Sesión 18

La lectura para el jueves 28 de abril es

LUDLOW, Leonor y Carlos MARICHAL
1998 “Introducción”, en Leonor Ludlow y Carlos Marichal (eds.), Un siglo de deuda pública en México, México: Serie Lecturas de Historia Económica Mexicana, Instituto Mora – El Colegio de Michoacán – El Colegio de México – Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM, 7-23.

Acerca de Manuel Bautista-González

I am a doctoral candidate in United States History at Columbia University in the City of New York. I specialize in American economic, business, entrepreneurial, financial, banking and monetary history. For my dissertation at Columbia, I study the concurrent use of domestic and foreign currencies as means of payment and their relationship with interregional and external trade circuits and financial markets in antebellum New Orleans. I am also interested in Mexican and Latin American history, global history, the history of economic thought, the history of economics as discipline and profession, the methodology of economics and economic history, as well as the broader relationship between history, economics and other social sciences.
Esta entrada fue publicada en Sesiones y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a Sesión 18

  1. Luis Alberto Becerra Cruz dijo:

    El crédito en la historia de México ha sido fundamental en el momento de hablar de economía e inversión. La economía a lo largo de la historia ha tenido muchas formas de crédito, unas más avanzadas que otras.
    En el caso de la Nueva España las formas de crédito se veían limitadas por el escaso dinero que existían en circulación, dado que la metrópoli requería una buena parte del mineral (la plata y el oro) el país se quedaba con poco circulante lo cual entorpecía las relaciones crediticias. Lo cual evidentemente, entorpecía el crecimiento económico del país. Lo anterior fomentaba el crédito solo entre personas muy allegadas a los prestatarios, es decir no existía una forma de crédito legalizada, solo se concedían préstamos a una pequeña parte de la población.
    El crédito también mayormente estaba en poder de la Iglesia, la cual solicitaba que se tuviera un título de propiedad para otorgar préstamos.
    En conclusión, el crédito en la Nueva España era muy limitado,, gracias en buena parte a la corona española, la cual en su empeño de extraer recursos de la colonias, creo un ambiente de poco crecimiento económico.

  2. Rubén Hernández Cordero dijo:

    La historia de la deuda pública en México del siglo XIX, como lo dicen los autores Ludlow y Marichal, fue un “intento de combinación de formas de financiamiento” y es que a inicios del México independiente se recurrió a la deuda externa, pero la carencia de ingresos de la federación llevó a que México saliera del mercado de capitales y recurriera a su mercado interno, que si bien estaba formado por comerciantes y banqueros locales que no juntaban grandes montos de capital, como garantía el gobierno otorgaba sus futuros ingresos, aquí aparece un interesante mercado de dinero que se desarrollo entre los monopolios de la ciudad de México, que prestaban con grandes tasas al gobierno, dado el alto riesgo que esto representaba. Después de la suspensión de pagos por parte del gobierno de Juárez, no es hasta el Porfiriato que México regresó a los mercados internacionales y se conjugó exitosamente la deuda externa y la interna para desarrollar proyectos públicos y dar subvenciones que impulsaran el desarrollo.
    En conclusión, es muy interesante que el Porfiriato, que es mal visto por haber sido una dictadura que oprimía al pueblo, trajo consigo desarrollo y pudo conjugar muy bien sus instrumentos de deuda para lograr impulsar sectores específicos como lo fue el ferrocarril. Usó deuda interna para incentivar a las compañías a realizar sus inversiones. Un uso inteligente del crédito. A diferencia de la actualidad, en el Porfiriato la deuda se contrataba para poder concretar proyectos productivos y no para cubrir gasto corriente del gobierno, que no beneficia a nadie. La falta de planeación de largo plazo fue lo que generaba estos ciclos en que se alternaba deuda externa o interna, solo se buscaba cubrir la nómina, cubrir los déficit y no se pensaba con un horizonte intertemporal, actualmente es lo que pasa, no se usan los beneficios de tener acceso a los mercados internacionales que pueden dar recursos para cumplir metas.

  3. Nava Jiménez Diana dijo:

    Los autores comienzan con el estudio del periodo postindependentista, pues 1824 los primeros secretarios de Hacienda recurrieron a dos voluminosos empréstitos extranjeros, para los decenios de 1830 a 1860 las autoridades hacendarias dependieron del endeudamiento interno. Durante el gobierno de Juárez y el imperio de Maximiliano se recurrió a préstamos externos. Durante la administración de Porfirio Díaz se recurrió tanto a deuda externa como a interna, para llevar a cabo importantes inversiones en infraestructura.
    La oferta de capitales en el interior se derivaba esencialmente de un mercado informal de fondos, dominado por un puñado de casas mercantiles y por instituciones eclesiásticas. Hacia mediados del siglo XIX se había desarrollado un mercado de dinero en la ciudad de México, era un mercado altamente oligopólico, controlado por 20 o 25 grandes casas comerciales.
    Comentario.
    Con el análisis hecho en esta introducción queda claro que, desde la independencia hasta el inicio de la revolución, las autoridades hacendarias combinaron el financiamiento tanto interno como externo.
    Me resulta interesante ver la evolución que han tenido las instituciones que otorgan créditos, pues dadas las dificultades en el ámbito financiero por las que el país viene atravesando desde entonces, y que no han sido superadas, son una clara muestra de la incapacidad de los gobiernos por mejorar la administración de los recursos del país, aunque el texto muestra los orígenes de la actual, y creciente, deuda que el país tiene con el exterior.

  4. José Pablo Monzón Garcia dijo:

    La lectura nos muestra cómo fue que se formo la deuda pública en México la cual comenzó a originarse en la época de la independencia ya que el gobierno de México se vio obligado a recurrir a los préstamos el país durante sus primeros años como gobierno independiente este no tenia los ingresos necesarios como para aparecer en un marco internacional debido a esto durante estas décadas el país salió del mercado exterior para solo enfocarse en su mercado interno.
    Esto cambio a la hora de llegar al “Porfiriato” donde el país volvió a vérsele en un marco internacional pero lo cual implico una mayor deuda tanto como externa como interna la cual fue ocupada para poder pasar a la transición de una economía solamente agrícola a una industrializada.
    Comentario: En mi opinión puedo decir que tal vez el porfiriato fue un gobierno o mejor dicho una dictadura cruel pero gracias a esta dictadura se logro que el país pudiera volver a estar dentro del marco mundial, esto se logro mediante un endeudamiento pero el cual fue planeado para que el país se pudiera seguir desarrollando con las esperanzas de que este en un futuro fuera una potencia pero gracias a la mala planeación que se tuvo a largo plazo fue que dicha deuda fue aumentando y ya no fue seguir avanzando si no para cubrir las necesidades básicas de los gobiernos y hasta la fecha no se ha podido salir de esa deuda.

  5. Enid Daniela Hamdan Camargo dijo:

    Desde la independencia hasta la Revolución el gobierno mexicano tuvo problemas para financiar su gasto, el cual en ciertos periodos se financiaba por medios externos y en otros, por medios internos.
    En el periodo inmediato a la promulgación de la independencia apareció un gran déficit fiscal que fue financiado con recursos europeos, especialmente británicos, los cuales resultaron muy caros y poco productivos. Cabe destacar que se suspendió el pago de la deuda debido a la crisis mercantil y financiera que se desató entre 1825 y 1826, suspensión que impidió a México a acceder a préstamos extranjeros durante casi 50 años; por lo que el gobierno mexicano tuvo que recurrir para financiar sus gastos a préstamos internos que provenían de un mercado no institucionalizado, caracterizado por ser oligopólico y porque sus transacciones crediticias consistían en la compra y venta de títulos de crédito y gubernamentales, presentando tasas de interés muy altas y volátiles y un nivel de riesgo muy elevado.
    En 1862, los países con los que México se había declarado en moratoria decidieron ejercer presión por medio de la intervención de las costas para que así se reanudara el pago de la deuda, siendo sólo Francia el país que decidió invadir hasta el centro del país, lo que terminó con el establecimiento del imperio de Maximiliano. Con la entrada al poder de Juárez se buscó renegociar la deuda para convertirla de interna a externa, pero no fue hasta el Porfiriato cuando se logró una renegociación y el acceso a los mercados extranjeros de nuevo, lo que provocó un aumento de la deuda.
    Cabe destacar que a partir de 1880 el gobierno emitió nueva deuda para subsidiar a las empresas ferroviarias, es decir, se usó como estrategia de desarrollo, sin embargo esto trajo efectos contraproducentes que se manifestaron en una crisis. Sin embargo fue Porfirio Díaz quien reestructuró las deudas internas. En 1904 se implementó la emisión de bonos de plata como instrumento para financiar la deuda, lográndose una eliminación virtual del déficit fiscal del gobierno.
    Opinión: Debido a la situación económica tan inestable que tuvo México desde la independencia hasta la revolución, eran necesarios los préstamos para poder cubrir los diversos gastos que el gobierno tenía; sin embargo, esto a su vez provocó grandes endeudamientos que hasta nuestros días no se han cubierto totalmente, debido a que el gobierno no ha sido capaz de lograr un crecimiento económico ni una política fiscal eficiente que reduzca el déficit fiscal y que permita el pago de la deuda.

  6. Sánchez Carrasco Tania Karen dijo:

    De acuerdo con los autores Ludlowwy Marichal, el hecho de que México presente una historia turbulenta de la deuda pública se debe a las dificultades a las que se ha enfrentado el gobierno mexicano para financiar su gasto. Los orígenes de dicho problema se dan durante la época de la independencia, ya que es aquí cuando México recurre a la deuda externa, pero al no contar con los ingresos suficientes esto culmina con la salida de México de los mercados de capitales enfocándose únicamente en su mercado interno. No es sino hasta el Porfirito, cuando México hace su aparición nuevamente en los mercados internacionales. Con el fin de financiar el desarrollo económico, en este periodo se combina de manera satisfactoria tanto la deuda externa como la interna; sin embargo, esto también significo un aumento de en el monto de dicha deuda.
    Comentario: Considero que en ciertos países como México, cuya estructura social y política es muy débil, tienen muchas veces la necesidad de recurrir a los prestamos provenientes del sector externo para poder cubrir los diversos gastos que tiene el gobierno; sin embargo como ya hemos visto, si no se destina de manera apropiada dichos préstamos (inversión en infraestructura, en proyectos productivos, etc.) lo único que se está haciendo es acrecentar la deuda externa y truncar el crecimiento económico.

  7. Eduardo Hernandez Pinto dijo:

    La historia de la deuda pública en México del siglo XIX fue un intento de financiamiento para el desarrollo del país y la única forma de obtener financiamiento fue a través de la deuda externa, pues México independiente no tenía otra forma de obtener financiamiento, pero la falta de ingresos por parte del gobierno llevo a México a una pronta salida del mercado de capitales y recurrir a su mercado interno, que por cierto estaba formado por pocos inversionistas, sobretodo banqueros y comerciantes locales, para financiar al gobierno. A consecuencia de la situación México daba como garantía sus ingresos futuros, lo cual hacia una inversión riesgosa y provocaba las tasas tan altas de interés. No fue sino hasta el Porfiriato, cuando se pudo subsanar esta situación y regresar a los mercados internacionales. Podemos concluir que a lo largo de este semestre hemos podido estudiar desde otra perspectiva a la dictadura de Porfirio Díaz, si bien fue un gobierno opresor, también trajo consigo mismo un desarrollo que nunca se había y se ha visto, con este gobierno México se modernizo y paso de ser un país que dependiente del exterior a un país independiente.

  8. Villegas Sandoval Julio Adrián dijo:

    Después de la ratificación de la constitución de 1824 se echaron las bases para un nuevo régimen fiscal y financiero sustancialmente distinto del colonial, por consecuencia no fue extraño que casi inmediatamente aparecieran fuertes déficits en las cuentas del erario federal (financiados en los mercados de dinero europeos) debido fundamentalmente al fuerte gasto militar en el ejército y una pequeña pero costosa marina armada. Debido a los persistentes déficit, el gobierno no pudo cubrir el servicio ni sobre la deuda interna ni sobre la externa, con lo que puede decirse que la republica nació en medio de una crisis de deuda, por lo que México tuvo que suspender sus pagos de este servicio en 1828, generando numerosos conflictos con los acreedores extranjeros, excluyendo al país de los mercados financieros internacionales a lo largo de los siguientes 60 años. Las autoridades hacendarias no tuvieron otra alternativa que buscar fondos prestados a nivel interno, no había bancos, ni bolsas de valores por lo que la oferta de capitales se derivaba esencialmente de un mercado informal. La escasez de capitales obligaba a los ministros de finanzas a aceptar tasas de interés extorsionistas por el oligopolio de prestamistas, en tales condiciones la inestabilidad fue el sello de la mayoría de las transacciones financieras. La conversión de la deuda durante el Porfiriato marco el regreso del gobierno mexicano a los mercados de capitales internacionales, inaugurando un corto pero intenso periodo de contratación de préstamos. Durante la revolución nuevamente se suspendieron los pagos acumulando los pagos y engrosando la cifra de la deuda externa total.
    Comentario personal:
    En 1821 México logro su independencia pero para ello tuvo que reconocer las deudas contraídas con España, el país nació atado, endeudado. Logro su independencia política más no su libertad económica. El panorama en dos siglos de historia económica no es muy optimista: Debilidad y dependencia económica, endeudamiento, devaluación, crisis financiera, pauperización del nivel de vida, recortes presupuestales así como un sin fin de prácticas corruptas. Mientras exista el problema de la deuda interna y externa del Estado Mexicano ningún gobierno podrá contar con finanzas públicas sanas y equilibradas, por lo tanto, no se podrán alcanzar los objetivos de la política que son bienestar y justicia para sus ciudadanos.

  9. AnA KaReN SaNcHeZ DoMiNgUeZ dijo:

    En la lectura se nos dice que la deuda pública en México comenzó a formarse desde el periodo independentista y que consistía en obtener préstamos de los mercados financieros domésticos que no siempre contaban con un gran volumen de fondos por lo que las negociaciones entre el gobierno y los prestamistas solían ser complejas.

    Como contraste se habla del periodo del Porfiriato en el cual la deuda disminuyo gracias a la reestructuración realizada por Porfirio Díaz e iniciando la apertura del mercado de capitales y la introducción de bonos al mercado nacional.

  10. jose antonio cacheux melendez dijo:

    En la lectura de Ludlow, sobre la deuda pública en México, para la autora el hecho de que México siempre presente problemas en los aspectos de deuda pública se debe a que muchas veces se han presentado diferentes problemas, los cuales el gobierno mexicano no ha podido manejar de manera correcta, el mayor problema es el financiamiento del gasto público. Para la autora el problema del financiamiento del gasto, se empieza a presentar durante la época de la independencia, donde México empieza a recurrir a la deuda externa de manera importante, pero como sabemos México no contaba con los recursos suficientes para poder financiar esta deuda y lo único que se originó fue la expulsión del país de los mercados internacionales, y solo se enfoco al país en su mercado interno. Pero gracias al perdido del Porfiriato, fue que México empezó a figurar de nuevo en los mercados internaciones, se pudo combinar de una buena manera los recursos que se obtenían de la deuda tanto interna como externa para que el país pudiera presentar un desarrollo económico, pero por consecuencia, esto también trajo consigo un incremento del monto de la deuda, agudizándose el problema.
    Sabemos que México es uno de los países en desarrollo, y muchas veces para poder generar al las condiciones de desarrollo, se tiene que acudir a préstamos para poder solventar ese gasto, pienso que muchas veces el pedir préstamos es una decisión difícil, y que muchas veces no se han tomado las decisiones más correctas ni viables para que en verdad se pueda hacer frente a lo que se pide prestado y no estar debiendo o acumulando cada vez mas esa cantidad, que siempre afectara a nuestro crecimiento económico.

  11. Elena Hernández Vázquez dijo:

    La lectura de Marichal y Ludlow intenta seguir la evolución de la deuda pública en México en el siglo XIX. Esta introducción es en realidad una versión comprimida de la historia de la deuda pública nacional.

    Se habla tanto de la deuda externa como interna, cuyos ciclos se alternaron desde la independencia.

    Los autores comienzan por dar breves perspectivas de las alternancias en los tipos de deuda. La explicación comienza en 1824 cuando se instauró una organización tributaria federal que hizo aparecer un fuerte déficit fiscal casi inmediatamente debido al fuerte gasto militar.
    En ese momento se recurrió a los mercados europeos para subsanar éste. Los 2 préstamos obtenidos resultaron caros e improductivos. Se puede decir con esto que la república vio la luz en medio de una crisis de la deuda. Además se resalta que la imposibilidad de pagar dicha deuda provocó mas tarde la exclusión de México de los mercados financieros internacionales en los siguientes 60 años.

    Debido a esto el gobierno debió buscar financiamiento en voraces comerciantes y prestamistas que concentraron la oferta de circulante de manera oligopólica y con tasas extremadamente altas ya que no existían instituciones de crédito. Esta situación llevo al país a un circulo vicioso de endeudamiento de endeudamiento por pagos de deuda-necesidad de hipotecar más rentas- pérdida progresiva de solvencia.

    Así hacia mediados del siglo XIX los prestamistas intentaron renegociar la deuda proponiendo el intercambio de sus créditos por bienes raíces, así como la conversión de las deudas internas en externas.
    A pesar de éstos métodos, en el decenio de 1850 la moratoria se vuelve más cruenta y en el 61 Juárez declara la moratoria indefinida que derivaría en las intervenciones de Inglaterra, Francia y España. Fue entonces que Maximiliano se hizo de un fuerte empréstito para financiar la intervención francesa, que el gobierno juarista se negó a reconocer posteriormente.

    Así, posteriormente se trató de renegociar la deuda en varias ocasiones, la mas seria de éstas, involucrando a un banquero francés de nombre Noetzlin en 1884, con lo cual la deuda se convertiría en nuevos bonos pagaderos en oro emitiendo nuevos bonos. Sin embargo generó un intenso debate en el congreso y se frustró por la oposición del pueblo.

    Fue hasta 1886, durante el mandato de Porfirio Díaz que se convirtió la deuda, ésto con el impulso del secretario de Hacienda Manuel Dublán y en 1888 el gobierno mexicano regresó así a los mercados de capitales, con lo que obtuvo a partir de ese año diversos y cuantiosos préstamos.

    Los préstamos internos durante las administraciones de Díaz y de Manuel González emitieron deuda interna en certificados aduanales con en fin de subsidiar a las empresas ferroviarias en una forma muy significativa. Dublán entonces decretó un paquete drástico de decretos. Este personaje finalmente consolidó la deuda de manera exitosa. A partid de entonces sin embargo se recurrió con mayor intensidad a la deuda externa que interna, por los que el secretario de hacienda José Yves Limantour intentó restructurar la demanda local de bonos con un éxito medio ya los bonos de plata que emitió para este fin terminaron casi en su totalidad en Europa. Sin embargo se logró la eliminación virtual del déficit fiscal del gobierno, con lo cual facilitó la emisión de nuevos bonos internos y externos.

    Después de la revolución los préstamos fueron mucho mas difíciles. En 1914 se anunció la suspensión de pagos con lo que la deuda se fue acumulando, hecho que seguiría pesando en la historia financiera nacional del siglo XX

  12. Ana Maria Cachu Martinez dijo:

    A través de esta lectura puede apreciarse la gran inestabilidad que presento el manejo tanto de la deuda interna como externa, lo cual se debió en gran parte al manejo que se le dio, es decir, al manejo que cada uno de los gobernantes daba a esta situación. Así mismo se destaca los problemas de endeudamiento que se tuvo con diversas naciones y como debido a lo mismo llega a imposibilitarse la renovación de las deudas, como sucede con la deuda inglesa. Sin embargo debía de recurrirse a los capitales extranjeros debido a la inexistencia de bancos, por lo que los capitales eran de origen informal, esto genero que unos cuantos tuvieran el control de las transacciones del mercado de dinero. No debe dejar de mencionarse el llamado “golpe de Estado financiero” que llevo a cabo Manuel Dublan, dentro del cual a través de tres importantes reformas pretende dar fin a la crisis de endeudamiento que vivía el país.
    Opinión:
    Se destaca el manejo inadecuado que se lleva a cabo en la deuda del país, en donde incluso se presentan cambios de deuda interna a externa, lo cual genera no solo inestabilidad, sino también inseguridad, haciendo evidente la carencia de una solución que se llevara a cabo de manera continua, es decir, a pesar de los cambios de gobierno que se suscitaran en el país. Este fue uno de loso factores que acrecentó la dependencia de la economía nacional respecto a las extranjeras, destacándose en este caso, la dependencia que se adquiere con Estado Unidos.

  13. Gonzalez Madrigal Jose Alberto dijo:

    En esta lectura nos da un panorama de un México que devastado por su guerra de independencia, tiene que enfrentarse al mundo real, básicamente un México que se vuelve que independiente con una deuda que en esos momento y duran los siguientes 60 años se vuelve imposible de pagar. El autor no lleva a lo largo de la historia de México que sufre distintos cambios en su gobierno y en las formas de gobierno, que sucitaron un endeudamiento mayor en vez de reducirlo. esto no solo se observo en cuanto al exterior, si, no, también al interior adquiriendo una deuda con los mercados internos, lo cual que ne una inestabilidad económica impresionante de tal manera que la gente entra en cierto pánico y en una crisis, que posteriormente fue sovacada por el porfiriato,y su manera de rehacer un poco la reforma fiscal.

    en el profiriato se lo ro estabilizar un poco el país, debido a la manera en la que Diaz, maneja un podo las inversiones extranjeras, teniendo una mejor relación al exterior y disminuyendo un poco la deuda mediante estas relaciones y claro los prestamos que recibió por parte de la inversión interna, de tal manera que estos prestamistas se vieron beneficiados por pertenecer muchos de estos al ramo ferroviario, donde subsidio en gran parte a estas empresas, no obstante también el uso de los bonos de plata ayudo a que la situación fuera de cierto modo parchada debido a que estos bonos no se quedaron en México. cabe decir que esta situación solo se mantuvo hasta principios del movimiento revolucionario debido a que una vez iniciado el movimiento se detuvieron los pagos.

    en mi opinión se me hace un poco increíble que en 60 años de gobierno nadie pudiera llevar a cabo alguna reforma para mejorar la situación existente en el país, aunque des afortunamente el progreso posterior a eso se vino a bajo con la llegada del movimiento revolucionario que en consecuencia al desorden en estos periodos, fue dando pauta para llegar a este.

  14. Jaramillo Arenas Martín dijo:

    A través de la lectura observamos como fue que se formo la deuda pública en México la cual comenzó a originarse en la época de la independencia ya que el gobierno de México se vio obligado a recurrir a los préstamos el país durante sus primeros años como gobierno independiente este no tenia los ingresos necesarios como para aparecer en un marco internacional debido a esto durante estas décadas el país salió del mercado exterior para solo enfocarse en su mercado interno.
    No es sino hasta el Porfirito, cuando México hace su aparición nuevamente en los mercados internacionales. Con el fin de financiar el desarrollo económico, en este periodo se combina de manera satisfactoria tanto la deuda externa como la interna; sin embargo, esto también significo un aumento de en el monto de dicha deuda.
    Se destaca el manejo inadecuado que se lleva a cabo en la deuda del país, en donde incluso se presentan cambios de deuda interna a externa, lo cual genera no solo inestabilidad, sino también inseguridad, haciendo evidente la carencia de una solución que se llevara a cabo de manera continua, es decir, a pesar de los cambios de gobierno que se suscitaran en el país. Este fue uno de loso factores que acrecentó la dependencia de la economía nacional respecto a las extranjeras, destacándose en este caso, la dependencia que se adquiere con Estado Unidos.

  15. Murrieta Roque Nidia Karen dijo:

    En esta lectura se expresa el comportamiento de la deuda pública a partir del México independiente, primero se expresa que en 1824 los primeros secretarios de Hacienda recurrieron a 2 préstamos extranjeros bastante considerables y suspendieron sus pagos hasta 1828. De 1830-1860 México se endeudó de forma interna a través de préstamos de comerciantes y banqueros locales. Existe un cambio importante durante el imperio en 1862-1867 pues se otorgan préstamos obtenidos en París, Juárez hacía lo mismo con préstamos menos cuantiosos obtenidos en Estados Unidos. Durante la república restaurada y la primera fase del Porfiriato entre 1867 y 1888, los gobiernos se limitaron al endeudamiento interno. Entre 1888 y 1893 se da una pronunciada fase de endeudamiento externo. A la crisis económica de 1893, siguió un decenio (1894-1903) durante el cual la deuda interna fue el recurso predilecto de la Hacienda pública para financiar nuevos proyectos de obras públicas. Entre 1904-1913, casi toda la deuda pública contratada fue externa, hasta que se produjo la suspensión de pagos en medio de la revolución.
    De esta forma se ve como la deuda pública se va desarrollando de manera interna y externa, así como fue que sirvió como recurso para financiar en un momento determinado el fomento de las obras publicas y es interesante ver cómo es que desde esa época México tuvo que recurrir a préstamos de extranjero para poder activar e incentivar a la economía. Así como al endeudamiento interno.

  16. rodrigo olvera gonzalez dijo:

    en la lectura realizada se denota como es el papel que México toma para con los mercados internacionales asi como conla ya tan conocid deuda externa, para México durante la guerra de independencia se recurre a dicha deuda ocasionando q meixco ya no figure en los mercados internacionales sino que ahora se enfoque al mercado interno, parando un pco el crecimiento del pais, y esto continua por mas de 50 años, no es sino hasta el que porfirio diaz toma el poder, que es cuando mexico de nuevo retoma el sendero que lo lleve al crecimiento tomando como referente los mercados externos, aunque siginifique un aumento de la deuda externa asi como la interna. incluso hasta nuestros dias se sigue recurriendo a deudas por los gobiernos tanto estatalas como federal, para poder desarrollar las infraestructuras necesarias para la sociedad y para el pais.

  17. Nava Llamas Gabriel dijo:

    La deuda pública en México durante el siglo XIX

    L. Ludlow y C. Marichal

    La realización de toda la investigación se basará en los diferentes periodos, donde el gobierno se endeudaba con el fin de utilizarlo en diversas inversiones que en este caso el fin no es el objetivo, si no la obtención de los medios, a los largo del texto es claro lo cambiante de la deuda, interna y externa y como se alternaron, cuando se contraía deuda externa muchas veces el pago se suspendió, por lo que se tuvo que recurrir a la interna pasando años para poder volver a recurrir a la deuda externa suspendiendo los pagos nuevamente tanto a Europa como a Estados Unidos, posteriormente desarrollándose un mercado interno de dinero que constaba de unas 20 a 25 casas, haciéndose la indudable poca capacidad de combinar para evitar los grandes endeudamientos.

    Es importante resaltar que a pesar de una larga historia de déficit debemos utilizar esto para mejorarlo y vernos ya no como un país deficitario ni tampoco mantener algunos tipos de equilibrio que debido a nuestra creciente población son de muy mínima utilidad, es obvio que la tarea no es nada fácil pero la capacidad y lo recursos existen, solo debemos cambiar nuestra perspectiva y dejar de ser un país deudor, la resoluciones no serán sencillas, pero debemos comenzar planteando nuevos objetivos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s