáculos institucionales y de transporte, que había retrasado el crecimiento económico. Algunas de las industrias que se formaron fueron: La fundidora de Monterrey, la Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma en Orizaba, entre otras. México llego a ser el país más industrializado de Latinoamérica en este periodo.

  18. Murrieta Roque Nidia Karen dijo:

    La lectura nos habla acerca de lo obstáculos que existieron en la industrialización en el país durante el periodo de 1830-1940, lo que expresa el autor es que existen una serie de obstáculos para que se comporte de manera eficiente la industrialización en esta época; lo que encontramos aquí son altos costos de transporte, bandolerismo activo, aranceles internos que complica el crecimiento económico. También influye de manera importante todo el sistema institucional que impide que la inversión fluya de manera correcta. Durante el periodo de 1910-1917 el proceso de industrialización toma un giro diferente pues la inversión extranjera aumenta trayendo consigo una serie de beneficios, ya que se crea una red ferroviaria, la industria del petróleo toma fuerza, así como la fabricación de productos nacionales novedosos. En realidad existe un desarrollo considerable en la industria mexicana hasta el gobierno de Porfirio Díaz pues se le da la importancia necesaria al desarrollo de la infraestructura del país que ayuda a la comercialización de las mercancías; esto trae como consecuencia que se dé un incremento en la producción de bienes que no puede ser absorbida por la población en general ya que se seguía viviendo en la pobreza.
    Desde mi punto de vista el crecimiento y desarrollo que tuvo la economía mexicana siempre se vio mermado por las trabas institucionales que se representaban; los crecimientos que tuvo la economía se deben a que existen nuevos factores que los incentivan como es el caso de la importancia de la inversión extranjera en el periodo de Díaz para que se dé un industrialización que durante un tiempo ayudó a que la economía fluyera de mejor manera hasta que la utilización del ferrocarril se volvió obsoleta.

  19. Jair Rodrigo Muñoz Soto dijo:

    La economía mexicana, 1830-1940: obstáculos a la industrialización
    El autor (Haber) en su presente obra nos muestra el desarrollo de la economía mexicana abarcando principalmente la última década de XIX y la primera del XX donde las inversiones extranjeras siguen siendo el principal motor que impulsa a la misma, donde sobresale la minería, el ferrocarril – que disminuyó los costos de transporte aún es su tardía aparición en México – y la incipiente industria del petróleo. En ésta época el proceso de industrialización – aunque tardío – es fuertemente impulsado e implementado por el régimen de Díaz, se importan bienes de capital, la apertura comercial así como las inversiones externas se acrecientan, el ingreso nacional aumenta, etc. Por la falta de mercado interno fue imposible sustentar industrias de bienes de capital y por otro lado las industrias sobrevivientes tenían que ser apoyadas por el Estado debido a su incapacidad de sostenerse por sí solas.
    Opinión: Desde mi punto de vista los principales obstáculos para la tardía industrialización en México fueron: los problemas internos socio-políticos que desestabilizaban la situación económica del país y los altos costos de transporte debido a su ineficiente infraestructura ferroviaria. La carencia de un contexto socio-político estable y de una industria ferrocarrilera eficiente, en aquél entonces, desincentiva a los inversionistas extranjeros a inyectar sus capitales en México lo que a su vez provoca un retraso tecnológico y competitivo en relación con los países punteros, mismo retraso que a la fecha nos afecta de forma negativa, en el sentido de que no podemos aminorar dicha brecha o incluso desaparecerla.

  20. Ana Maria Cachu Martinez dijo:

    Esta lectura de divide en dos partes importantes dentro de las cuales se plantean la cuestiones que impidieron el adecuado desarrollo industrial en el país, si bien México no alcanza los niveles de las economías industrializadas como Estados Unidos y Gran Bretaña, si logra destacar dentro de los países latinoamericanos. Sin embargo una vez que alcanza este desarrollo industrial el país se enfrenta a problemas sociales internos causados por las medidas que se llevaron a cabo para el fomento a la industrialización, lo cual desata el movimiento revolucionario de 1910-1917, lo cual genera que la economía se vea afectada nuevamente, aunque no por los mismos factores que se solucionaron durante el porfiriato. Los principales obstáculos de desarrollo a los que se enfrenta México al comienzo del periodo en estudio se encuentran el escaso desarrollo de los transportes y por tanto las comunicaciones dentro del país, el establecimiento de diversos aranceles dentro del territorio, corrupción, altos niveles de delincuencia, establecimiento de derechos de propiedad ambiguos, entre otros. Durante el porfiriato se solucionaron todas estas cuestiones a través del establecimiento de las cuestiones políticas y económicas que fomentaran la atracción del capital extranjero y que este llevara a la industrialización del país, sin embargo resaltaron otros problemas como lo fueron la concentración de capital, el nulo desarrollo de bienes de capital, la precaria calidad del sistema bancario, baja productividad de obreros mexicanos, altos niveles de pobreza, proteccionismo a las empresas, entre otros.
    Opinión:
    Si bien durante el porfiriato se dio solución a las cuestiones que impedían el correcto desarrollo de la economía mexica y su inserción en la industrialización, también dio inicio a la concentración de la economía en los extranjeros, lo cual se debió principalmente debido a que en el país no se contaba con un adecuado sistema bancario que permitiera la creación de empresas nacionales por lo que se recurre al capital extranjero para el desarrollo del país, dejando todas las actividades económicas así como los beneficios en manos de extranjeros.

  21. COTO TUR ALDRIN LUIS dijo:

    En la lectura se evidencia de forma clara como América Latina y en concreto en caso mexicano no logró avanzar a diferencia de los Estados Unidos y Europa, refiriéndose a la época posterior a la revolución industrial. Diversos factores provocaron la situación antes mencionada y uno de ellos fueron los famosos obstáculos a la industrialización los cuales fueron externos a las empresas: la inseguridad de los derechos de propiedad, el bajo crecimiento de la renta per capita y que no existía un mercado nacional, lo que a su vez traerá consigo una industrialización truncada, la cual cada vez era más dependiente del estado como agente económico, y todo esto desemboco en el abuso de poder por parte de la clase burguesa, dígase la unión de ellos como oligopolios…

    Sin embargo, es importante recalcar, que no todo fue así de terrible, ya que no todo fue malo, pues a los pequeños empresarios nacionales no les quitaban el mercado grandes empresas extranjeras. Se logró la implantación de aranceles y con esto se pudo controlar o más bien proteger la industria en ese sentido. El desenvolvimiento de la industria no solo tuvo obstáculos externos, el mal funcionamiento y el nepotismo hicieron que el país se aletargara ante un desarrollo internacional inminente.

  22. José David Muñoz López dijo:

    Stephen Haber en la primera parte de su texto abarca el periodo comprendido de 1830 a 1880, en el cual describe los factores externos a las empresas mexicanas que obstaculizaron la industrialización de la economía. Para el autor el principal factor fue el alto costo del transporte, puesto que a diferencia de países como Estados Unidos retardó la integración de mercados y desincentivó la inversión. Además el entorno institucional desalentaba las expectativas de los empresarios por lo que el tamaño general de las empresas era relativamente pequeño.
    La segunda parte del texto comprende el periodo de 1880 a 1940 en el cual los obstáculos del periodo anterior tendieron a desaparecer; el periodo se caracterizó principalmente por el movimiento de capitales hacia México, por lo que se incrementaron las inversiones procedentes de Estados Unidos y Europa. Un factor fundamental fue la consolidación del ferrocarril, lo que disminuyó en gran medida los costos, hubo un orden del gobierno federal, y la producción por fábrica se triplicó en tan solo 10 años. Sin embargo la Revolución mexicana desalentó a inversión hasta la década de 1920. La industrialización culminó hasta el gobierno de Cárdenas.

    Comentario:

    El autor coincide con la mayoría con los demás autores que escriben sobre la época, el transporte es de los principales factores que originaron el atraso económico. Por otro lado, hay un dato que mencionó el autor que me pareció muy interesante: en 1910 aproximadamente el 60% de la población de algunos estados no hablaba el español. En este caso el gobierno debió de haber realizado estudios regionales, para que además de conocer su idioma y estudiarlo sería para conocer las necesidades de la población, conocer las ventajas comparativas de cada Estado de la República y hacerlas ventajas compensativas para que de esta manera hubiera una integración tanto regional como mercantil. En un país tan diversificado como el nuestro es necesario que se cree alguna institución que se encargue de este tipo de estudios, para mejorar la calidad de vida de muchos indígenas que viven en pueblos marginados, en las montañas como lo mencionó el autor; es necesario que el país en general continúe con sus tradiciones, y las fomente. Enseñarles a las comunidades a hablar español, pero que ellos generación tras generación también enseñen su idioma de origen.

    Por otro lado, es evidente la falta de compromiso del gobierno por incrementar el nivel de vida de la mayoría de los mexicanos. El gobierno de Díaz estaba interesado por modernizar al país, atraer inversión privada, apoyar el sector empresarial, construir palacios con mármol europeo para los shows de la elite o importar kioscos. Díaz logró muchas cosas que necesitaba el país, pero también desde el principio de su mandato debió de haberle dado mayor a las políticas sociales, es de suma importancia impulsar la educación, la salud. Para 1910 aproximadamente el 90% de la población no sabía leer ni escribir. De esta manera también es la modernización del Estado, no fue hasta el Cardenismo en 1936 cuando se creó el Instituto Politécnico Nacional para formar técnicos especializados en el energético que sería la base de la economía mexicana: el petróleo.

  23. Andrea Ponce Nava dijo:

    Haber Stephen explica principalmente los impedimentos presentados a la industrialización de 1830 a 1940. Los inconvenientes fueron los aranceles internos, la carencia de transporte confiable además de que las carreteras estaban en mal estado en épocas de lluvia, el bandolerismo negro, el bajo nivel de ingresos, la inseguridad de derechos de propiedad, inestabilidad política y la justicia corrupta. La estructura social no era competitiva debido a las consideraciones tecnológicas que limitaron el número de productores que podía existir y el subdesarrollo del sector financiero de México. Durante todo el periodo analizado estuvieron presentes desigualdades lo que llevó a la Revolución.

    Un aspecto que me resultó muy interesante comentado en la lectura es los pleitos de jefes políticos por reparar carreteras, ya que en muchas ocasiones en la actualidad sucede el mismo problema se pelean por resolver problemas compartidos. Otra cuestión que me parece debe comentarse es el cerrado grupo de empresarios interesados mas en obtener grandes ganancias que en el desarrollo industrial de la nación, esto también sigue ocurriendo. A pesar de que no se haya logrado un desarrollo industrial fructífero considero que el esfuerzo se hizo a medida de las posibilidades aunque a costa de algunas injusticias sociales.

  24. Lesly Jamileth Rodriguez Muñoz dijo:

    Antes de la Segunda Guerra Mundial, México ya había logrado grandes avances industriales que lo colocaban muy por arriba del resto de los países Latinoamericanos. La industrialización mexicana logró su auge durante ésta época, sobretodo en la industria textil. Muchas de las empresas que se mantienen hasta la actualidad datan de éste periodo, pero México no logró mantener un desarrollo sostenido como lo tuvo Inglaterra o Estados Unidos, lo cual repercutió de manera negativa en el crecimiento económico de nuestro país.
    Los altos costos de transporte tuvieron que ver en éste atraso que México comenzó a tener, ya que debido a esto, no logró establecerse un mercado interno fuerte que interconectara la producción con el consumo favorablemente; la topografía mexicana incidió negativamente en éste aspecto, debido a que impedía el establecimiento de vías férreas y otro tipo de transporte que lograran la dinamización económica, además de que las políticas de inversión extranjera no lograban la incentivación necesaria para que México pudiera valerse de este capital para lograr la incorporación necesaria de transportes, ya que el capital federal no resultaba suficiente para poder establecer un sistema efectivo de traslado. La inseguridad que se respiraba en nuestro país, ahuyentaba cualquier propósito de inversión foránea.
    A excepción de la industria algodonera, ninguna industria logró mantenerse tan bien, ya que ésta lograba financiamiento principalmente del Banco de Avío; en la década de 1880, la mayoría de las industrias restantes tenía un tamaño reducido.

    En la segunda lectura nos habla que a través de la inversión extranjera obtenida por nuestros vecinos del Norte y de Europa en la década de 1880, la economía mexicana tuvo un impulso tecnológico y mercantil que direccionó el dinamismo económico a través de la implementación de vías férreas y el resurgimiento de la minería, además del crecimiento de la agricultura comercial y el despertar y crecimiento de la industria petrolífera. Sin embargo, el crecimiento de las grandes empresas dedicadas a ámbitos específicos de la economía (como de algodón, la de alimentos, etc), implicaba la desaparición de los pequeños productores.
    Como es lógico, el desarrollo económico tardío de México no le permitía compararse con otras economías que habían logrado su dinamización mucho tiempo atrás. Después de 30 años de industrialización, en México la repartición desequilibrada de la riqueza contraía un rezago importante de las tres cuartas de la población en nuestro país, esto sin mencionar las complicaciones que aun existían en el mercado interno y la captación de tecnología complicada y cara que nuestros residentes no podían manejar al 100%.
    Las complicaciones más importantes tal vez, tuvieron que ver con las exportaciones, debido a que nuestro país no contaba con una marina mercante que le permitiera exportar las mercancías hacia el exterior, además de la carencia de instituciones que otorgaran crédito a los importadores, la fuerte y cohesionada competencia exterior y por si fuera poco las altas barreras arancelarias que manejaban los países latinoamericanos.
    Un segundo obstáculo hace referencia al bajo índice de productividad de nuestros trabajadores en comparación a la extranjera, lo cual incidía en los altos costes de producción y por lo tanto nos sacaba fácilmente de la competencia en el mercado internacional. La causa principal de ésta baja productividad se debía a que la mano de obra se estaba absorbiendo del campesinado, lo cual implicaba un rezago importante, porque los trabajadores trabajan al ritmo del campo no del proletariado industrial necesario para poder producir a gran escala como lo hacían las economías ya desarrolladas con anterioridad.
    A lo largo de los 20 años comprendidos en el periodo de 1890 a 1910, México logró un rápido (pero fallido) desarrollo económico; durante este lapso se logró la incorporación de las vías férreas y la creación y fortalecimiento de un mercado interno. Sin embargo, las contradicciones internas que México tenía respecto a la industrialización, impidieron el autosostenimiento de la misma. La inseguridad que existía en los derechos de propiedad derivados de un sistema legal premoderno, la corrupción en la justicia y la inestabilidad política, hicieron que los contratos fueran casi imposibles de cumplirse y crearon un entorno institucional incierto. Por último, el bajo nivel de ingreso de la mayoría de las familias mexicanas, redujeron ampliamente las posibilidades del desarrollo de un mercado fuerte en nuestro país.

  25. Jaramillo Arenas Martín dijo:

    En las últimas décadas del siglo XIX desaparecieron los obstáculos institucionales y de transporte que habían evitado anteriormente el crecimiento económico. La agricultura campesina comenzó a dejar paso a una agricultura comercial con una productividad mas elevada; el sector minero, en decadencia a lo largo de todo el siglo XIX, comenzó a establecer nuevos records de producción y ventas, y nuevas industrias, como la del petróleo, se desarrollaron con gran rapidez.
    Durante los veinte años que van de 1890 a 1910, México experimento un rápido, aunque fallido, proceso de modernización y crecimiento económicos. Se estableció un mercado nacional al construir la red ferroviaria, se reactivo el sector minero, se creó una industria petrolífera, se desarrollo la agricultura comercial y la industria fabrico una amplia variedad de productos que no se habían producido nunca en México.
    Sin embargo, Los obstáculos que la industria encontró, y que impidieron el crecimiento tanto económico como del mismo sector, eran los altos costos de transporte y su ineficiencia, la poca estabilidad política provocó una constante intervención extranjera y a su vez la perdida de territorio, la independencia y poca relación de los pueblos alejados con el gobierno, la deficiencia institucional y administrativa, la poca participación del pueblo tanto política como económica y a esto encontramos un bandolerismo constante.
    Es claro porque durante el periodo resulto imposible una industrialización sostenida que permitiera el desarrollo de todos los sectores en el país pues, ya fueran internos o externos, siempre había algo que imposibilitaba que las industrias se desarrollaran. Considero que el papel que juega el Estado es fundamental ya que, si bien al principio del periodo de estudio era casi inexistente, posteriormente el interés por el desarrollo industrial descuido al sector mayoritario de la población, pues a la clase trabajadora le resulto imposible adquirir los bienes generados gracias al proceso de industrialización que tuvo un auge durante el Porfiriato. Además, aunque comparado con países de América Latina la industrialización en México fue de gran escala, comparado con naciones industrializadas los resultados del proceso de industrialización fueron bastante modestos.

  26. García González Ana Laura dijo:

    A partir de 1880 muchos de los obstáculos para la industrialización en México se vencieron gracias al flujo de capitales extranjeros, principalmente de Estados Unidos y Europa, destinados a la minería, la agricultura comercial, la industria y los ferrocarriles. Además la llegada del capital extranjero hizo que muchas de estas actividades incluyeran ahora también la exportación. Para atraer al capital extranjero el régimen de Díaz llevó a cabo una serie de modificaciones institucionales que aseguraban el derecho de propiedad y beneficios a la inversión extranjera aunque en detrimento de los mismos derechos para los pequeños productores. De esta forma la organización y estabilidad de la dictadura porfirista fue para el gran capital y no así para el resto de la población. La industrialización que alcanzó México para esa época era la mayor de América Latina y sin embargo no fue sustentable en el mediano plazo, debido a que la misma naturaleza de su auge propició nuevos obstáculos. En primer lugar la demanda que existía en el mercado interno de los bienes que ahora se producían a gran escala no era suficiente para absorber la oferta existente. Ello se debió a la pobreza en que la mayoría de la población vivía y a que aún los que tenían posibilidades de consumir en grandes proporciones se inclinaban por los productos de importación más que por los nacionales. Por otro lado también era costoso importar todo aquello que debería producir una industria pesada inexistente en México, es decir, maquinaria y tecnología. Aquí el papel de los bancos no fue suficiente pues su naturaleza era dar créditos al comercio y no a las actividades productivas, peor aún sus capitales no eran de una magnitud tal que lograran prestarse por más de un año. La mano de obra mexicana no tenía una alta productividad pues era un proletariado en formación que aún no estaba acostumbrado a las intensas producciones que requería el sistema capitalista. Todos estos inconvenientes hicieron que los empresarios mexicanos buscaran en el gobierno una forma excesiva de proteccionismo ante la producción extranjera que más que ayudar a la consolidación de la industria mexicana la debilitó y le restó competitividad. Esta serie de contradicciones fueron las que llevaron a la población a la Revolución y no se resolverían hasta entrada la década de 1930 con el gobierno de Cárdenas.
    Comentario: Esta lectura enmarca aspectos cruciales que logran explicar el porqué la industrialización de la dictadura porfirista no logró los ambiciosos objetivos que se había propuesto a pesar de que muchas de las condiciones necesarias para su consolidación ya existían. Es importante también recalcar la falta de visión empresarial que tuvieron los industriales en esta época y que a la larga se heredaría hasta nuestros días. Tal falta de visión proviene desde sus orígenes a la clase empresarial que se colocó al mando en el país y que era de carácter principalmente financiero y sin experiencia en las actividades productivas. De esta forma en el caso de México el Estado se encargó por un lado de fomentar y dar cierta estabilidad a la naciente industria pero por el otro excedió tal estabilidad hasta llevarla al extremo de una posición cómoda que volvería a la industria insostenible ante los movimientos abruptos de la economía. A pesar de ello no pueden menospreciarse los alcances que el régimen porfirista tuvo al cimentar las bases para la industrialización que continuaría en el régimen cardenista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s