Sesión 17

La lectura para el jueves 21 de abril es

CARMAGNANI, Marcello

1998 “Finanzas y Estado en México, 1820-1880”, en Luis Jáuregui y José Antonio Serrano (coords.) Las Finanzas Públicas en los siglos XVIII y XIX. México: Serie Lecturas de Historia Económica Mexicana, Instituto Mora – El Colegio de Michoacán – El Colegio de México – Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM, 137-177.

Acerca de Manuel Bautista-González

I am a doctoral candidate in United States History at Columbia University in the City of New York. I specialize in American economic, business, entrepreneurial, financial, banking and monetary history. For my dissertation at Columbia, I study the concurrent use of domestic and foreign currencies as means of payment and their relationship with interregional and external trade circuits and financial markets in antebellum New Orleans. I am also interested in Mexican and Latin American history, global history, the history of economic thought, the history of economics as discipline and profession, the methodology of economics and economic history, as well as the broader relationship between history, economics and other social sciences.
Esta entrada fue publicada en Sesiones y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a Sesión 17

  1. Carmagnani, Marcello
    Finanzas y Estado en México, 1820-1880
    El texto nos habla de los ingresos que tuvo el estado entre e1820 y 1880, pero hace una comparación con los impuestos que se recaudaron de 1810-1815 y esta cantidad no se volvió a recaudar hasta finales del siglo XIX, por diferentes problemas. Por esta situación el gobierno se vio obligado a contraer deuda.
    La recaudación era de donde el gobierno obtenía sus impuestos, y al haber una mala implementación de las políticas económicas, es cuando el gobierno se tuvo que endeudar. Otro de los grandes problemas fue que desaparecieron o redujeron algunos impuestos, así como la reducción de los impuestos sobre el oro y la plata, la eliminación del monopolio estatal sobre el mercurio y la reducción de los derechos aduaneros.
    Lo que las reformas borbónicas intentaron hacer se perdió ya que se empezaron a conformar los estados, porque al estar el gobierno débil no intervendría en los asuntos estatales.
    Actualmente los ingresos tributarios se componen no solo de los impuestos, la recaudación tributaria no es muy eficiente y se contrae deuda interna y externa al igual que hace mas de 100 años. El gobierno sigue sin implementar las políticas económicas correctamente.

  2. Villegas Sandoval Julio Adrián dijo:

    El estudio de Carmagnani analiza los fundamentos económicos y sociales de la forma que asume el Estado republicano entre 1821 y 1880. A partir de la documentación fiscal en general y de los ingresos estatales en particular, el estudio trata de mostrar la tensión estamental y territorial que impidió al Estado central desarrollar una estructura financiera autónoma y la imposibilidad de desarrollar, por tanto, una fiscalidad conformo a los postulados liberales. Esta imposibilidad no impidió al Estado federal racionalizar sus recursos, favoreciendo así la incorporación del estamento mercantil en la clase propietaria, y la interrelación entre intereses económicos nacionales y extranjeros a partir de la segunda mitad del siglo XIX. Del análisis desarrollado deriva, por tanto, una consideración de tipo analítico: la necesidad de que el análisis de las formas históricas del Estado mexicano rompan definitivamente la periodización hasta ahora seguida y se oriente en cambio a buscar, por encima de las apariencias, las motivaciones, especialmente aquellas no explicitas, a nivel de grupos de poder. Marcello Carmagnani llega a la conclusión de que la existencia de un Estado central, privado de un poder efectivo sobre el territorio nacional, no solo no logra obtener de los poderes regionales aquello que le es debido, el contingente, sino que no logra ni siquiera administrar las entradas de territorio sobre el cual se apoya. Asimismo concluye, que el estamento propietario quiso preservar a toda costa su autonomía, considerando como propio el territorio regional y sus recursos fiscales y no cedibles a la comunidad nacional. Esta posición explica por que el Estado central debió recurrir a los recursos extraordinarios, a los préstamos, que podían ser ofrecidos por los grupos que tuvieran disponibles, aunque fuese por periodos reducidos, sumas de dinero en efectivo. Gracias a la disponibilidad, el grupo mercantil logro en poco tiempo, jugando sobre el mecanismo de la anticipación de dinero por dinero a futuro, apropiarse de las finanzas del Estado central y expandir su propio poder.
    Comentario personal:
    Las finanzas públicas del XIX fueron un desastre. El nuevo Estado nació en bancarrota, los ingresos sólo se daban por Aduanas o la recolección de impuestos, la fórmula siempre utilizada fue la deuda externa, hasta la década de 1870. Durante el siglo XIX se da un proceso de restructuración de la economía y de la administración pública independiente iniciada con la constitución del 24, donde destacaron la fragmentación y continuidad en las formas de tributación y de organización hacendística colonial, pero no la del estancamiento. Si bien la dinámica del ciclo político militar tuvo profundo impacto en la “economía del Estado”, entre 1824 y 1890 se fueron sentando lentamente las bases institucionales para crear una administración hacendística fundada sobre principios de la tributación del liberalismo moderno.

  3. Pamela Valdivia Bolaños dijo:

    El texto nos habla de los ingresos que tuvo el estado entre e1820 y 1880, pero hace una comparación con los impuestos que se recaudaron de 1810-1815 y esta cantidad no se volvió a recaudar hasta finales del siglo XIX, por diferentes problemas. Por esta situación el gobierno se vio obligado a contraer deuda.

    La recaudación era de donde el gobierno obtenía sus impuestos, y al haber una mala implementación de las políticas económicas, es cuando el gobierno se tuvo que endeudar. Otro de los grandes problemas fue que desaparecieron o redujeron algunos impuestos, así como la reducción de los impuestos sobre el oro y la plata, la eliminación del monopolio estatal sobre el mercurio y la reducción de los derechos aduaneros.

    Lo que las reformas borbónicas intentaron hacer se perdió ya que se empezaron a conformar los estados, porque al estar el gobierno débil no intervendría en los asuntos estatales. Actualmente los ingresos tributarios se componen no solo de los impuestos, la recaudación tributaria no es muy eficiente y se contrae deuda interna y externa al igual que hace mas de 100 años. El gobierno sigue sin implementar las políticas económicas correctamente.

  4. vera Rodriguez Jonathan N. dijo:

    Las finanzas en México durante los años de 1820-1880 se vieron afectadas por las políticas de cada gobierno.
    Las instituciones creadas durante la Colonia siguieron funcionando en el periodo posterior. Sin embargo, estas se volvieron ineficientes para poder solventar los gastos que tenía cada gobierno en turno. la incapacidad de México de poder cubrir los préstamos extranjeros. Lo cual ocasiono que se intentaran diversas formas de obtener recursos para tratar de pagarla. Uno de las maneras en que lo hicieron fue solicitando préstamos o embargándole los bienes a la Iglesia. Las finanzas públicas y la política fiscal son dos rubros que se necesitan estudiar para comprender el comportamiento de la economía mexicana a través de la historia. En particular, estas instituciones son verdaderamente complejas, debido a su constitución y a los vínculos que entablan con el resto de instituciones políticas, económicas, sociales y culturales.
    El análisis de la interacción realidad financiera-política financiera nos lleva a subrayar la profunda continuidad existente entre la primera y segunda mitad del siglo XIX Estado unifica al país con el cobro de éstos, pues, empieza a restar soberanía a los estados, les deja manejar un tipo de impuestos a ellos, y el gobierno federal se queda con los más importantes como las aduanas; implementa los impuestos directos

  5. Aliphat Rodriguez Rodrigo dijo:

    Aunque muchos autores advierten que el principal problema de las finanzas del Estado Mexicano radicaba en el déficit fiscal, para Carmagnani el asunto de las finanzas se debía de analizar partiendo de separa los ingresos y los egresos. Los ingresos fiscales estaban determinados por dos elementos, el primero el sujeto tributario y el segundo el territorio fiscal. Con el fin de alivias los impuestos a la producción el Estado Mexicano recurrió al financiamiento exterior, lo que provoco que capitales extranjeros, pudieran afianzaran su presencia en el país y también su intervención en las finanzas del gobierno Durante 1870-1880, una vez el estado consolidado como estado central, logro desarrollarse como mediador de los interés de los estados en las diferentes regiones, el centro del poder no estaba determinado por formas político-institucionales, si no por diversos grupos articulados en el estamento propietario.
    El análisis de las finanzas publicas dejando un poco de lado la idea de equilibrio fiscal me parece muy interesante, debido a que es necesario resaltar que una política que incentive la producción va a beneficiar mas el desarrollo económico, que una política de equilibrio, aunque me parece el haber recurrido al financiamiento externo no fue del todo bueno, pues hay que recordar que a mediad que el financiamiento creció, los capitales extranjeros tuvieron mayor injerencia en el país y por tanto mayor control, me parece que hubiera sido mejor apoyar proyectos de mexicanos.

  6. AnA KaReN SaNcHeZ DoMiNgUeZ dijo:

    En esta lectura se tocan temas acerca del papel del estado de 1821 a 1880 en cuanto a las finanzas del país, así como de los obstáculos para el desarrollo de una estructura autónoma, se analizan cuestiones que nos permiten tener una visión en conjunto sobre la evolución del sistema financiero mexicano.

    Se habla también de un falso crecimiento en el cual el estado central logro sobrevivir gracias a la existencia de un estamento mercantil; también se menciona un bloqueo de los mecanismos financieros esto debido a incrementos y disminuciones en los ingresos; se intento reorganizar el sistema tributario y racionalizar los recursos esto último permitió “modernizar a la federación” de modo que reduce-desaparece la deuda interna y se concreta la deuda externa.

    A pesar de todas las medidas tomadas, estas no fueron suficientes para que se generara un incremento y comodidad financiera para el país pero a mi parecer el sistema si se ha modernizado a lo largo del tiempo pero eso no es suficiente, las políticas aplicadas, los movimientos y cambios efectuados en el sistema no han sido del todo eficientes.

  7. rodrigo olvera gonzalez dijo:

    El texto de habla de las finanzas publicas que en el periodo de 1820-1880, de la finanzas públicas, de la independencia al Porfiriato. Las finanzas públicas que se encontraban inestables, unas finanzas públicas que no tenían ingresos sólidos. Los ingresos del gobierno eran básicamente de los impuestos y dado los problemas por los que atravesaba el país estos se redujeron. Se muestra en estado débil sin autoridad fiscal o instituciones.
    La recaudación fiscal fue de los derechos aduanales, y lo recaudado por el Distrito Federal. Como el gobierno era débil, los estados empezaron a tener fuerza. Los problemas que debía superar la política fiscal en el periodo 1820-1880 se resumen en inestabilidad política, decrecimiento económico, concentración del capital, formación de la burocracia mexicana, problemas estructurales y tecnológicos (medios de transporte, por ejemplo), desarrollo de actividades ilícitas (contrabando, asaltos, agiotistas), corrupción y formación de grupos de poder.
    México empezó a endeudarse por la falta de ingresos.

  8. Elena Hernández Vázquez dijo:

    En la lectura Carmagnani intenta echar por tierra la popular visión historiográfica que retrata el periodo entre la independencia y el porfiriato como un periodo de desorden financiero y anarquía. El autor estudia el tema a partir del fenómeno financiero estatal tratando de sacar a la luz otra historia que vaya mas alla de la dimensión del poder político, y que intenta sobrepasar el cliché antideficitario para buscar el enlace entre economía y proyecto político.
    Basado en las Memorias del ministro de Hacienda, especificamente en los balances de ingresos y egresos. Al observar que os ingresos del Estado evolución en disincronía con los periodos político-institucionales el autor propone un análisis diacrónico que separe la evolución del ritmo político del económico.

    El resultado de un federalismo donde los impuestos eran cobrados de manera estatal y donde el poder central funcionó como un Estado sin territorio, fue una incapacidad para el cobro del llamado contingente y el consiguiente empobrecimiento de Estado central, con lo que fue orillado sistemáticamente a pedir préstamos. Esta es una característica que se reune en los periodos políticos de 1820 al 40. El Estado que dependía en sobremanera del comercio exterior tuvo que sobrevivir con empréstitos cuando éste le faltó.
    Al hablar de la seria disminución de los ingresos estatales de 1840 a 1860 el autor contrasta las leyes promulgadas entre el 36 y el 42 para aumentar los impuesos y sobre todo gravar la propiedad con una absoluta incapacidad del Estado central para hacer cumplir su soberanía fiscal contra la oposición de los estados de ser sujetos de los nuevos estamentos, oposición que aumentaba conforme la distancia de los mismo a la capital.
    Otro proyecto paralelo a la nueva estructura financiera fue la reorganización de la deuda pública. Ésta consistió en la consolidación del capital y los intereses, que sumados a los sueldos de civiles y militares atrasados sumo 15000000; cálculo del Banco Nacional que se ve sumamente superado por los cálculos de otros autores.
    En el curso de la década de 1950, después de perder el pilar que significaba el estamento mercantil las finanzas del Estado tuvieron que apropiarse de recursos por medio de las rentas de la iglesia. Debido a la necesidad de continuar la guerra contra Estados Unidos, el Estado se errolló con la Iglesia durante aproximadamente un decenio antes de decidirse a confiscar definitivamente sus bienes.

    Así lo que Carmagnani demuestra es que al gobierno le fue imposible desarrollar un modelo fiscal liberal ya que la igualdad y la proporcionalidad no se definieron en relación con un individuo definido abstractamente, sino en relación con las cosas que son objeto de imposición. Por ello la igualdad fiscal tuvo como referente el consumo y la proporcionalidad la capacidad de consumo de los estamentos.

    Fue a partir de 1860 que se logró regularizar el flujo de recursos efectivos provenientes de los estados, hecho en el cual se reconoció el poder de la federación, Sin embargo conluyentemente el autor indica que el estamento propietario se aferró durante largo tiempo a preservar su autonomía y sus recursos fiscales, con lo que obligó al Estado central a depender de los grupos mercantiles que tenían efectivo circulante, dejando en estos grupos las finanzas del Estado central y una gran concentración de poder. Debido a la posibilidad de recuperación del Estado por parte del estamento propietario se llegó a la racionalización de los ingresos ordinarios de la federación, con lo que quedó resuelta la contradicción entre el estamento propietario y el grupor mercantil ya que se favoreció la incorporación de éste último en la clase propietaria.

  9. COTO TUR ALDRIN LUIS dijo:

    El autor encuentra la incorrecta la conceptualización de la historia y en concreto del periodo de independencia al del porfiriato, debido a una corriente dominante mal informada o nublada por algunos juicios, por lo que el toma como base la memorias de la secretaria de hacienda y crédito publico, dentro de estas se encontraran las diferentes políticas aplicadas en diferentes periodos y sus variaciones, dentro de los impuestos, debido a la ya conocida historia deficitaria de México debido a falta de planes de desarrollo que objetivaran el gasto en rubros que permitan influir no solo en un sector si no que amplié el panorama. Con el fin de ser lo mas precisos y dentro de los argumentos del autor se encuentran la falta de definición de los sujetos tributarios y la importancia de la territorialidad fiscal.
    Como bien es señalado el sujeto tributario se encontraba con una falta de dilucidación, es hasta los años de 1860 donde en general se percibe un esclarecimiento de los objetivos que venían precedidos de documentos como el articulo 36 del proyecto constitucional que obligaba a los mexicanos a contribuir en los gastos públicos de la federación, por lo que la evolución de los ingreso estatales y federales son parte esencial para un análisis correcto de la cuestión fiscal en México, nublado por una confrontación entre los diferentes grupos sociales mercantiles que finalmente serian favorecidos con su incorporación a grupo de propietarios.

  10. Lesly Jamileth Rodriguez Muñoz dijo:

    El autor muestra una historiografía enfocada a investigar el periodo post independentista mexicano el cual se condensa en múltiples teorías que sugieren un desorden financiero y una anarquía política encerrándose en un círculo vicioso que generaba inestabilidad en las finanzas públicas que servirían de ante sala para el rechazo en el periodo del porfiriato. La visión tradicionalista sugiere que el problema central de las finanzas radica en la constate persistencia del déficit fiscal donde el autor sugiere para su estudio la separación en los ingresos y egresos. Partiendo de los ingresos en la última década colonial se registró un margen nunca antes alcanzado en cuanto a solvencia lo que trae un elemento contradictorio con este análisis para lo cual es importante esclarecer la caracterización de la fiscalización basada en dos elementos siendo el primero el sujeto tributario que sufrirá múltiples transformaciones en la participación de las esferas de la producción, circulación y en la propiedad de capitales y el segundo aspecto la territorialidad fiscal. Dieron lugar a la transformación en la forma de determinación del ingreso enfocados a retomar el control de los mismos que estaban anteriormente descentralizados. Se expreso la estrategia de la racionalización de los recursos ordinarios del estado central y en la estrategia de la reorientación de las ganancias mercantiles y financieras hacia los viejos y nuevos sectores productivos con lo que se resolvieron los conflictos derivados de las contradicciones entre estamento propietario y grupo mercantil. A finales de la década de los setenta el estado ya estaba consolidado como estado centralizado organizado logrando desarrollarse como mediador de los intereses estamentales regionales.

  11. Lidia Bonilla Zarrazaga dijo:

    Las finanzas en el estado mexicano no tienen grandes bases de datos para poder analizarlas, principalmente el periodo desde la independencia hasta el porfiriato se encuentra un periodo de confusión en los datos. Según los pocos datos adquiridos, a México le hacía falta planificar el desarrollo y una visión más extensa sobre los sectores con los que contaba, además de que al sistema tributario le faltaba organización y normas establecidas.
    Comentario: a pesar de que sabemos los cambios establecidos durante este periodo de tiempo, no podemos saber con certeza qué tanto afectaron a la economía o a la sociedad. El desorden político de aquella época afecto también la planificación económica y el control sobre ella que se debería llevar en un país, con el objetivo de analizarla y establecer nuevos planes y políticas para mejorarla.

  12. Monroy Gómez Franco Luis Angel dijo:

    El artículo de Carmagnani se aboca a desmentir la visión que describe al periodo de 1820 a 1880 como un periodo en que existió una irresponsabilidad fiscal total. Para ello el autor analiza la estructura de ingresos del gobierno federal y su evolución a lo largo de todo este periodo (la cual puede ser caracterizada como crecimiento de 1820 a 1840, caída en los siguientes veinte años y crecimiento de 1860 a 1880) Una de las características centrales del sistema tributario mexicano en el siglo XIX es que era un sistema que protegía la autonomía de los Estados frente a la Federación y limitaba los recursos de ésta a lo recaudado en aduanas y la explotación de los recursos sobre los que la nación detentaba monopolio. Esto dejaba a voluntad de los Estados si colaboraban con la Federación o no mediante la entrega de recursos. Este sistema lleva al gobierno Federal a endeudarse tanto interna como externamente para financiar sus actividades y posteriormente a requisar los bienes de la iglesia católica y subastarlos. No sería sino hasta 1860 que la estructura fiscal quedaría mucho mejor definida y si bien la federación siguió acotada en sus fuentes de ingreso, pudo realizar reestructuraciones de deuda y de su aparato fiscal, con tal de hacerle menos dependiente y vulnerable al exterior.

    Comentario: Me pareció muy interesante el trabajo de Carmagnani por dos razones. La primera es que se trata de un estudio que analiza las razones detrás de los déficits públicos que existieron en el siglo XIX y en este análisis señala el carácter político que influye sobre la creación del esquema fiscal de un país (por ejemplo la derogación de impuestos que impactaban sobre la producción se debió en parte a que este era el grupo en el poder). Considero que este tipo de análisis es imprescindible para explicar las características detrás de las reformas al sistema tributario realizadas a partir de 1982. La otra razón es que a partir de este análisis es posible decir que las deficiencias en el sistema tributario no son nuevas (si bien algunas características han cambiado radicalmente como es el actual centralismo del sistema tributario en comparación con el confederacionismo del sistema que describe Carmagnani) y que es innegable que la más importante, la baja recaudación, sigue estando presente. La construcción de un sistema tributario que permita recaudar al gobierno suficientes recursos para financiar inversiones en infraestructura productiva y social es un factor trascendental para fomentar el crecimiento económico de un país, más, si el sistema financiero no canaliza recursos a la inversión.

  13. José David Muñoz López dijo:

    Marcello Carmagnani explica las inconsistencias que había en el sistema financiero mexicano antes del Porfiriato. Después de la Independencia, México pasó por un periodo de inestabilidad política que afecto todos los sectores de la economía, en este caso el financiero. El descontento de la población por los altos cobros de impuestos por parte de la Corona, llevó a que después de la Independencia la clase dirigente eliminara y redujera impuestos. Además de que los estados de la república fungieron como independientes. Este tipo de decisiones provocaron una severa caída de los ingresos estatales, por lo que el Estado central tuvo que recurrir al endeudamiento lo que dio lugar a la interrelación entre intereses económicos nacionales y extranjeros a partir de la segunda mitad del siglo XIX.

    Comentario:
    El autor hace evidente que antes del Porfiriato la existencia de una debilidad institucional hizo incapaz al gobierno de establecer un sistema alternativo de recaudación de impuestos. No es malo el incremento en los impuestos, siempre y cuando haya una inversión ya sea en infraestructura o en políticas integrales que encaminen la economía a la prosperidad. Cabe mencionar que el endeudamiento por parte del Estado fue necesario para crear bases económicas que en el mediano plazo sirvieron como base para el funcionamiento correcto de la economía. El autor hace evidente la importancia de la imagen del Estado ante el pueblo, debe de tener siempre el control de la situación, afrontar los problemas en los que se vea inmersa, así dar una solución en este caso de tributación para correcta fiscalización y llevar una correcta administración de los territorios y los recursos.

  14. Jaramillo Arenas Martín dijo:

    Las finanzas en México durante los años de 1820-1880 se vieron afectadas por las políticas de cada gobierno.
    Las instituciones creadas durante la Colonia siguieron funcionando en el periodo posterior. Sin embargo, estas se volvieron ineficientes para poder solventar los gastos que tenía cada gobierno en turno. la incapacidad de México de poder cubrir los préstamos extranjeros. Lo cual ocasiono que se intentaran diversas formas de obtener recursos para tratar de pagarla. Por esta situación el gobierno se vio obligado a contraer deuda.
    La recaudación era de donde el gobierno obtenía sus impuestos, y al haber una mala implementación de las políticas económicas, es cuando el gobierno se tuvo que endeudar. Otro de los grandes problemas fue que desaparecieron o redujeron algunos impuestos, así como la reducción de los impuestos sobre el oro y la plata, la eliminación del monopolio estatal sobre el mercurio y la reducción de los derechos aduaneros.
    Se trata de un estudio que analiza las razones detrás de los déficits públicos que existieron en el siglo XIX y en este análisis señala el carácter político que influye sobre la creación del esquema fiscal de un país y a partir de este análisis es posible decir que las deficiencias en el sistema tributario no son nuevas, siendo que es innegable la baja recaudación, sigue estando presente. La construcción de un sistema tributario que permita recaudar al gobierno suficientes recursos para financiar inversiones en infraestructura productiva y social es un factor trascendental para fomentar el crecimiento económico de un país

  15. Nava Llamas Gabriel dijo:

    Finanzas y estado en México

    Marcello Carmagnani

    Dentro de los diferentes argumentos abordados por el autor se encuentra la incorrecta conceptualización de la historia y en concreto del periodo de independencia al del porfiriato, por una corriente dominante mal informada o nublada por algunos juicios, por lo que el toma como base la memorias de la secretaria de hacienda y crédito publico, dentro de estas se encontraran las diferentes políticas aplicadas en diferentes periodos y sus variaciones, dentro de los impuestos, debido a la ya conocida historia deficitaria de México debido a falta de planes de desarrollo que objetivaran el gasto en rubros que permitan influir no solo en un sector si no que amplié el horizonte. Con el fin de ser lo más precisos, dentro de los argumentos del autor se encuentran la falta de definición de los sujetos tributarios y la importancia de la territorialidad fiscal. Con bien es señalado el sujeto tributario se encontraba con una falta de dilucidación, es hasta los años de 1860 donde en general se percibe un esclarecimiento de los objetivos que venían precedidos de documentos como el articulo 36 del proyecto constitucional que obligaba a los mexicanos a contribuir en los gastos públicos de la federación, por lo que la evolución de los ingresos estatales y federales son parte esencial para un análisis correcto de la cuestión fiscal en México, cargado por una confrontación entre los diferentes grupos sociales mercantiles que finalmente serian favorecidos con su incorporación a grupo de propietarios.

    El tema fiscal no solo es de años atrás si no lo impuesto directos e indirectos que se plantean en este periodo son la base únicamente para la posteridad, por lo que nos corresponde analizar la forma mas correcta de ejercer la tributación en México, es evidente la importancia, hasta hace un par de meses de discutía sobre la reforma hacendaria, tema que inmediatamente no dar la pauta o nos detendrá como nación para el gasto e inversión de acuerdo a los objetivos planteados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s